3 escenarios libios


Sobre el futuro de Libia

El régimen de Gadafi tiene los días contados, así su líder siga libre y en algunos bastiones de sus leales todavía se resista a las fuerzas rebeldes que tienen la mayoría del país bajo su control. De seguro habría algunos intentos desesperados de negociar, incluso, en las ciudades y regiones donde la tribu de Gadafi es fuerte, la lucha podría extenderse por meses, pero las posibilidades reales de que las tornas se vuelvan y el dictador libio recupere lo que ha perdido son mínimas. Así pues, la preocupación ahora no debe centrarse en el derrocamiento del régimen nuevo sino en el futuro del nuevo. Se puede, de cualquier manera, pensar en tres escenarios específicos, según otras experiencias similares a la de Libia:

  1. Guerra civil: La primera posibilidad es que la división tribal libia se profundice y que una vez Gadafi haya sido vencido, los mismos rebeldes se resquebrajen entre las dificultades de organizar el sistema político del país, reestructuras el ejército y reconstruir la maltrecha economía. Así, las facciones, que ya están armadas y han presenciado como a través de la violencia se puede ganar poder, podrían enfrentarse según lo que pretendan para el país o la posición que su tribu jugará en el futuro. De igual manera, es probable que las fuerzas de Gadafi (y sobre todo su tribu) no desaparezcan e intenten defender el legado del dictador dentro de este difícil escenario de pos-guerra. Casos similares vivieron Somalia y Afganistán en los años 90, cuando, luego de derrocar a un dictador y un régimen socialista respectivamente, los rebeldes, constituidos en débiles coaliciones, se pelearon por las sobras del país, convirtiendo a estos dos territorios en os paradigmas de Estados Fallidos que son hoy.
  2. Nuevo dictador o democracia de papel: Una vez, como en Egipto, el dictador nacional sea derrocado, Libia se embarcará en la difícil tarea de convocar elecciones e intentar instaurar y consolidar, en meses, un proceso democrático en un país donde nunca ha existido nada parecido. Es probable (y esto supone el segundo escenario futuro del país) que las débiles instituciones libias puedan ser cooptadas tanto por otro personaje similar a Gadafi, aunque utilice el proceso democrático para legitimar su régimen, o una democracia dominada por elites políticas, económicas, e incluso tribales. Lo que planteo es una situación parecida a la que sucedió luego de la caída de la Unión Soviética con varios de los países que surgieron de las cenizas del bloque socialista.
  3. Democracia: Pero quizás, si algo de suerte se combina con algunas buenas señales dentro de la revolución libia, una democracia medianamente liberal, independiente y funcional puede empezar a ser construida dentro de las fronteras del país norteafricano. Sin embargo, los desafíos son enormes y las lecciones aprendidas de otras revoluciones similares no son nada esperanzadoras. Pero los libios que siguieron, apoyaron y sirvieron en la revolución pueden también convertirse en un poder importante dentro del futuro del país y el haber derrocado a su dictador puede darles la confianza, como con muchos egipcios, de mantenerse como un jugador activo en el futuro de su país.

¿Cuál será el futuro de Libia? ¿Otro dictador? ¿Guerra civil? ¿Democracia? Cuénteme lo que piensa, comente.

Recuerden que por suscribirse al blog (en la columna de la derecha) recibirán en su correo electrónico el artículo inédito “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década”.

Anuncios

5 Responses to “3 escenarios libios”


  1. 1 harry 25 agosto, 2011 en 8:27 am

    Libia,escenarios,
    1-guerra civil ,disgregacion nacional en feudos tribales y una nueva intervencion de la NATO para crear un pais “humanitario” financiado por varios trillones de petrodolares.

    2-.aparicion de un Anastazio Somoza arabe que reemplace a Kadafy y el hijo mas lucido parece estar jugando a ese solucion.
    3.destino de Kadafhy ,el del Madhi o Sadam Husseim.
    Ayer comenzo la guerra civil en el Sudan del Sur liberado….quien puede creer esas cosas.

    4.la relacion de fuerzas dentro de la revueta claramente favorece a Egipto y consecuentemente a Israel que marcha a su cita con el 2 septiembre en la ONU.
    Posicion argentina ,la que convenga exactamente a nuestros intereses
    Saludos…

    • 2 Santiago Silva Jaramillo 2 septiembre, 2011 en 8:30 pm

      Pues parece que en algunas cosas estamos de acuerdo. En primer lugar, la situación en Libia está todo menos resuelto, y el verdadero desafío para los rebeldes y el Consejo de Transición apenas empieza.
      Por otro lado, las posibilidades que plantear coinciden en algunos casos con las que señalo en el artículo: Guerra civil, dictadura o democracia de papel. Aunque insisto en que la posibilidad de que los procesos políticos se encaminen hacia un sistema mínimamente libera y democrático no pueden descartarse. Libia no tiene porque ser el nuevo Bielorrusia (o Ucrania, Kazajistán, Turkmenistán, etc.), bien podría ir en el camino de convertirse en algo parecido a Turquía.

      Gracias por comentar,

      Un saludo

  2. 3 sebastian 27 agosto, 2011 en 11:30 am

    Santi como siempre muy interesante, yo me arriesgaría a decir que el futuro de libia es un poco mas complicado que el de los demás países árabes en conflicto.

    Los libios no solo no conocen la democracia sino que no la están pidiendo, quieren el fin del régimen de Gadafi, pero no que se cree una democracia, en mi opinión el escenario libio tendrá una combinación de lo primero, guerra civil, con lo segundo, un nuevo dictador.

    La democracia es un paradigma de occidente al que ciertos países y culturas no entienden y no están preparados a desarrollarla, entre ellos libia.

    • 4 Santiago Silva Jaramillo 2 septiembre, 2011 en 8:37 pm

      Tenés razón en el escepticismo respecto a las posibilidades reales de la democracia en Libia. Los libios nunca han tenido nada parecido al modelo liberal democrático de Occidente y también es probable que ni siquiera ahora lo estén buscando.
      Pero yo me reservo un poco de esperanza. Primero, porque los ejemplos de Afganistán y Somalia, pero también de Ucrania y Bielorrusia, nos muestran las difíciles condiciones de vida, la violencia, el desastre humanitario o la arbitrariedad autoritaria que acompañan estos escenarios.
      Por ahora, sin embargo, será esperar y que los libios, sobre todo, pero también la comunidad internacional, logren direccionar al país hacia un régimen más humano, libre y democrático que el que acaban de tumbar.

      Gracias por leer y comentar, Sebas.

      Un saludo


  1. 1 El mundo en 2011 « RealPolitikMundial Trackback en 21 diciembre, 2011 en 2:12 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 224 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter


A %d blogueros les gusta esto: