Micronaciones.


Stuart Hill es el presidente de su país, en realidad, también es el único habitante permanente y la verdad, es su país, así que bien podría ser emperador, príncipe o jefe supremo de Forvik. Porque en esta isla de las Orcadas no hondea el pabellón británico, Hill la declaró independiente y le redactó una constitución, diseñó una bandera, la proveyó de moneda y se proclamó presidente. Todo esto sustentado en oscuros documentos medievales y en una pelea con la corona inglesa. Juan Esteban Constaín, en una crónica de hace unos años en El Espectador, incluso considera que una torpeza diplomática le dio a Forvik lo único que le faltaba para ser un país en regla, reconocimiento internacional.

Pero Hill no es el único hombre con su propia micronación, la familia de Paddy Roy Bates vive en el principado de Sealand, nada más que una plataforma en medio del mar del norte, con himno, bandera y pagina web, incluso ha sufrido desastres naturales: un incendio destruyó al “país” en 2006 y desde entonces sus habitantes recogen fondos para su reconstrucción.

También está la república de Molossia, en Nevada, cuyo presidente viste como Gaddafi y justifica el pago de impuestos al gobierno de EEUU como “ayuda internacional”. O el reino de Talossa, gobernado por el rey John I, que empezó reclamando para su dominio su propio cuarto cuando tenía catorce años y ahora pretende algunos lugares en Milwaukee y la Antártida.

En la mayoría de los casos, los autócratas de estos reinos imaginarios viven con sus familias, o incluso solos, pero gracias al internet han podido ofrecer ciudadanías honorarias de sus países a miles de personas que hacen pequeñas donaciones para el sustento del pequeño Estado al que se adscriben. Otros, como Hill, incluso venden derechos de explotación petrolera en sus reducidos dominios o planes de recortes impositivos a las multinacionales que estén dispuestas a establecerse en las buenas tierras de su micronación.

Las micronaciones  pueden verse como una parodia de la desintegración de muchos estados-nación luego de la guerra fría, pero se nutren de una realidad similar: las identidades en el mundo contemporáneo se amplían, contraen e incluso desaparecen, y así como una persona puede no sentirse parte de un país de diez millones, lo pueden hacer trescientos mil.

¿Si pudiera hacerse con una pequeña nación propia, cómo la llamaría y donde le gustaría crearla? Cuénteme lo que piensa, comente.

Anuncios

3 Responses to “Micronaciones.”


  1. 1 Sebastian 4 agosto, 2010 en 10:14 am

    santi vea pues que interesante, deberíamos dejar que ciertos personajes que viven en nuestro país se vallan y ayuden con el desarrollo de estas micro naciones…

    respecto a lo de mi propia nación, no lo se, Colombia es un país maravilloso, de tener la oportunidad tendría mi micro nación por acá, en estas montañas, cerca a Manizales, eso si, tendría una delegación diplomática en Cartagena, con una casa con vista al mar…

  2. 2 realpolitikmundial 4 agosto, 2010 en 6:15 pm

    Es en verdad un tema interesante Sebas, curioso por lo menos, y si, fallé en no investigar que tipo de asesoramiento están teniendo estas micronaciones, seguro que muchos lagartos andarán detrás del ministerio de minas de Sealand o la cancillería de Forvik o montando un think tank en Molossia.
    Gracias por leer y comentar.


  1. 1 Tweets that mention Micronaciones. « RealPolitikMundial -- Topsy.com Trackback en 4 agosto, 2010 en 11:16 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 224 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter


A %d blogueros les gusta esto: