Mirando al Oriente


China

Fuente: The Big Picture – Boston.com

Por Santiago Silva Jaramillo

Aunque los recientes acontecimientos en Rusia podrían sugerir lo contrario, el enfrentamiento geopolítico más importante del siglo XXI será entre una China que asciende en Asia y se proyecta más allá de sus fronteras, y un preocupado Estados Unidos que intenta contenerla antes de que llegue a competir con su influencia en otros lugares del mundo. En la mitad, el mundo. Pero antes que los demás, los principales implicados (beneficiados o perjudicados) son los vecinos inmediatos de la nueva potencia oriental.

Desde el año 2012, el presidente estadounidense Barack Obama anunció un profundo cambio en las preocupaciones estratégicas de su país, lo que denominó el “pivote de Asia”; es decir, la concentración de intereses, recursos y presencia política, económica y militar en la región Asia-Pacífico. La idea era doble. Por un lado, aprovecharse de los recursos y mercados de la región más económicamente dinámica y de crecimiento estable del mundo, y por otro, contener el crecimiento de la influencia de China en la región.

La apuesta de política exterior del presidente estadounidense no solo fue acertada y pertinente, sino que supuso un cambio efectivo a la pasividad –algo desubicada– de la política internacional de Estados Unidos luego de los desastres en Medio Oriente. Sin embargo, la realidad ha presenciado pocos cambios reales en terreno hasta ahora.

Esta semana, Obama iniciará una gira por Asia que busca “lanzar” el famoso pivote asiático, pero las visitas han despertado poco interés en la prensa y bastante menos en los países interesados en que haya claridad sobre la posición de Estados Unidos en la región. Dos asuntos podrían ser culpables de esto: la crisis en Ucrania (y el comportamiento de Rusia) y la falta de un plan de acción claro por parte de Estados Unidos.

china2

Fuente: The Big Picture – Boston.com

De hecho, es muy probable que el tema del que más se hable estas semanas en Asia sea la crisis en Europa oriental. La intervención, hasta ahora impune, de Rusia en territorio ucraniano ha avivado los temores de que China haga algo parecido en territorios en disputa con sus vecinos, particularmente en el Mar del sur de China, donde Japón, Taiwan, Filipinas, Vietnam y China sobrelapan sus intereses.

Esta preocupación se sustenta en dos realidades. La primera, la demostrada imposibilidad de Estados Unidos para defender a sus aliados en los conflictos regionales, como en el caso de Ucrania; y la segunda,  el incremento del gasto militar chino y su agresividad a la hora de defender lo que considera su área de influencia natural.

En efecto, el incremento del presupuesto militar de China ha sido espectacular en los últimos diez años, sobre todo, si se compara con el comportamiento de los presupuestos de sus vecinos. Particularmente, Japón y Corea del Sur, dos de los países más nerviosos con el ascenso chino, más cercanos a Estados Unidos y, hasta hace relativamente poco, los que contaban con mayores inversiones en defensa en la región.

Presupuesto militarAsia

 Por supuesto, muchos analistas sostienen que el enfrentamiento en Asia entre China y Estados Unidos y sus aliados no es inevitable. De acuerdo a dos escenarios. En el primero, el temido ascenso de China y el aumento de su influencia mundial se ve constreñido por los problemas políticos y demográficos internos. Es decir, que la potencial inestabilidad interna del país impediría que su crecimiento y expansión sean sostenibles en el tiempo. En el segundo escenario, tanto China, como Estados Unidos y sus aliados en la región, logran repartir sus áreas de influencia e interés en la región, y gestionan efectivamente los posibles conflictos.

Sea cómo sea, Obama inicia un cambio estratégico de suma importancia para la política global de los próximos cien años. Determinará, entre otras cosas, luego del enfrentamiento (no necesariamente violento), la nueva potencia regional en Asia y quizá, la nueva súperpotencia global (o la renovación de la actual). También, el futuro de la región más importante del planeta, y que como Europa en el Siglo XX, determinará el futuro del planeta en el XXI.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 212 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter


A %d blogueros les gusta esto: