El nuevo arte de la guerra


Fuente: Th big picture - Boston.com

Sobre el impacto de los aviones no tripulados y los mecanismos electromagnéticos en la nueva forma de hacer la guerra.

MuammarGadafi no lo esperaba, ni  la centena de hombres que huían junto a él de la recién liberada ciudad de Sirte en una caravana de varios carros por una solitaria carretera sobre el desierto. Pero luego de un breve destello en el cielo, varias de las camionetas salieron volando por los aires envueltas en un remolino de fuego. Poco después, un grupo de rebeldes que perseguían a Gadafi lo apresaron para luego, en confusos hechos, ejecutarlo. Pero ¿quién impactó el convoy de Gadafi?

La OTAN, por supuesto, pero lo relevante de este ataque (además de la posterior muerte del dictador libio, obviamente) es el vehículo utilizado para perpetuarlo: un “Reaper MQ-9”, un avión no tripulado estadounidense que ha llegado a los campos de batalla del mundo para cambiarlos para siempre.

No solo ha participado en misiones durante la zona de exclusión aérea en Libia, también ha visto acción apoyando a las tropas desplegadas en Afganistán, realizando ataques de precisión contra miembros de Al-Qaeda en Somalia y Yemen y liquidando a altos miembros de los talibanes y la red Haqqani en el norte de Pakistán. Sus campañas han sido tan exitosas que incluso un precandidato republicano a la presidencia propuso usarlos contra los narcotraficantes en la frontera mexicana.

Su principal ventaja, además de la seguridad del piloto, que se encuentra a cientos de kilómetros en la seguridad de un cuarto de control, es lo barato que resulta, comparativamente, utilizar estas naves frente a los aviones convencionales. Y hablo del piloto porque los vehículos no tripulados tienen varios (en realidad, unos 160), no son robots, como algunos creen, sino aeronaves operadas a distancia por un numeroso equipo.

Los vehículos no tripulados se constituyen en el futuro de la guerra. Actualmente, más pilotos son entrenados en Estados Unidos para operar “reapers” que para pilotear aviones convencionales. De igual manera, los aviones no tripulados realizan más misiones que su contraparte  y su participación en las acciones bélicas estadounidenses han crecido exponencialmente en los últimos cinco años.

Pero Estados Unidos no es el único utilizando o desarrollando esta nueva arma, China, Israel, Rusia, Gran Bretaña, Francia, entre otros países, cuentan con programas de desarrollo de vehículos no tripulados. Los vehículos no tripulados de combate hacen parte de esta nueva manera de hacer la guerra, en donde la movilidad y capacidad de acción en terrenos difíciles es fundamental y en donde los hombres (en tanto maquinas de combate) pierden protagonismo.

Sin embargo, los “predators” estadounidenses no representan el más impresionante de los últimos avances en términos de tecnología bélica. Los más recientes desarrollos tecnológicos y proyectos de investigación en armamento se han concentrado en los dispositivos electromagnéticos, capaces de causar tremendos estragos en los aparatos electrónicos de los enemigos antes que en sus hombres. Esta nueva arma busca causar enormes pérdidas materiales y tácticas al contrario, con el mínimo de bajas humanas posibles, sobre todo, de civiles.

Existe algo similar a una carrera armamentista en cuanto al desarrollo tanto de los vehículos no tripulados, como de las armas electromagnéticas, así, por supuesto, como en la invención de dispositivos que puedan contrarrestar la efectividad de ambos dispositivos. Lo más interesante, al fin de cuentas (dejando futurismos  aparte) es la manera excepcional en que la naturaleza de la guerra, aunque permanente, impulsa a los hombres a inventar cada día con más ingenio, nuevas maneras de pelear contra el enemigo.

¿Es la guerra cada vez menos “humana”? ¿Cuál es el futuro de los enfrentamientos bélicos? ¿Cómo pueden cambiar estas nuevas armas la manera como se pelean las guerras? Cuénteme lo que piensa, comente.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Anuncios

6 Responses to “El nuevo arte de la guerra”


  1. 1 Jairo Quirós Fernández de Soto 26 octubre, 2011 en 1:15 pm

    Estupefacto es el estado en que quedé después de leer este artículo. Ciencia y ficción, cada días más de la mano. Científicos completamente deshumanizados que ponen a prueba sus conquistas tecnológicas en guerras despiadadas, como aspirantes a que sus equipos tecnológicos, sacien expectativas de un gran mercado de locos, como si fueran video juegos. ¡Que horror!

    • 2 Santiago Silva Jaramillo 26 octubre, 2011 en 1:38 pm

      Precisamente, una de las críticas más fuertes a este tipo de armas es la de la deshumanización de algo bastante ‘humano’, la guerra, y que los pilotos detras de los controles pierden mucho del criterio de los objetivos “validos” cuando realizan misiones.
      Sin embargo, no todo es malo. Como señalé en el artículo, las armas electromagnéticas pueden resultar bastante buenas a la hora de minimizar las bajas en combate, sobre todo, en cuanto a proteger a los civiles. Atacar una ciudad enemiga no supondría entonces bombardiarla con misiles teledirigidos (que aunque precisos, implican muchos daños colaterales), sino lanzar una onda electromagnética que deshabilita las defensas enemigas.
      Los mismos aviones no tripulados pueden representar una ventaja en tanto algunas acciones armadas (como la persecución de una célula terrorista en un país hostíl) no implicaría un despliegue a gran escala de tropas (de nuevo, con todos los daños colaterales que tal cosa implicaría) sino una acción más localizada y precisa. También, las intervenciones humanitarias (como recientemente en Libia) resultan más baratas. Una potencia estará más dispuesta a detener una masacre de civiles en un país africano o asiatico si los costos de hacerlo son mucho menores que hace algunos años. Con los vehiculos no tripulados los costos económicos y humanos de quién interviene serán mucho menores y por tanto, harán de la acción mucho más probable.
      Aún así, coincido con tu preocupación porque los avances tecnologicos, sobre todo aplicados a un campo tan dificil, puedan resultar peligrosos.

      Un saludo

      Y gracias por comentar!


  1. 1 El nuevo arte de la guerra | Política Internacional | Scoop.it Trackback en 26 octubre, 2011 en 1:43 pm
  2. 2 Aventuras africanas y la nueva “Doctrina Obama” « RealPolitikMundial Trackback en 2 noviembre, 2011 en 7:52 am
  3. 3 Guerras no guerra « RealPolitikMundial Trackback en 16 mayo, 2012 en 4:24 pm
  4. 4 Contexto internacional: Actores armados irregulares: rebeldes, terroristas y bandidos. | RealPolitikMundial Trackback en 15 octubre, 2013 en 6:44 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 224 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter


A %d blogueros les gusta esto: