Los candidatos republicanos y el mundo.


Sobre la política exterior de los principales precandidatos republicanos a la presidencia de EEUU

La carrera a la dominación republicana para la presidencia de Estados Unidos ha sido bastante movida, sobre todo, respecto a la cantidad de candidatos y la indecisión que los electores aún mantienen sobre su favorito. En efecto, solo Mitt Romney ha sostenido su intención de voto en las encuestas durante el último año (rodeando el 20% de intención), mientras que un desfile de candidatos, impulsados por sus lanzamientos de campaña y la atención de los medios, han ocupado brevemente el primer lugar. Michelle Bachman, Rick Perry y Herman Cain han entrado en esta categoría; en las nubes por unas semanas para luego volver al anónimo lugar del que habían salido.

Las últimas dos semanas han traído sin embargo a un nuevo favorito y al último de los contendores de Romney: Newt Gingrich. Un polémico ex presidente de la cámara de representantes, famoso por sus posturas radicales y declaraciones fuera de tono. Su súbita popularidad podría tratarse de otra burbuja como la de Bachman, Perry o Cain, pero los analistas señalan que a solo un mes de celebrarse las primarias republicanas, la pelea se decidirá entre Gingrinch y Romney, con el primero en la delantera.

Ahora bien, una revisión general de la visión de ambos candidatos sobre el mundo y especialmente, sobre el papel que su gobierno jugaría en el caso de ser electos  podría darnos una imagen de lo que podemos esperar en el caso, no tan improbable, de que uno de estos hombres le gane a Barack Obama en 2012.

Newt Gingrich: este especialista en historia europea e investigador independiente en temas sociales y políticos es considerado por muchos dentro del partido como un “intelectual” republicano. Sin embargo, ni siquiera sus actividades académicas han estado exentas de controversias y muchas de sus afirmaciones durante esta campaña, especialmente en términos de política exterior, han sido para muchos una seña de un radicalismo peligroso. Así, Gingrich ha desconocido la existencia de un “pueblo palestino”, mientras intenta acercarse a la comunidad judía estadounidense al decir cosas como que el primer acto de su gobierno será pasar la embajada de su país en Israel de Tel Aviv a Jerusalén. También ha jugado la carta del miedo en sus afirmaciones sobre Irán, al plantear el programa nuclear de ese país como una amenaza “existencial” para Estados Unidos, lo que es a todas luces una exageración. Cuando sus posiciones no son controversiales son, quizás, contradictorias, en efecto, Gingrich se ha encontrado con que muchas de sus opiniones y posiciones respecto a temas como la Rusia de Putin o la intervención en Libia cambian con una rapidez inesperada. Aun así, y en términos generales, Gingrich es un defensor del libre comercio (impulsó, entre otros, el NAFTA) y el excepcionalismo estadounidense, sobre todo, en su papel de intervenir en situaciones de riesgo internacional (apoyó las misiones en Bosnia, Kosovo y Haití).

Mitt Romney: el ex gobernador de Massachusetts y hombre de negocios mormón se ha mantenido como el candidato más estable en la intención de voto y a veces favorito, durante la carrera por la nominación republicana a la presidencia de Estado Unidos. Para mucho supone un tono moderado respecto a la mayoría de sus contrincantes y podría ser, una vez enfrentado a Barack Obama, el que tenga mayores posibilidades de atraer el voto de los independientes e incluso de algunos demócratas. Romney mantiene la mayoría de las posiciones tradicionales del partido republicano en términos de política exterior, esto es, más gasto militar, mayor seguridad en las fronteras, relaciones más estrechas con Israel y mano dura contra China, Irán y Corea del Norte. Sin embargo, el ex gobernador no resulta tan propenso a pensar en guerras y conflictos en el exterior como muchos de sus contrincantes y se mantiene saludablemente escéptico frente al tipo de peligros reales a los que se enfrenta Estados Unidos. Quizás esa sea su mayor ventaja, pero también desventaja: su prudencia. Por ejemplo, Romney ha señalado que no atacaría Pakistán y que preferiría la diplomacia en el caso de que las relaciones se siguieran agriando. Esto apela a las personas del centro y a los republicanos moderados, pero deja de lado un cuerpo importante de su partido, más radical y que puede llegar a decidir la elección del candidato republicano.

Por supuesto, en un ambiente de lenta recuperación económica y un desempleo extendido los temas internacionales son lo que menos trasnocha a los estadounidenses. En una manera extraña, somos el resto del mundo y no quienes elegirán al próximo presidente de los Estados Unidos, los más preocupados, porque aquel hombre tendrá en sus manos el destino de muchos otros en el resto del mundo.

¿Ganará Gingrich o Romney la nominación republicana? ¿Podrán ganarle a Obama? Cuénteme lo que piensa comente.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Anuncios

2 Responses to “Los candidatos republicanos y el mundo.”


  1. 1 Jairo Quirós 14 diciembre, 2011 en 12:14 pm

    …Y bien, Camilo, ya entré en una etapa en la que es mucho lo que me nutro con tus ensayos y constato tu progreso, y menos, lo que puedo comentar. Sin embargo, tratando de contestar tu pregunta, yo me inclino por una linea moderada, abierta a ciertas reformas en lo social, como por ejemplo la salud que a sido un vacío y una desatención en un país, claro está, que considerándose adalid de la democracia y la libre empresa, ha liberado al estado de su responsabilidad. Abogo también, por un mejoramiento sustancial de la educación pública. Me parece a mí que es necesario considerar la estructuración de un servicio de transporte público masivo, ante el creciente aumento del desempleo y la pérdida de capacidad adquisitiva de la población. Quisiera encontrar un candidato que en asuntos de política exterior, fuera amigo del diálogo y la disuación y no de la guerra, amigo en todo caso, del respeto a la soberanía de los estados libres. Terminé mi comentario casi convencido de que hablaba de un país imaginario, no los Estados Unidos; mucho menos, del partido Republicano. ¡Qué horror!


  1. 1 Los candidatos republicanos y el mundo. | Política Internacional | Scoop.it Trackback en 14 diciembre, 2011 en 3:36 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 224 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter


A %d blogueros les gusta esto: