Un protegido incomodo: De como un torpedo puede sabotear la estrategia china en Asia.


El pasado 26 de marzo la corveta sudcoreana Cheonan se hundió en el mar amarillo. No era un accidente, los sobrevivientes hablaban de una explosión y la zona donde el barco patrullaba levantó claras sospechas. Los primeros acusados, por supuesto, fueron los norcoreanos, que respondieron con la falsa indignación (combinación de insulto y amenaza) que terminó de convencer a la comunidad internacional de su culpabilidad. EEUU apoyó a su aliado histórico en las exigencias de reconocimiento y disculpas y otros países occidentales y asiáticos pidieron presión sobre el régimen de Kim Jong Il, pero China, como era de esperarse, entró en defensa de Corea del Norte.
Corea del Sur y Japón, los dos países de la región más preocupados por las envalentonadas de Pyongyang, protestaron por la actitud china, dejando prever que los intentos de Beijing de acercarse a dos de las naciones asiáticas más escépticas por su ascenso fracasarían. Así, por su terquedad, China acabó por evitar que los sudcoreanos y los japoneses (que empezaban a resignarse) se entregaran a su influencia y llevó a que, en cambio, llamaran de nuevo  a su antiguo socio, Estados Unidos. Ya se han realizado ejercicios militares conjuntos en el mar de Japón e incluso probaron la reacción china al anunciar algunos en el mar amarillo, para luego cancelarlos ante la airada protesta de Beijing.

De esta forma, el torpedo norcoreano, paradójicamente, sirvió más a Estados Unidos, su enemigo, que a su aliado, China. Entonces ¿por qué los chinos están dispuestos a mantener a este incomodo protegido? Se podrían proponer dos respuestas. La primera, y la más clara, es que China tiene fuertes intereses económicos en Corea del Norte. No porque el comercio entre ambas naciones sea importante (Pyongyang es demasiado pobre para comprar productos chinos en cantidades representativas) sino porque el país cuenta con enormes recursos naturales sin explotar, que interesan a los chinos, cuya política económica mundial parece encaminarse siempre a la aseguración de materias primas para el sostenimiento de su crecimiento. La segunda, que Kim Jong Il (y aparentemente en algunos meses su sucesor Kim Jong Un) es un arma con la que los chinos pueden negociar y presionar internacionalmente.

Sin embargo, a largo plazo parece que la protección de China sobre Corea del Norte le está trayendo más perjuicios que beneficios e incluso es probable que el escalamiento del conflicto actual en los próximos meses (de nuevo se habla de guerra, aunque sea sumamente improbable) logre que la desconfianza de los países asiáticos por China aumente y que Estados Unidos (ni corto ni perezoso) reclame algo de la influencia que ha estado perdiendo en la región.

¿Quién cree que ejercerá como poder hegemónico de Asia y el pacifico en el siglo XXI? ¿China? ¿Estados Unidos? ¿India? ¿Otro? Cuénteme lo que piensa, comente.

Anuncios

1 Response to “Un protegido incomodo: De como un torpedo puede sabotear la estrategia china en Asia.”



  1. 1 Esenciales: 5 verdades de la política internacional que todos deberíamos saber. « RealPolitikMundial Trackback en 22 septiembre, 2010 en 8:05 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 224 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter


A %d blogueros les gusta esto: