Posts Tagged 'América'

Gráfico: Estados frágiles en América (2005-2015)

Gráfico: Estados frágiles en América (2005-2015): este año la organización The Fund for Peace presentó la onceava versión del Índice de Estados Frágiles (llamado Índice de Estados Fallidos en sus primeras ocho versiones) que presenta -utilizando una amplia batería de indicadores- el estado de fortaleza o debilidad de los Estados en el planeta. Utilizando estos once años de información, se han construido las siguientes gráficas que muestran las tendencias en fortaleza o debilidad estatal en los países de América y señalan importantes cambios, como el fortalecimiento del Estado colombiano, peruano y ecuatoriano o el debilitamiento del argentino y venezolano. Es de notar que en el índice un puntaje más alto señala un Estado más frágil. Fuente: The Fund for Peace, 2015. Nota: de clic sobre la imagen para ver los detalles en su tamaño completo.

Estdos frágiles1

estados frágiles 2

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Anuncios

Gráfico: Usuarios de Internet en América

Usuarios de Internet en América: el país de América con amor acceso de sus ciudadanos a Internet es Canadá, con el 85,8% en 2013, el segundo Estados Unidos con 84,2%, seguidos por Puerto Rico con 73,9%. El crecimiento histórico de usuarios más importante en los últimos años en la región lo han tenido países como Chile, que pasó de algo más de 40% de usuarios de Internet en 2009 a 66,5% en 2013. Colombia tuvo en 2014 51,7% de sus ciudadanos como usuarios de Internet, un incremento de al menos 20 puntos porcentuales desde 2009. Fuente: World Bank Data. Nota: haga click sobre las imágenes para verlas en su tamaño completo.

Internet2013

 

Internet200920112013

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Corrupción en las Américas

Corrupción en las Américas: este gráfico compara los puntajes en el Índice de Percepción de Corrupción de los países de las Américas, el promedio de la región y el promedio mundial. Fuente: Transparencia Internacional, 2014.

CorrupciónAmpericas,2014

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: La democracia en América

La democracia en América: América es, quizás solo después de Europa, el continente más democrático del planeta. La Democracia, tan discutida como concepto, tan utilizada como lugar común y tan manipulada para dar legitimidad a regímenes que no lo son, constituye sin duda unos de los sistemas políticos más populares, y sin embargo, frustrantes, del inventario político histórico. Estos dos gráficos intentan diagnosticar comparativamente la situación de la democracia en el continente americano, con datos de siete países. Fuente: Institute for Democracy and Electoral Assistance, 2014; The Economist, 2013; World Values Survey, 2014.

(De click en las imágenes para verlas en su tamaño original).

Actitudes y percepciones democráticas en América

Participación y democracia (América)

 ¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Espectro político en América

Espectro político en América: estos gráficos se construyeron utilizando la información del World Values Survey sobre la ubicación personal de las personas en el espectro político en algunos países de América. En la encuesta, a los participantes les pidieron ubicarse en un espectro político en donde 1 es ser de “izquierda” y 10 es ser de “derecha”. Las opciones intermedias dan cuenta de la “centro-izquierda”, el “centro”, y la “centro-derecha”. Esta entrada incluye cuatro gráficos, el primero da cuenta de los resultados en diez países de América, los otros tres detallan los resultados de Colombia, Estados Unidos y México. Fuente: World Values Survey

Espectro1

EspectroCol

EspectroEEUU

EspsctroMéx

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Corrupción y confianza en América

Corrupción y confianza en América: estos dos gráficos recogen una vieja preocupación de este blog ¿existe alguna relación entre la corrupción de un país y el nivel de confianza interpersonal de sus habitantes? Los datos de la más reciente encuesta de percepción de corrupción parecen dar nuevas pistas al respecto.  Fuente: Transparency International y World Values survey

confianza 1

 

confianza 2

¿Le gustó este gráfico? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

La integración en las Américas: sin norte, sin sur.

Por Felipe Arango

En el hemisferio occidental hay por lo menos diez estructuras de asociación entre países: CAN, Mercosur, Caricom, SICA, ALADI, CELAC, ALBA, NAFTA, CAFTA-DR, UNASUR. Todas ellas fueron fraguadas y puestas en marcha con el fin de profundizar la integración en las Américas. No obstante, de tal proliferación de acuerdos, algunos ya moribundos y otros embrionarios, emana el sentimiento de haber perdido el norte de tan noble causa y de estarnos sumiendo en una entropía multilateral conducente a una mayor fragmentación.

Preguntémonos entonces qué ha sustentado hasta ahora la integración en las Américas.  Existen marcos de asociación de tipo State-led  como la CAN (1969). Los signatarios del Pacto Andino optaron por una “institucionalización precoz” del bloque subregional, pero sus cimientos supranacionales resultaron muy débiles para soportar el peso de las soberanías nacionales. Hoy en día la CAN cuenta dos miembros menos que al momento de su creación (Chile y Venezuela), una unión aduanera imperfecta y un parlamento estéril y deslegitimado.

En décadas posteriores llegó una oleada de acuerdos de distinta naturaleza, jalonados por el comercio (market-led), como CARICOM, la ALADI, Mercosur y NAFTA. Puesto que su piedra angular era el liberalismo económico, se les denominó “regionalismo. Pero una vez más la integración se quedó a media asta pues predominó su fase más primitiva (libre movilidad de bienes y servicios), mientras que el proyecto más ambicioso (Mercosur) que además incluía libre movilidad de personas y capitales se convirtió en un teatro de intrigas proteccionistas y querellas arancelarias.

Finalmente cabe mencionar dos casos sui-generis de integración política en la región: la Organización de Estados Centroamericanos- ODECA (década de 1950) que nació como mecanismo de coordinación ante la ONU y como espacio de convivencia pacífica. Aun así terminó siendo la caja de resonancia de la cruzada estadounidense contra el gobierno guatemalteco de Jacobo Arbenz, este último abanderado de la reforma agraria y graduado de comunista por la Casa Blanca. El segundo es el ALBA, producto de la “diplomacia petrolera” de Hugo Chávez y contraproyecto del libre comercio en las Américas. Su sistema autodenominado como solidario y anticapitalista es paradójicamente financiado por los petrodólares de las exportaciones venezolanas a la superpotencia planetaria y a su contrincante asiático…Señores del capitalismo a ultranza.

A la luz de tantos avatares del proceso de integración en las Américas surgen las siguientes conclusiones: la integración política (State-led) es inconcebible sin una transferencia mínima y auténtica de soberanía a instituciones supranacionales. El problema en América Latina es que la soberanía, presente en la región desde escasos dos siglos, es una prerrogativa irrenunciable, tanto más cuanto se ha visto tan profanada en el marco de la lucha contra el comunismo, el narcotráfico y el terrorismo. Por otro lado, la integración económica (market-led) ha mostrado una clara inclinación hacia acuerdos bilaterales (TLC) (Colombia, Chile, México, Centroamérica, Perú), al igual que ha puesto de manifiesto el malestar profundo de algunos países con el paradigma neoliberal (Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua). En este escenario la integración económica avanzada (mercado común y unión monetaria) no tiene porvenir alguno.

Luego, casos como el de Centroamérica y el ALBA nos recuerdan que la materia prima de la integración, es decir la cooperación multilateral, no sólo es usada para resolver, sino también para generar conflictos y exacerbar clivajes ideológicos en lugar de alinear objetivos. En este sentido una hipótesis es que en nuestro hemisferio no existe un “multilateralismo cualitativo”, aquel que constituye un patrón estable de comportamiento y conlleva a la integración ya que gira en torno a valores y objetivos compartidos. Tal vez no exista porque el Norte y el Sur poseen valores y propósitos “irreconciliables” y porque en el propio Sur los gobiernos latinoamericanos ven a la integración con recelo pues temen que los valores y propósitos compartidos logren desdibujar su sacrosanta soberanía. A lo sumo pervive en la región un “multilateralismo utilitario”, aquel que existe como estrategia ad-hoc y permite una cooperación intermitente para alcanzar fines inaccesibles por vía unilateral: “multilateral when we must, unilateral when we can”.

Algunos analistas de la integración europea arguyen que fue necesario un gran “traumatismo” (WWII) para desencadenar un frenesí federalista inicial que en realidad evolucionó como un modelo híbrido entre supranacionalidad (Comisión, derecho comunitario y mayoría calificada para toma de decisiones) y soberanía nacional (Consejo, toma de decisiones por unanimidad y política de opting-out). ¿Es el “gran traumatismo latinoamericano” el eslabón faltante de nuestra integración?

La maldición

Al lunes de esta semana, 1334 personas habían muerto en Haití por culpa de la epidemia de cólera que azota desde octubre al país caribeño. La enfermedad llegó como remate al terremoto de principios de año y a la temporada de huracanes de las últimas semanas, que tienen a la nación en ruinas y a su gente en un constante estado de emergencia humanitaria.

Como podía esperarse en estas circunstancias extremas, sobrevino el descontento de la población y una serie de disturbios entre haitianos y las fuerzas de la ONU que operan el país añadieron otras victimas al ya largo conteo de la tragedia.

El descontento con los cuerpos de paz, según informaron las agencias internacionales, se inició cuando se esparció el rumor en el norte de la isla que los miembros nepalíes de ésta habían sido los responsables de llevar la cólera a Haití. El presidente haitiano se apresuró a desmentir esto (no solo la identidad de los supuestos culpables, sino el hecho de que los haitianos estuvieran diciendo que la misión de la ONU estuviera maldita), dijo el primer mandatario, que aquellos rumores habían sido esparcidos por opositores y políticos locales, con miras a las elecciones de fin de año.

Poco importa en realidad el porqué creen los haitianos que la cólera los afecta o incluso si vino con las fuerzas de paz nepalíes o si siempre estuvo allí, lo que de verdad debe llamar la atención es lo que todo el episodio, en el fondo, dice de las necesidades y la situación extrema del país.

Por eso es que el compromiso internacional en Haití no puede flaquear, porque el futuro del país depende de la determinación de la ayuda y acompañamiento internacional. Pensar en abandonar el país en este momento (o incluso el futuro cercano) implicaría tanto para los haitianos, como para el Caribe y el hemisferio occidental, confirmar la mala suerte (la maldición, podrían decir algunos) de un pueblo que ha sufrido todo lo que ha podido, pero que resiste, aún cuando la amenaza de resquebrajamiento interno se mantenga.

¿Cree que la ayuda internacional si está llegando a Haití como debería? ¿Es necesaria la presencia internacional en la reconstrucción del país? Cuénteme lo que piensa, comente.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 224 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter