Posts Tagged 'Arabia Saudita'

¿Por qué hay cientos de colombianos combatiendo en Yemen?

RTR4V0OK-1024x655

Combatientes de la milicia huti, Yemen – Fuente: Reuters.com

Por Santiago Silva Jaramillo

Adén es un puerto comercial a orillas del océano indico; en sus calles estrechas se comercia con pescado, mariscos y hortalizas, en los edificios de ladrillo rojo y marrón departen, aliviados del calor por la brisa marina y el té frío, negociantes, líderes tribales y el ocasional intermediario de piratas somalíes. En sus calles ya patrullan mercenarios latinoamericanos -la mayoría colombianos- que hacen parte de las fuerzas sunnitas aliadas del gobierno yemení y que planean lanzar una ofensiva contra la tribu huti que ocupa la capital, Sanaá, en el norte del país.

Ahora es Yemen -como Bahrein, Kuwait, Irak y Libia antes- el lugar que recibe a cientos de mercenarios colombianos buscando un buen salario por pelear una guerra ajena ¿cuántos de esos colombianos entenderán las peculiaridades del conflicto entre sunismo y chiismo? ¿Alguno sabrá por qué los rebeldes Huti pelean contra el gobierno yemení? ¿Les importará?

El mercenarismo no es, ni de lejos, un fenómenos reciente o novedoso; es tan viejo como la guerra organizada, tan ancestral como la disposición humana a resolver conflictos grupales por medio de la violencia sistemática. Por otro lado, los mercenarios son atractivos porque suponen fuerzas experimentadas en la guerra y que pueden “acomodar” su lealtad a un nuevo patrón por el único incentivo del pago. Esto los vuelve poco confiables -así lo advertía Maquiavelo- pero no deja de hacerlos útiles para acompañar a fuerzas más bisoñas en operaciones y combates.

El final de las guerras siempre deja a muchos combatientes sin oficio, décadas de enfrentamientos han creado una clase social de soldados, hombres -y algunas mujeres- que solo saben de la milicia y que con el final, o al menos la reducción en la intensidad de las hostilidades, se encuentran al borde se la obsolescencia.

Colombia no solo debe pensar en lo que va a hacer en los próximos años con los combatientes desmovilizados de las guerrillas; el inevitable desescalamiento de la guerra en el marco de los procesos de paz con Farc y Eln llevará a una eventual, así sea gradual, reducción del pie de fuerza de la fuerza pública (sobre todo en el ejército) ¿qué se hará con esos miles de hombres en armas? ¿Añadirlos al bien más exportado por Colombia, su capital humano? ¿Dejarlos ir a pelear una guerra ajena en algún rincón olvidado de este planeta de conflictos extraños?

Porque el segundo elemento, complementario a la oferta de veteranos desempleados colombianos, es la demanda por parte de regímenes o fuerzas militares de combatientes experimentados en conflictos rancios. En este caso, han sido las autocracias árabes de los países del golfo pérsico los principales empleadores de estos mercenarios. En este caso, la inestabilidad y el surgimiento de conflictos en Medio Oriente se ha convertido en el principal mercado internacional de mercenarios. Así, mientras algunos países latinoamericanos, pero sobre todo Colombia, siga produciendo veteranos sin muchas perspectivas locales, seguirá exportando combatientes a conflictos lejanos.

 ¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Anuncios

La nueva geopolítica del Medio Oriente (2 de 2)

Fuente: The big Picture - Boston.com

De cómo ha cambiado la región después de las revueltas árabes

Parece que las revueltas en el mundo árabe están llegando a su fin. Claro, en Siria todavía hay enfrentamientos entre el presidente Bashar al-Assad y los ciudadanos sirios que exigen su renuncia, en Egipto el conflicto entre la población civil y el ejército se acentúa, mientras persiste el escepticismo y la desconfianza sobre el papel que jugará la milicia en la futura intentona democrática del país y la guerra civil continúa en Yemen. Sin embargo, es poco probable que nuevas revueltas se extiendan a otros países y todo indica que las llamas de la revolución se extinguen después de más de ocho meses de desordenes, represiones y derrocamientos.

Ahora bien, el Medio Oriente parece haber cambiado en menos de un año mucho más que en la última década y, desde que EEUU invadiera Irak en 2003, la composición geopolítica de la región no vivía un traumatismo similar. La nueva realidad (con las claras incertidumbres que permanecen) sería algo más o menos así:

Arabia Saudita: el 2011 tampoco ha tratado bien a los saudíes y aunque hayan tenido algunas victorias, como en Bahréin sobre los iraníes y los manifestantes, su posición general se debilita. En primer lugar, los más afectados por el incremento de la influencia de los turcos, después de Egipto, son los saudíes, que ocupados en apagar incendios en casa han dejado espacios a los diplomáticos turcos en toda la región. De igual manera, los acontecimientos en Yemen han supuesto una espina en el costado del régimen saudí que será difícil de curar. El régimen de Saleh, presidente yemení, que aunque corrupto e incompetente, había mantenido unos niveles aceptables para lo saudíes de estabilidad en su país, ha caído y ahora la guerra civil en Yemen parece perfilarse como un problema muy difícil de atender.

Israel: la situación de los israelíes es la más difícil de determinar. En cierta forma, los cambios en la región suelen traer siempre problemas para Israel, sin embargo, la debilidad de Bashar al-Assad en Siria podría suponer una buena noticia, aunque solo, y paradójicamente, si el régimen no se cae, sino que se mantiene comprometido en controlar su posición. Así, al-Assad permanecería distraído con problemas domésticos, dándole un respiro a Israel. Si el régimen cae, por otro lado, un nuevo gobierno en Siria sería, con toda seguridad, igual de adverso a los israelíes que el anterior. Los problemas de Irán, de igual manera, siempre pueden considerarse como victorias para Israel, por eso las desventuras del régimen iraní en los últimos meses solo representan ganancias para los israelíes. Ahora bien, aunque según esto Israel podría considerarse bien librado en el nuevo escenario, todo lo anterior lo ensombrece la caída de Hosni Mubarak en Egipto. Mubarak era un aliado silencioso, pero poderoso de los israelíes; en el interior de su país los maldecía, mientras los apoyaba en el control de la movilidad de la franja de Gaza. Pero una vez derrocado, el nuevo régimen militar egipcio ha aflojado los controles en la frontera con Gaza y la relación entre Israel y Egipto se ha enfriado visiblemente. Finalmente, está Turquía. Los turcos también han ampliado la distancia con los israelíes y los episodios de las flotillas humanitarias que salieron de suelo y con apoyo turco, dirigidas a territorio palestino, ha dictaminado la enemistad que desde hace algunos meses se ha apoderado de la relación entre ambos países. Con la influencia turca en aumento, por supuesto, Turquía es un enemigo que puede hacerle mucho daño a Israel.

El Medio Oriente es una de las regiones políticamente más volubles del planeta y las revueltas se han convertido en un poderoso precedente para los cambios rápidos, aunque traumáticos, en los países de la región. El mundo, claro está, no se detiene por nada y las formas como nos organizamos y desorganizamos constantemente es tan dinámica, que toda predicción puede resultar necia. Medio Oriente se reacomoda, pero sus complejidades permanecen y con toda seguridad, no dejarán de impactar al resto del mundo en el futuro próximo.

¿Quién más gana y pierde en el nuevo Medio Oriente? ¿Qué otro cambio geopolítico importante puede identificarse en el nuevo escenario de la región? Cuénteme lo que piensa, comente.

Recuerden que por suscribirse al blog (en la columna de la derecha) recibirán en su correo electrónico el artículo inédito “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década”.

La nueva geopolítica del Medio Oriente (1 de 2)

Fuente: The Big Picture - Boston.com

De cómo ha cambiado la región después de las revueltas árabes

Parece que las revueltas en el mundo árabe están llegando a su fin. Claro, en Siria todavía hay enfrentamientos entre el presidente Bashar al-Assad y los ciudadanos sirios que exigen su renuncia, en Egipto el conflicto entre la población civil y el ejército se acentúa, mientras persiste el escepticismo y la desconfianza sobre el papel que jugará la milicia en la futura intentona democrática del país y la guerra civil continúa en Yemen. Sin embargo, es poco probable que nuevas revueltas se extiendan a otros países y todo indica que las llamas de la revolución se extinguen después de más de ocho meses de desordenes, represiones y derrocamientos.

Ahora bien, el Medio Oriente parece haber cambiado en menos de un año mucho más que en la última década y, desde que EEUU invadiera Irak en 2003, la composición geopolítica de la región no vivía un traumatismo similar. La nueva realidad (con las claras incertidumbres que permanecen) sería algo más o menos así:

Turquía: los turcos llevan varios años profundizando sus relaciones en Oriente Medio, tomando el lugar de mediación, de “parte no interesada”, en muchos de los conflictos de la región. De igual manera, han mantenido un inteligente equilibrio entre sus compromisos mundiales (especialmente con Europa) y sus nuevos compromisos regionales. Es el caso de la posición que Turquía ha tenido respecto a las mismas revueltas árabes, combinación prudente entre rechazar la represión sobre los manifestantes y no apoyar la intervención de los europeos y estadounidenses en el asunto. Turquía ha mantenido su aproximación de “doble cara” durante la crisis, en donde se sigue mostrando como a lo que aspira: el liderazgo natural en Medio Oriente.   Su apuesta, además, recibió un impulso inesperado con el incidente de la flotilla de Gaza y, sobre todo, con la caída de Mubarak y la incetidumbre e inestabilidad egipcia, hasta ahora uno de los países más respetados y poderosos de la región. Si los turcos pueden llegar a llenar el vacío de poder dejado por los egipcios, todo el esfuerzo reciente habrá valido la pena.

Irán: el régimen iraní no ha tenido un buen año. Por un lado, las sanciones internacionales empiezan a hacer mella en su economía y mantener el control sobre una población descontenta se vuelve cada vez más difícil. El sistema político del país también pasó por una profunda crisis a mediados del año cuando el gabinete del presidente Mahmud Ahmadineyad se enfrentó al ayatola Alí Jamenei y la dirigencia clerical. El conflicto por afianzar el poder de ambos sectores sobre el país aumentó las dudas sobre la estabilidad y fortaleza del sistema político teocrático de Irán y representó un duro golpe al prestigio internacional del gobierno de Ahmadineyad. Aparte de esto, Irán no ha salido muy bien librado de las revueltas de la llamada “primavera árabe”. En Bahréin, la pequeña isla en medio del golfo pérsico, Irán se midió frente a uno de sus archienemigos, Arabia Saudita, al apoyar a los manifestantes de la mayoría chiita que buscaba derrocar a la dirigencia sunita que controla el país. Los saudíes, aliados de los gobernantes de Bahréin, enviaron tropas en su ayuda y aplastaron la revuelta. La situación actual en Siria tampoco les favorece a los iraníes, aliados desde hace años del régimen de al-Assad. En el mejor (peor ¿?) de los casos, si el presidente sirio prevalece, su posición dentro del país será demasiado débil e Irán, pase lo que pase, habrá perdido un importante aliado en la región.

¿Quién más gana y pierde en el nuevo Medio Oriente? ¿Qué otro cambio geopolítico importante puede identificarse en el nuevo escenario de la región? Cuénteme lo que piensa, comente.

Recuerden que por suscribirse al blog (en la columna de la derecha) recibirán en su correo electrónico el artículo inédito “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década”.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 230 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter

  • RT @Valemogo: Esta invitación es para compartir y disfrutar de esta exposición que estará abierta hasta el 3 de Abril en la @bppiloto Y e… 6 hours ago
  • RT @PoliPerson: Hoy a las 5:00 p.m en la Casa Afro habrá sesión informativa sobre las convocatorias a estímulos para el arte y cultura de @… 8 hours ago
  • RT @CAPoliticoEAFIT: ¿Qué deberíamos informarle a las personas para cambiar los comportamientos negativos? La profesora @CBicchieri sugiere… 11 hours ago
  • RT @CAPoliticoEAFIT: Recuerden, si no pueden asistir al lanzamiento de “Nadar en contra de la corriente”, nos pueden sintonizar a través de… 11 hours ago
  • Vean qué dicha la programación de Cultura Parque para los próximos días en Parque Berrío, El Progreso, Parques del… twitter.com/i/web/status/1… 1 day ago
Anuncios