De porqué Gaddafi debe caer.


Todos los países son diferentes y la manera como funcionan política y socialmente también, por eso, cuando dos eventos aparentemente similares ocurren en lugares distintos, los resultados varían. Es el caso de la rebelión en Libia que, aunque inspirada por las protestas populares de Túnez y Egipto, ha tomado un camino tangencialmente diferente a aquellas. Porque hasta que la represión del líder libio Muammar Gaddafi no se tornó violenta, las revueltas árabes habían seguido un camino generalmente pacifico.

Durante los primeros días de las protestas en Libia, Gaddafi, seguramente asustado por los alcances de estas, dio inicio a una represión brutal, haciendo traer mercenarios de los países gobernados por sus aliados en el occidente africano y utilizando artillería, aviones de combate y tanques en contra de sus propios ciudadanos. Las revueltas se convirtieron en pocos días en una guerra civil en toda regla, con un ejército de voluntarios rebeldes y desertores del régimen enfrentándose a las tropas y mercenarios de Gaddafi.

La comunidad internacional, mientras tanto, ha hecho lo que mejor sabe hacer en estos casos: dudar. Primero esperaron a ver quién tenía la ventaja, luego denunciaron la represión del gobierno, pero evitaron comprometerse o hacer nada diferente a seguir observando y evacuando a sus ciudadanos de Libia, después, cuando los rebeldes parecieron tomar la delantera en la lucha, los apoyaron y ahora, que Gaddafi recupera terreno y amenaza con caer sobre la fortaleza rebelde de Benghazi, vuelven a dudar.

Pero ¿a que me refiero cuando digo ‘dudar’?, mejor dicho, si no es dudar ¿qué puede y debe hacer la comunidad internacional en este tipo de casos?

Pues intervenir. Si, buscar la manera, sea a gran escala, con una zona de exclusión aérea o incluso enviando armas a los rebeldes, pero la comunidad internacional debe intervenir en orden de evitar que Gaddafi haga una masacre con los rebeldes derrotados. Lo que, por otro lado, teniendo en cuenta el pasado del dictador libio, es bastante probable.

Ahora bien, no sólo debe la comunidad internacional intervenir en Libia para proteger al pueblo libio de su líder asesino, sino porque al mundo le conviene mucho más, a estas alturas del partido, un Gaddafi depuesto que uno victorioso. Seamos sinceros, no hay manera de suponer, con seguridad, cuál será el resultado si los rebeldes salen victoriosos, pero si Gaddafi prevalece, su régimen, desconocido ahora por docenas de países, condenado por la ONU, Europa y Estados Unidos, se vería obligado a retomar las posturas extremistas que hace algunos años dejó a un lado para integrarse en el mundo.

Mejor dicho, una Libia sin Gaddafi puede convertirse en un desafío para la estabilidad de la región, pero una en donde éste se mantenga, sin lugar a dudas será una amenaza para la seguridad internacional. El mundo tiene la opción de asegurar la caída  de Gaddafi (imponiendo una zona de exclusión aérea y armando a los rebeldes) y ganar un interrogante o dejar que la revuelta sea ‘aplastada’ y tener que lidiar con un Estado criminal (Rogue state).

¿Es la intervención la mejor opción? ¿Cree que la comunidad internacional debe quedarse al margen o intervenir? ¿Si es así, cómo? Cuénteme lo que piensa, comente.

Anuncios

5 Responses to “De porqué Gaddafi debe caer.”


  1. 1 María Juliana 16 marzo, 2011 en 9:25 am

    Sin duda alguna la comunidad internacional debe intervenir militarmente (en este sentido habría que pensar en qué tipo de intervención militar: sólo aérea o con infantería?). En el pasado ha optado por mantenerse al margen y limitarse únicamente a impartir bloqueos económicos a los Estados que violan sistemáticamente los derechos humanos de sus ciudadanos, y el único resultado que eso ha dejado son enormes catástrofes humanitarias. Está el caso de Ruanda en donde no hicieron nada o el caso de Bosnia en donde se intervino, pero muy tarde.
    En Libia tienen dos opciones: intervenir militarmente, claro está, a tiempo!(cosa que se les está agotando) y salvar miles de vidas, o no intervenir, y sin duda, esperar muchas más muertes que inevitablemente terminarán en genocidio. Además de permitir que Gadaffi continúe en el poder.
    Para la comundidad internacional, en este caso, lo que más debe pesar es la situación de los ciudadanos libios. Las revueltas en Egipto y en Túnez no dejaron el saldo de muertos que está dejando Libia hasta este momento y el Estado nunca se alzó militarmente en contra de sus ciudadanos, como sí está pasando en Libia. Es claro que las acciones de Gadaffi no tienen límite y no es extraño que recurra a medios más sanguinarios para contener a los rebeldes (Las consecuencias para el futuro son obvias, pues si no es derrocado, a qué métodos tendría que recurrir para contener las rebeliones?). En ese sentido es obvio que la comunidad internacional debe intervenir. Tienen un precedente importante (el de Ruanda) y no pueden permitirse que vuelva a suceder.
    Aún así, si se llegara a dar una intervención, existe un elemento que no pueden dejar de lado: una vez se contengan las acciones de Gadaffi y en caso tal, se derroque, cuál es el paso a seguir? Les queda la responsabilidad de reconstruir un Estado con las garantías suficientes para sus ciudadanos. Quién se le medirá a eso? Porque si no aseguran esas garantías, es muy probable que otro loco igual o peor que Gadaffi quede en el poder y Libia seguiría justo en donde está.

    • 2 Santiago Silva Jaramillo 16 marzo, 2011 en 9:48 am

      Tienes razón, Juli, la situación en Libia empeora a cada instante para los rebeldes. Gaddafi avanza y hoy (miercoles 16 de Marzo), sus aviones ya han bombardeado el aeropuerto de Benghazi y las tropas se encuentran a pocas horas del bastión rebelde.
      Mientras, la comunidad internacional sigue dudando y ni siquiera la zona de exclusión aerea parece tener probabilidades de salir adelante en el Consejo de Seguridad. El problema es que si la dificultad legal y práctica de intervenir se mantiene, las potencias seguirán aparentando que adelantan una acción, pero esperarán a ver como se solucionan las cosas.
      Mejor dicho, al punto al que han llegado las cosas, todo parece indicar que la comunidad internacional intentará mantener las apariencias, mientras Gaddafi aplasta la revuelta. Esto, como dije en el artículo y señalaste también en tu comentario, sería terriblemente inconveniente en el futuro para el publo libio, que volverá a estar bajo la mano de un ahora resentido y sanguinario dictador y el mundo, que tendrá que verselas con un régimen peligroso y buscando venganza.

      Gracias por comentar, hermosa!


  1. 1 África en llamas. « RealPolitikMundial Trackback en 30 marzo, 2011 en 8:02 am
  2. 2 El mundo en 2011 « RealPolitikMundial Trackback en 21 diciembre, 2011 en 2:12 pm
  3. 3 Related Site Trackback en 1 abril, 2015 en 1:55 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 224 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter


A %d blogueros les gusta esto: