¿Qué tan corruptos somos los latinoamericanos?


CPI2014_map_NEW

Fuente: Transparency International, 2015

Por Santiago Silva Jaramillo

Al igual que con la violencia homicida América Latina suele concentrar la atención en asuntos de corrupción en términos comparados con otras regiones. Por un lado, en términos de escándalos, desde las coimas en la adjudicación de contratos de infraestructura pública en Colombia, hasta la sobornos a altos funcionarios de un partido en gobierno pagados con dinero de la petrolera estatal en Brasil. De igual forma, por los altos índices de percepción de corrupción, una de las maneras de comparar internacionalmente los niveles nacionales de corrupción.

transparencia

Nota: esta table recoge los primeros (verde) y últimos cinco (rojo) puestos en el ranquin de Transparencia Internacional, y en el medio los puestos de los países de América Latina con sus puntajes en los tres últimos años. Fuente: Transparency International, 2015.

La corrupción es un fenómeno conceptualmente disputada, su definición, causas y efectos son entendidos de muchas maneras. Sin embargo, partamos viendo la corrupción en dos espacios particulares, (1) la corrupción sistémica, que incluye a los “grandes escándalos” y los esfuerzos organizados, sistemáticos y jerarquizados de conseguir un beneficios particular o grupal incumpliendo una norma formal y una expectativa de comportamiento. El segundo espacio puede verse como (2) la corrupción social, donde se encuentran todos los pequeños incumplimientos, de normas formales, pero también informales, desde dejarse declarar un bien al pagar los impuestos, hasta utilizar un sistema de transporte sin pagar la tarifa o tiquete.

evasiónTransporteAmbos espacios generan externalidades negativas en una sociedad y aunque la corrupción sistémica es más visible, la social podría tener mayores consecuencias en términos de magnitud, pero sobre todo, en términos sociales. Las sociedades latinoamericanas han tenido una “difícil” relación con la ley desde tiempos coloniales, autores como el colombiano Mauricio García Villegas (Normas de papel, 2009) han detallado los mismos problemas de la corona española para gobernar bajo su modelo de descarga y obligar a los colonos a pagar sus impuestos y respetar las disposiciones del Rey. Asimismo, James Robinson y Aron Acemoglu (¿Por qué fracasan los países?, 2011) señalan que el modelo instituciones prevalente en América Latina se ha sostenido sobre un patrimonialismo con coqueteos autoritarios y clientelistas, una forma de gobierno común en la región y que incentiva muchos de los comportamientos corruptos de la política y la economía (como la compra de votos, o los monopolios sectoriales).

desvíos de recursos públicos

Nota: haga clic en la imágen para verla en su tamaño completo.

La corrupción produce, entre otras cosas, desviaciones a la distribución de recursos que deberían hacer el mercado y el Estado en una sociedad. La influencia política se convierte en activo económico entonces, y los espacios políticos en lugares para establecer modelos extractivos y de saqueo con lógica económica. En las calificaciones sobre “fortaleza institucional” del Reporte de Competitividad Mundial 2013-2014 la mayoría de los países latinoamericanos evaluados no reciben buenos puntajes en asuntos como la desviación de recursos públicos, la prevalencia del soborno para conseguir contratos y legislación favorable o la confianza pública en los líderes políticos y funcionarios.

De hecho, el problema de la región podría explicarse en una combinación inconveniente de debilidad estatal, autoritarismos prevalentes y una cultura de ilegalidad social con profundas raíces históricas. Esas causas también podrían proponer una agenda pública de promosión de transparencia, democracia, control social y cultura ciudadana; aunque la defensa de estas preocupaciones en muchos de nuestros países parecen secundarias.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

0 Responses to “¿Qué tan corruptos somos los latinoamericanos?”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 212 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter


A %d blogueros les gusta esto: