El ascenso del terrorista solitario


terrosimo en Boston

Fuente: The Big Picture – Boston.com

Sobre cómo el futuro del terrorismo está en sus perpetradores solitarios

Enceguecidos por los espectaculares atentados del 11 de septiembre y sus terribles seguidillas en Londres y Madrid poco después, la mayoría de las personas parecemos haber olvidado que la naturaleza del terrorismo está en sus expresiones más personales, en sus acciones solitarias de no un grupo o una célula terrorista, sino del extremista individual.

Pero el 2013 ha servido para recordarnos que el terrorismo no debe responder a un plan maestro o un desafío logístico para conseguir lo que busca: esparcir el miedo en una población justificado en una reivindicación política.

El primer ejemplo nos lo dieron los hermanos de ascendencia chechena Tsarnaev en el atentado del 15 de abril en Boston. En efecto, dos personas, sin ninguna entrenamiento que el conseguido en internet y sin ningún vinculo claro con una organización superior a su participación esporádica en foros radicales, Dzhojar y Tamerlán Tsarnaev adelantaron el atentado terrorista más grave en suelo estadounidense desde Osama Bin Laden y al-Qaeda en 2001.

El pasado miércoles 23 de mayo, en las calles de Londres, dos hombres atropellaron y luego apuñalaron mientras gritaban “Alá es grande” a un soldado británico que salía de unas barracas. Todo el episodio fue grabado por uno de los perpetradores, en palabras de sus protagonistas, buscaba pagar “ojo por ojo” los excesos de Occidente en el mundo islámico.

El ascenso del terrorismo solitario como en estos dos casos plantea muchos retos para los países que los han empezado a experimentar.

En primer lugar, la dificultad de prevenir estas acciones deja a las autoridades y a los ciudadanos en una frustrante situación de expectativa, en donde se espera cuándo será el próximo hecho y en qué circunstancias. En efecto, para los aparatos anti terrorismo occidentales, diseñados desde el 11 de septiembre para perseguir a células terroristas que intenta entrar al país para realizar una acción, perseguir a ciudadanos en su propio territorio, con pocas conexiones con el bajo mundo y ninguna experiencia o antecedentes.

En segundo lugar, y más preocupante en el largo plazo, es que el hecho de que estos ataques hayan venido de inmigrantes ciudadanos de estos países pone en relieve las dificultades de estas comunidades dentro de Europa y Estados Unidos y lleva a respuestas xenófobas de parte de las poblaciones locales. Así, poco después del asesinato del soldado en Londres, en el lugar del atentado chocaron grupos de extrema derecha con organizaciones anti racismo. De hecho, esta respuesta es bastante común en los países europeos: los fundamentalistas de ambos lados se alimentan mutuamente.

¿Qué otros retos implica para la democracia el ascenso del terrorista solitario? ¿Cómo se puede reconciliar el control con las libertades en estos escenarios? Cuénteme lo que piensa, comente.

 ¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 212 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter


A %d blogueros les gusta esto: