El revés del Zar


Fuente: The big picture - Boston.com

Sobre las recientes elecciones en Rusia y el principio del fin de Vladimir Putin

La débil y asediada democracia rusa ha sido tema recurrente de algunas de mis anteriores entradas en este blog. En efecto, Rusia cuenta con una historia de corrupción, fraude y abusos de poder que han convertido su sistema político en poco más que un gobierno de los burócratas, cleptómanos, militares  e industriales amigos del régimen de turno. A bordo de todo esto se ha sostenido el hombre fuerte de Moscú, Vladimir Putin, un ex agente de la KGB que en 2000 fue electo presidente y que ha mantenido su poder durante la última década a punta de dinero de la bonanza petrolera y captación de los poderes públicos.

Un elemento fundamental de su estrategia está representado en su partido político “Rusia Unida”, que le había asegurado durante todos estos años el control del parlamento ruso, la Duma. La hegemonía de su movimiento político, por supuesto, se había consolidado utilizando el dinero de los petroleros y la intimidación y censura a medios de comunicación y opositores realizada por el mismo gobierno.

Sin embargo, el pasado 2 de diciembre, las cosas parecen haber empezado a cambiar. En una elección sin precedentes en la historia rusa, el partido “Rusia Unida” solo consiguió el 49.5% de los votos a la Duma. El resultado sería excelente para cualquier otro partido político en una elección democrática, sin embargo, para “Rusia Unida”, acostumbrada a conseguir entre el 60 y70 de los votos (en 2007 logró el 64.3%), los resultados han sido catalogados por los analistas como un revés de importancia.

Lo que podría verse como una evento circunstancial, uno de eso caprichos que trae la idea loca de ponerse a prueba cada cierto a tiempo en las urnas, parece más bien representar un punto de quiebre, el inicio de una tendencia, que inevitablemente cambiará la política rusa de los próximos años.

En primer lugar, están los líderes de medios independientes y nuevos partidos y movimientos de oposición que han estado apareciendo en Rusia en los últimos años y que jugaron un papel fundamental en el resultado electoral del 2 de diciembre. Por supuesto, Putin y los suyos han sido rápidos en notar esta amenaza y por eso se han dedicado a censurar medios, perseguir a los líderes de la oposición y hackear los blogs desde donde la oposición se hace oír.

Pero una gran cantidad de rusos, sobre todo los jóvenes, también han tomado la bandera de la democracia y la defensa de las libertades y derechos que se les han prometido. Apenas se conocieron los resultados de las elecciones a la Duma, junto con las denuncias de fraude en el proceso hechos por los pocos actores independientes, miles de rusos se tomaron las calles de Moscú para protestar contra los resultados.

Finalmente, está el mismo Vladimir Putin y su pretensión de lanzarse otra vez a la presidencia, luego haber “descansado” durante un periodo como primer ministro mientras su amigo Dimitri Medvedev le guardaba el puesto en la presidencia. Es precisamente la ambición de Putin lo que ocasionó el revés de su partido en las últimas elecciones; los electores castigaron su aspiración a la presidencia y le han advertido de lo que podría ser todavía más adverso resultado el próximo año, en las presidenciales.

Muchos hablan ya de una primavera rusa. La realidad es bastante lejana todavía y en todo caso, si es que en realidad estamos frente a un cambio profundo en la política rusa, los ejemplos de las revoluciones en el mundo árabe y sus hasta ahora complicados resultados, pueden poner en duda lo beneficioso que esto resultaría para el país y sus 140 millones de ciudadanos.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Anuncios

3 Responses to “El revés del Zar”


  1. 1 Nicolás Peñaloza 6 marzo, 2012 en 4:20 am

    No se si lo que dijo Romney sobre Putin solo lo diga ahora para conseguir votos, pero si llega a ganar, ¿qué le dirá a Putin en la próxima reunión del G-8?

    • 2 Santiago Silva Jaramillo 6 marzo, 2012 en 3:08 pm

      Supongo que, como toda declaración en campaña, el concepto que tiene Romney de Putin se relajará si llega a la presidencia. Además, siendo Romney, que es famoso por cambiar de opinión según le convenga y la opinión pública lo exija, no tendrá problema.

      Sin embargo, también está el hecho del debilitamiento de la posición del presidente ruso y la creciente oposición dentro de su país. Quizás cuando llegue el nuevo presidente estadounidense a la Casa Blanca, el ambiente internacional e interno en Rusia, le permita mantener esta retorica, apoyando a la oposición rusa.

      Como siempre, esperar.

      Gracias por comentar, Nico.

      Un saludo


  1. 1 El revés del Zar | Política Internacional | Scoop.it Trackback en 7 diciembre, 2011 en 7:56 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 224 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter


A %d blogueros les gusta esto: