Cuatro pasos sencillos para destruir un país


Fuente: The big picture - Boston.com

Sobre los modelos económicos que hicieron a Grecia e Italia inviables

La semana pasada, el primer ministro italiano, el controversial Silvio Berlusconi, dimitió a su cargo, luego de perder su apoyo en el parlamento, una consecuencia apenas previsible luego del torpe comportamiento de su gobierno ante la profunda crisis económica que afecta a su país y a toda la zona euro. Su reemplazo, designado por el presidente italiano, será el reconocido economista Mario Monti, quién tendrá la nada agradable tarea de corregir los errores de años de gobierno de Berlusconi, pero sobre todo, de varias décadas de fallas estructurales del sistema económico y político italiano. En efecto, lo más grave de la crisis italiana no son los problemas coyunturales, como la falta de liderazgo político o el inmenso endeudamiento público, sino las profundas causas de todo esto.

A continuación. Cuatro pasos que se deben seguir (como lo hizo Italia, pero también Grecia) para destruir un país:

  1. Estancamiento demográfico: no hay que ser un experto en poblaciones para reconocer los problemas que representa que la población vieja de un país empiece a ser más numerosa que los jóvenes. Desde la carga pensional, hasta la falta de competitividad nacional. Italia y Grecia enfrentan problemas de bajas tasas de natalidad (1.4 y 1.5 niños por cada mujer) y de una población adulta envejeciéndose. El hecho de que la sociedad italiana, sobre todo los seguidores del partido político de la Liga del Norte, sea bastante contraria a recibir inmigrantes, tampoco ayuda, pues la única manera de reversar (o por menos controlar un poco) la tendencia poblacional del país reside en una política migratoria flexible.
  2. Un sistema de bienestar mal diseñado: Italia financió un generoso sistema de bienestar a punta de endeudarse. De igual manera, y en congruencia con los problemas que representa el punto número uno, el pago de pensiones italiano es exorbitante. En efecto, el país utiliza el 14% de su PIB en pensiones y tiene más pensionados que trabajadores. La economía, que crece lentamente, fue incapaz de financiar este fenómeno y el dinero simplemente se acabó. En Grecia, por ejemplo, el sector público era el mayor empleador del país, además de contar con un sistema de bienestar similar al de Italia, España, Portugal y Francia. El problema, luego de que se acaban los recursos para sostener esto, es que quitar lo que se le había dado por décadas a la gente supone un golpe político y social que pocos líderes están dispuestos a asumir.
  3. Dejar de recibir impuestos: los Estados modernos funcionan de una manera, en realidad, bastante básica. Deben garantizar la seguridad interna, la soberanía internacional, administrar justicia y financiar todo esto con impuestos. Sin embargo, hay casos en los que los Estados fallan en una de estas tareas fundamentales. La de recolección de impuestos, que financia todo, es quizás la más importante de todas. Así pues, fallar en recoger los ingresos de forma suficiente o incluso de manera mínimamente eficaz pone en peligro toda la acción estatal, lo que es especialmente crítico cuando una sociedad se ha comprometido con una gran carga en términos de bienestar ciudadano. Italia y Grecia son países con una cultura evasión de impuestos, además de un problema dificilísimo de corrupción. De nuevo, una reforma en este sentido implica de una cantidad de voluntad política que los líderes de ambos países no han sido capaces de reunir.
  4. Subestimar la competitividad: las sociedades mediterráneas, las latinas en cualquier caso, son muy dadas a construir negocios familiares, tanto Italia como Grecia (pero también España y Portugal en Europa) han vivido confiando en la actividad económica generada por las pequeñas empresas familiares de sus ciudadanos. Sin embargo, en un mercado globalizado y altamente competitivo como el actual (y bajo los términos en este caso de la Unión Europea) estos pequeños negocios no han sabido adaptarse y han estancado en muchos casos el crecimiento requerido por estos países para sostener sus servicios de bienestar social.

¿Son estas las razones de los problemas de Italia y Grecia? ¿Qué otro paso se debería tomar para “destruir un país”? ¿Cuál debería tomarse para encaminarlo de nuevo? Cuénteme lo que piensa, comente.

Anuncios

8 Responses to “Cuatro pasos sencillos para destruir un país”


  1. 1 Martha 16 noviembre, 2011 en 9:14 am

    El mundo esta cambiamdo a una gran velocidad y es importante flexibilizarnos y establecer políticas claras, equitativas que impacten en el 100% de la población para hacer de los países una empresa rentable honesta, responsable.
    Los latinos somos muy paternalistas y las consecuencias negativas son mayores que los beneficios.
    No debemos olvidar que las cabezas deben apoyar y no ayudar ya que todos somos capaces, confiemos en la creatividad de nuestros jovenes.

    • 2 Santiago Silva Jaramillo 16 noviembre, 2011 en 10:54 am

      Es verdad. El reto que nos presenta la situación en Europa se refiere a pensar las políticas que deben utilizar los Estados y los compromisos a los que deben llegar las sociedades en donde se busque que el bienestar ciudadano sea sostenible a largo plazo y no amenace la viabilidad de los sistemas económicos y políticos.

      Ese reto, por supuesto, le corresponde efectivamente a los nuevos líderes del planeta.

      Gracias por leer y comentar

      Un saludo

  2. 3 Jairo Quirós 16 noviembre, 2011 en 11:37 am

    Pues tengo que admitir; Santiago, que no teniendo conocimientos técnicos-académicos, me limito a una apreciación suscinta del problema que están viviendo varios países de Europa y Estados Unido y que apuntan a una crisis general del capitalismo basado en la producción, el empleo y el consumo. Si no hay consumo, no hay expansión de la producción, luego, el empleo no crece. Cuando se rompe el equilibrio de estas tres fuerzas, se acude al sector financiero para poder aumentar la producción e incentivar el consumo. La dependencia del sector financiero se ha generalizado y ha llegado a ser, por causa del endeudamiento descontrolado, tanto de productores como de consumidores, causa de quiebras económicas que han colocado a algunos países en una situación de inviabilidad. Será entonces necesario pensar en un modelo económico regido por la búsqueda de un equilibrio entre los medios de producción y la explotación de recursos naturales que lo hagan sostenible y propoendan verdaderamente por el desarrollo humano. Hay mucha tela que cortar. Te ruego me ilustres..

    • 4 Santiago Silva Jaramillo 19 noviembre, 2011 en 12:02 pm

      Pues tampoco puedo, ni mucho menos, asumir ser un experto en el tema. Es más, tú que has seguido este blog desde el principio sabrás que son pocas las veces que reuno el coraje de meterme con temas económicos. Esta ha sido una de las excepciones y sobre todo, porque creo que las críticas eran bastante claras.

      Pero enpantanado ya…

      Yo creo dos cosas respecto a la crisis económica mundial actual. La primera, que la excesiva dependencia (como bien lo apuntas) del crecimiento económico de los países sobre sus sectores financieros (muchos de ellos muy poco regulados) llevó a que se creara un sistema internacional interpedenciente, pero también muy frágil y vulnerable.

      La segunda es que en algunos países (como Italia y Grecia, pero también mucho otros de la Unión Europea, e incluso norteamérica) se empezó a vivir con más de lo que estaban generando. En palabras parroquiales, vivian con más de lo que tenían. Así, constituyeron todo un de bienestar (admirado y evidiado en el resto del mundo) que no era coherente con sus realidades de crecimiento económico y productividad real. Claro que otros problemas de estos países agravaron esta situación, como la falta de liderazgo político o los temas poblacionales, pero en esencia, creo que el problema fue asumir una situación irreal respecto a sus posibilidades económicas.

      Un saludo

      Y gracias por seguir leyendo y comentando.


  1. 1 Cuatro pasos sencillos para destruir un país | Política Internacional | Scoop.it Trackback en 16 noviembre, 2011 en 6:48 am
  2. 2 El mundo en 2011 « RealPolitikMundial Trackback en 21 diciembre, 2011 en 2:12 pm
  3. 3 Hay Day Hacks Trackback en 20 septiembre, 2014 en 7:35 pm
  4. 4 frankieworld.com Trackback en 23 octubre, 2015 en 8:03 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 225 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter


A %d blogueros les gusta esto: