Corrupción, un problema global.


Fuente: The big picture - Boston.com

Sobre las desastrosas consecuencias económicas y sociales de la corrupción.

La mayoría de los países en desarrollo se enfrentan a un enemigo escurridizo, difícil de enfrentar efectivamente y que representa una amenaza enorme para las reformas económicas y políticas en las que se encuentran enfrascados. En efecto, la corrupción (pública y privada) es quizás la última gran barrera, luego de que se han establecido procedimientos e instituciones democráticas, se ha instaurado un modelo de Estado de Derecho y se han afinado las reglas de juego económicas.

La corrupción destroza la confianza entre la sociedad civil, los empresarios y el gobierno. Las personas desarrollan, cuando la corrupción pública y privada es la regla, una natural resignación respecto al problema, a la falta de eficiencia y a la ilegalidad en sus interacciones comunes. Así, como todo buen mal, la corrupción afecta todos los procesos normales de la vida diaria y toca desde al más alto ejecutivo o servidor público, hasta el burócrata en la base de la pirámide o el ciudadano del común.

Los sobornos para conseguir servicios públicos, la extorción de los oficiales del Estado y la complacencia burocrática y política para sostener el sistema implican costos enormes, y en ocasiones imposibles de asumir, para los empresarios y emprendedores de cualquier país. De igual manera, la incertidumbre de un sistema judicial, político y económico atravesado por las prácticas y los funcionarios corruptos afecta la confianza democrática, en el sistema político y en el establecimiento de los contratos privados. El mundo se convierte en una selva, en donde todos intentan sacar un pequeño provecho de todo sobre lo que puedan ejercer algún tipo de influencia, por mínima que sea.

Es el caso de Rusia, en donde se ha combinado una desastrosa formula de permisividad con la corrupción y el establecimiento de una estructura oligárquica y burocrática que se renueva y protege a sí misma. El problema es que los sobornos y las extorciones de los funcionarios públicos han configurado un sistema en el que las empresas privadas y los ciudadanos de a pie se ven obligados a participar de las prácticas corruptas si quieren acceder a servicios o evitar las sanciones y multas.

El sistema político, como en todos estos casos, no ayuda. Vladimir Putin, primer ministro y el seguro próximo presidente ruso, instauró desde el año 2000 un equilibrio entre estatismo y protección de la oligarquía que funcionó mientras el boom de hidrocarburos de los últimos diez años pudo soportar la ineficiencia de las empresas públicas y el Estado benefactor que impulsó el consumo de los rusos. Pero ahora, en medio de la profunda crisis económica internacional, Rusia ha sido incapaz de promover la iniciativa privada y reunir a los inversionistas, que sacan su dinero del país, huyendo de la rampante corrupción.

Similares problemas se presentan en países como India, China o Brasil, pero también en la mayoría de las naciones africanas y latinoamericanas. Según Transparencia Internacional, la percepción de corrupción (en donde 0 es muy corrupto y 10 muy transparencia), tres cuartos de los 178 países estudiados en el índice se ubican debajo de un puntaje de 5. Mejor dicho, que en más de la mitad del mundo, las personas creen que sus gobiernos son, en el mejor de los casos, bastante corruptos.

Ahora bien, ¿qué facilita la corrupción? Normalmente, el autoritarismo y la falta de controles sociales e institucionales. Es decir, es más probable que se den fenómenos de corrupción en regímenes o sistemas políticos poco democráticos y en donde la sociedad civil y las instituciones de control sean débiles. El control ciudadano fuerte, una democracia vibrante y unas instituciones políticas y económicas dinámicas y justas son, entre otras maneras, la mejor aproximación hacia los desafíos que presenta la corrupción.

¿Tiene solución la corrupción en los países en desarrollo? ¿Cuál es la mejor manera de abordar este problema? Cuénteme lo que piensa, comente.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 224 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter


A %d blogueros les gusta esto: