Pelea de oso con burro amarrado


Rusiass

Fuente: wikipedia.org

Sobre geopolítica, intereses y paranoia

No creo poder imaginarme un escenario geopolítico más improbable que el de un supuesto enfrentamiento  colombo-ruso. Y sin embargo, las últimas semanas las relaciones entre ambos países se han  tensionado gracias a dos incidentes. En primer lugar, el sobrevuelo de dos bombarderos rusos que viajaban entre Caracas y Managua sin autorización para cruzar el espacio aéreo colombiano, y luego, unas declaraciones de miembros de la armada rusa de visita en Nicaragua sobre el supuesto apoyo ruso al país centroamericano en caso de una guerra con Colombia.

Todo el asunto se enmarca, por supuesto, en el conflicto entre Colombia y Nicaragua por las aguas del Caribe en disputa, el fallo de la Corte Internacional de Justicia y la negativa del gobierno colombiano acatarlo. También –y aquí empezamos a estirar lo real y claro hacia lo especulativo- sobre el supuesto enfrentamiento de proyectos ideológicos en el continente, incluyendo, unos ejes “bolivariano-ruso” y “colombiano-estadounidense”.

Luego de los incidentes, el gobierno colombiano parecía más desconcertado que asustado por el escalamiento del conflicto con Nicaragua y Rusia. Y eso no es bueno. Porque al final, es más preocupante la incapacidad diplomática para asumir estas crisis por parte de Colombia, que la real amenaza de un enfrentamiento armado internacional. Peor fue la reacción de algunos congresistas colombianos, en su declaración sobre el incidente con Rusia, el Partido Conservar habla del “Gobierno Soviético”. Medir esto con mentalidad de Guerra Fría es solo otro patético error de cálculo de parte de la dirigencia colombiana.

Ahora bien, la Cancillería rusa envío un mensaje de tranquilidad como respuesta a la nota de propuesta del Ministerio de Exterior colombiano. De igual manera, los medios “oficiales” rusos –RT por ejemplo– no han reportado sobre las declaraciones de los militares rusos, ni de su efecto en la opinión colombiana.

Sin embargo, algunos analistas asumen el comunicado ruso como una no muy velada amenaza para el Gobierno colombiano y su relación con Nicaragua. Así, asumen que Rusia estaría presentado un frente común de apoyo a los nicaragüenses sobre la idea de un irrespeto por parte de Colombia del fallo de la Corte de La Haya.

Claro, ofenderse por esta posible afiliación –y resalto el “posible”-, es desconocer la regla general en política internacional de que “los países no tienen amigos, sino intereses”. Quizás en un poco de realismo resida la clave de la política colombiana respecto a todo este asunto. El gobierno debe acelerar su búsqueda de países con intereses comunes en la región y el establecimiento de un frente común contra las acciones nicaragüenses.

En Centroamérica hay muchos gobiernos enfrentados al expansionismo de Ortega, Colombia no puede ignorar esas tendencias, tiene que hacer uso de ellas.

¿Qué tan real es la amenaza de los rusos? ¿Se les puede creer en su supuesta “neutralidad”? ¿Qué debe hacer Colombia? Cuénteme lo que piensa, comente.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 212 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter


A %d blogueros les gusta esto: