Contexto internacional: El ascenso de China


bp1

Fuente: The Big Picture – Boston.com

3ra entrega de la serie “Contexto internacional”; ideas, lecturas y recursos básicos para entender la política mundial

1. Contexto histórico:

Generalidades: China es una nación vieja y esto, aunque parecería menor, no lo es. Determina la manera como los chinos se ven a si mismos y se comportan a nivel internacional. En efecto, una historia común de por lo menos dos mil quinientos años supone el reconocimiento de un lugar especial en el mundo, no por nada, “China” significa “tierra central” o “centro del mundo”. En 1949, luego de dos largas décadas de guerra civil, el líder comunista Mao Zedong derrotó a las fuerzas nacionalistas del general Chiang Kai-shek y estableció el régimen político actual del país asiático. China es gobernada por un partido único, el comunista, de donde se elige su dirigencia y se desprenden las autoridades políticas y económicas.

La revolución de Deng Xiaoping: luego de años de experimentos económicos y políticos fallidos (El Gran Salto y la Revolución Cultural, sobre todo); Mao Zedong se apartó de la dirección diaria del país, que quedó en manos de burócratas y funcionarios más pragmáticos, como Deng Xiaoping. De esta manera, Xiaoping inició una serie de reformas que buscaban inscribir a su país en el escenario económico mundial. Uno de los asuntos más relevantes en las políticas de desarrollo de los chinos ha estado enfocado a la demográfica y el potencial urbanizador de su población rural. En efecto, “China cuenta con más de cien ciudades que superan el millón de habitantes. Changquing quizá sea la más grande del mundo, con 30 millones en su área metropolitana. No es extraño entonces que el actual éxito en el crecimiento chino se le reconozca a las reformas de Xiaoping.

2. El ascenso:

Nuevas políticas: desde asumir el poder en 1978, Deng Xiaoping inició una serie de reformas que buscaban liberalizar la economía china, mientras garantizaba el control del Partido Comunista sobre la suerte del país.

Reformas de Deng Xiaoping

Problema

Política

Control de natalidad Política de un solo hijo
Reformas agrícolas Liberación de venta de excedentes y tenencia de tierra por privados
Industria Creación de industria liviana para bienes de consumo interno (“empresas municipales y aldeanas”)
Apertura económica Creación de “zonas económicas especiales” en áreas costeras para atraer inversión extranjera
Empresas estatales Salvamento a través de flexibilización de deberes y restricciones de inversión y producción
Precios Liberalización gradual de precios a productos de consumo interno
Política fiscal y de cambio Estabilidad y devaluación para exportaciones competitivas

Capitalismo de Estado: Las reformas de Xiaoping impulsaron la economía china, particularmente alrededor de las exportaciones desde las costas, la urbanización de su enorme población rural y el impulso de su consumo interno. Así pues, luego de décadas de un crecimiento espectacular. Según datos del Banco Mundial, la economía china creció en 7,8% en 1980, 13,5% en 1985, 10,9 en 1995, 8,4 en 2000, 11,3 en 2005 y 10,4 en 2010. Pero con un crecimiento de 9,3% en 2011, y cálculos de crecimientos por debajo del 8% en 2012 y 2013, la economía china parece estarse desacelerando.

Creando una nueva clase media: Según el Banco Mundial, el PIB per cápita chino pasó de 949 dólares en el año 2000 a 5.445 dólares en 2011; en este mismo periodo el consumo de carne per cápita en China aumentó de 24.8 a 28.8 kilos y el de pescado pasó de 24.2 a 35.6, mientras el consumo de arroz se reducía de 82.8 a 77.7 y el de trigo de 72.5 a 61.6. De igual forma, la población urbana del gigante asiático (otro indicador de clase media) pasó del 19% en 1980 al 51% en 2011. La suscripción a telefonía celular por cada 100 habitantes pasó de 48 a 73 entre 2008 y 2011; los usuarios de internet por cada 100 personas pasaron de 22.6 a 38.4. La población viviendo con menos de 2 dólares diarios se redujo del 97.8% en 1981, al 27.2 en 2009.

bp39

Fuente: The Big Picture – Boston.com

3. Problemas de un modelo:

Nueva potencia, nuevas responsabilidades: por supuesto, crear una nueva potencia no solo trae beneficios, supone encontrarse con nuevos retos. En efecto, la política china se ha visto sacudida por retos que a mediados del siglo veinte parecerían impensables. Su ascenso ha aumentado el nerviosismo en el vecindario y el incremento de sus pretensiones territoriales y hegemónicas en Asia ha implicado la activa oposición de algunos países como Japón, India, Corea del Sur y Estados Unidos, e incluso de antiguos aliados como Vietnam. Mientras tanto, los chinos se han afanado por aumentar su poder real con inversiones históricas en armas y defensa. Su gasto en este rubro pasó de 16.600 millones de dólares en el año 1989 a 129.272 millones de dólares en 2011, según el SIPRI Institute.

Las trampas de la demografía: Deng Xiaoping instauró la política de un solo hijo para evitar los problemas que un crecimiento poblacional descontrolado traería al país, pero  estimaciones de organismos internacionales como la ONU muestran que una tendencia opuesta podría plantear un importante inconveniente para los chinos. En efecto, el crecimiento poblacional se detendría alrededor del año 2025, lo que llevaría a una reducción de la población desde el 2040. Así, los 1.400.000 chinos llegarían a menos de 1.000.000 en 2080; los nacimientos de niños también se reducirían y la edad media de la población alcanzaría los 48 años en 2070.

Fin de la urbanización y nuevas necesidades: El primero, es la presión política que puede empezar a sentir el todo poderoso Partido Comunista para que se realicen reformas democráticas que acompañen el crecimiento económico. Históricamente, las clases medias han impulsado (violenta o pacíficamente) las reformas políticas que les garanticen la protección de estas nuevas posiciones ganados de la arbitrariedad de un régimen cerrado, monárquico u oligárquico. del 40% de población urbana en 1970, se pasó a algo más del 70% en el 2000. Este incremento, acompañado de la construcción de ciudades e infraestructura en la costa, impulsó el crecimiento durante cuatro décadas. El consumo de materias primas para la construcción de la economía china mantuvo incluso a flote a muchos países del mundo durante la crisis de 2009.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 212 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter


A %d blogueros les gusta esto: