Saltando del barco


Fuente: The Big Picture – Boston.com

Sobre cómo la inmigración puede salvar a Estados Unidos y Europa del desastre

Dos tendencias parecen cambiar el panorama migratorio en Estados Unidos, pero particularmente en Europa en las últimas semanas. Por un lado, han aumentado los retornos de migrantes a sus países de origen, llevando a los números netos de migración a casi ceros por primera vez en décadas. El segundo fenómeno se refiere a los cambios políticos y el aumento en los votos y el poder de los partidos anti inmigrantes en varios países de Europa y las exigencias de mayores controles y una legislación clara ene l caso estadounidense.

Ambas tendencias responden principalmente a la crisis económica, en tanto han exacerbado el nacionalismo y la búsqueda de chivos expiatorios, mientras han vuelto menos atractivos los mismos países en términos económicos para las personas que habían migrado buscando mejores oportunidades de calidad de vida.

Pero los europeos y estadounidenses comenten un grave error, la migración no es un debilitador económico de un país, todo lo contrario, ayuda a dinamizar su aparato productivo e impide que sociedades con bajas tasas de fertilidad, como las europeas, no se derrumben por las exigencias demográficas.

Así pues, un flujo migratorio sano, regulado ligeramente y constante puede garantizar prosperidad no solo para los recién llegados, sino también para los nativos. En efecto, la población inmigrante es por naturaleza emprendedora y socialmente activa. Este espíritu migratorio se nutre tanto de las dificultades propias de llegar a un lugar nuevo, como del impulso de mejorar su situación y la de su familia que los llevó a emigrar en el primer lugar.

De esta forma, la inmigración se puede convertir en el combustible que impulsa la innovación y la creación de trabajos en una economía, sobre todo cuando esta pasa por momentos difíciles y la población local se siente temerosa de invertir o emprender nuevos negocios.  La también popular idea, sobre todo de los extremistas, de que los inmigrantes quitan trabajos a la población nativa se sustenta en una mentira: suponer que el mercado laboral es estático. En realidad, los inmigrantes tienen a expandir la oferta laboral.

Inmigrantes como % de la población total – Estados Unidos

Año 1990 2000 2010
Porcentaje 9,1 12,1 13,5

Fuente: Department of Economic and Social Affairs

Inmigrantes como % de la población total – Europa

Año 1990 2000 2010
Porcentaje 6,9 7,9 9,5

Fuente: Department of Economic and Social Affairs

El Segundo asunto se refiere a las grises perspectivas demográficas del mundo desarrollado en los próximos años. La población europea se reducirá en los próximos años y se hará más vieja, en tanto las tasas de natalidad y de mortandad se compriman. Europa se encuentra condenada por su prosperidad, que lleva a su población a tener menos hijos y a sus ciudadanos a vivir mucho más.

Esto supone un enorme desafío para las sociedades europeas, su sistema de Seguridad Social y sus posibilidades de competir con otros aparatos productivos mundiales. La migración es una excelente herramienta para corregir tendencias demográficas decrecientes. Estados Unidos, por ejemplo, mantendrá el crecimiento de su población gracias a la migración a las altas tasas de natalidad de los migrantes.

Fuente: World Population Prospects

¿Tiene futuro la inmigración masiva a Europa y Estados Unidos? ¿La detendrá la Crisis Económica o las fronteras vigiladas? ¿Puede un país funcionar sin un crecimiento demográfico sostenido? Cuénteme lo que piensa, comente.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

2 Responses to “Saltando del barco”


  1. 1 Felipe Arango García 1 junio, 2012 a las 8:54 am

    Hola Santiago, no había leído este artículo pero está muy interesante. Si se analizan estas tendencias desde el prisma económico la conclusión general es que la inmigración es saludable para el crecimiento, la demografía, los sistemas pensionales, etc. Pero hay matices que valdría la pena tener en cuenta. En Estados Unidos la prosperidad de los inmigrantes depende principalmente de la flexibilidad del mercado de trabajo (sin salario mínimo, doble y hasta triple jornada laboral, alta movilidad de personal) y de la facilidad para crear empresa. En cambio, en Francia los inmigrantes llegan en busca del “Estado de Bienestar”. Allí los subsidios de arriendo, las listas preferenciales para acceso a vivienda social, los subsidios alimentarios para familias numerosas, la gratuidad de los medicamentos, los seguros de desempleo y hasta los salarios solidarios para personas sin ninguna actividad económica son un gran polo de atracción pues en la mayoría de casos no existe discriminación de nacionalidad y en algunos casos ni siquiera la clandestinidad es un obstáculo para acceder a dichos beneficios. La diferencia con EEUU es radical. Esto no quiere decir que el sistema esté a punto de colapsar por culpa de los inmigrantes; de hecho va a colapsar por los abusos de los propios franceses, pero sí que se debe replantear la política migratoria como motor del crecimiento y no como sistema de caridad y asistencialismo. En Francia desafortunadamente el sistema de bienestar a desincentivado el emprendimiento tanto en la población nacional y comunitaria como en la población extra-comunitaria. Por otro lado en algunos países hay un choque entre supranacionalidad comunitaria y soberanía nacional. Los Estados más liberales, como Alemania y hasta hace unos pocos años España, tienen o tenían políticas de competitividad laboral (contratar por méritos y no por nacionalidad) o de trabajo temporal para extranjeros. Este liberalismo migratorio ha perdido terreno por la presión de Bruselas o de otros estados miembros más conservadores que ven al tratado Schengen (libre circulación inter-fronteriza) como una amenaza a sus políticas migratorias.

    Finalmente hay variables no económicas que motivan el hermetismo fronterizo y que son completamente irracionales, como el resurgimiento de los nacionalismos europeos, pero también la religión. El Reino Unido por ejemplo no comparte sus fronteras con los Estados Schengen pero acepta con mucha facilidad la sociedad “mosaico”: barrios exclusivos para pakistaníes, saudíes, africanos, chinos, con velo, burka, etc. Francia, por el contrario, ha sido históricamente una tierra de inmigrantes y de fronteras abiertas pero en la última década decidió penalizar el porte del velo integral (varias mujeres han pagado multas de 250 euros por cubrirse el rostro) y convirtió el multiculturalismo en un falso debate. Siendo candidato, Sarkozy afirmó que Francia necesitaba un “Islam de Francia” y no un “Islam en Francia” (el Islam que traen los inmigrantes), al mismo tiempo que los socialistas y los derechistas se la pasaron toda la campaña discutiendo si en los mataderos debía permitirse la técnica tradicional del desangre (degollar al animal) para que los musulmanes puedan comprarla en el supermercado y consumirla (la llamada carne Halal). Este debate, por inocuo que parezca, tiene repercusiones sobre la política migratoria y hace caso omiso de los numerosos estudios que demuestran las bondades de tener fronteras abiertas.


  1. 1 ¿Por qué están murieron cientos de inmigrantes ilegales cruzando el Mediterráneo? | RealPolitikMundial Trackback en 29 abril, 2015 a las 7:30 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 212 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter


A %d blogueros les gusta esto: