Posts Tagged 'Argentina'

Gráfico: Liderazgo regional en América Latina

Liderazgo regional en América Latina: ¿a quién percibimos los latinoamericanos como el líder natural de la región? De acuerdo a la encuesta de Latinobarómetro, este lugar pertenece, con u relativo apoyo, a Brasil. Sin embargo, otros países como Estados Unidos, Chile y Argentina le siguen de cerca; todavía más, el porcentaje de personas que no saben responder a la pregunta también da cuenta de pocas claridades respecto al papel de liderazgo regional. Otro resultado interesante en los micro datos de la encuesta es el “individualismo” en términos de liderazgo regional, pues cada país suele ponerse muy por encima de la percepción que tienen los otros, en su propia importancia regional. Todos se creen líderes pero reconocen poco a otros como líderes; esto explica de alguna forma la dispersión de las respuestas. Por supuesto, esta encuesta no alcanzó a recoger las percepciones luego de la profunda crisis política y económica que este año vive Brasil o los efectos sobre la percepción latinoamericana de la visita de esta semana de Barack Obama a Cuba. El liderazgo, como hemos dicho, es patéticamente relativo. Fuente: Latinobarómetro, 2015Nota: de clic sobre la imagen para ver los detalles en su tamaño completo.

Liderazgo AmLat

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Percepción de corrupción en América Latina (2012-2015)

Percepción de Corrupción en América Latina (2012-2015): la semana pasada Transparencia Internacional dio a conocer su informe anual de Percepción de Corrupción en, un ranking internacional de la percepción de los habitantes de un país sobre las prácticas corruptas de su sociedad. El informe para el año 2015 trae algunos cambios interesantes y la consolidación de otras tendencias para América Latina. Lo primero es que la región continúa siendo una de las más corruptas del planeta, superada solo por África y en términos subregionales por algunos espacios en Asia. Segundo, que países como Uruguay, Chile y Costa Rica consolidan sus altos puntajes de transparencia, soportando todavía más la relación entre baja corrupción y alto desarrollo. Finalmente, el índice de este año muestra su sensibilidad a dos cambios contextuales: las elecciones de nuevos gobiernos y los escándalos mediáticos de corrupción. En el primer caso, los cambios de gobiernos en Paraguay, Panamá y Costa Rica impulsaron repuntes en la confianza de las personas en la transparencia de los recién llegados. En el segundo, los escándalos de corrupción en Brasil -con el caso de los sobornos de Petrobras- y en Guatemala el juicio político y penal al ex-presidente Otto Pérez Molina desataron reducciones importantes en la percepción de transparencia de esos países. En promedio, la muestra de esta gráfica tuvo una percepción de corrupción más alta (un puntaje menor) en 2015 que en 2012, una muestra de las dificultades persistentes de luchar contra la corrupción sistémica en la región. Fuente: Transparency International, 2016Nota: de clic sobre la imagen para ver los detalles en su tamaño completo.

corrupciónAmLat

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

¿Por qué están perdiendo los gobiernos de izquierda en América Latina?

Maduro

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

Por Santiago Silva Jaramillo

(Publicado originalmente en Bajo la Manga).

La primera década del 2000 fue la década de la izquierda en América Latina. A Venezuela, Brasil, Ecuador y Bolivia llegaron gobiernos de izquierda y en otros lugares como Chile, Argentina y Uruguay se profundizó el control político de partidos y políticos desde este espacio del espectro político. Para evaluar con justicia los alcances, logros y limitaciones de estos proyectos habrá que esperar un par de décadas, pero es claro que podemos determinar algunas de las razones por las que llegaron y se mantuvieron –sin muchos cambios por casi una década, más o menos- en el poder y sobre todo, el porqué de su reciente crisis.

Porque los gobiernos de izquierda parecen estar en problemas en América Latina y en el ambiente –aunque también en la realidad política de la región- se intuye un cambio en las tendencias políticas. Así, en Argentina Mauricio Macri venció once años de kirscherismo, en Brasil Dilma Rousseff enfrenta un juicio político por las denuncias de corrupción en su gobierno y el de su antecesor Lula Dasilva y en Venezuela Maduro acaba de perder la mayoría del chavismo en la asamblea nacional, mantenida a capa y espada por el gobierno desde que Hugo Chávez llegó al poder a finales de los noventa.

Los tres casos son particulares. En Argentina y en Venezuela el desgaste político jugó un papel fundamental, así como las denuncias de corrupción han sido determinantes en la crisis en la izquierda en Brasil. Pero también comparten condiciones, sobre todo económicas.

DilmaRousseff-635

Dilma Rousseff, presidente de Brasil.

Lo cierto es que lo único que subió a principios del dos mil en América Latina no fueron los partidos de izquierda, a la par lo hizo la demanda mundial por materias primas, el rubro al que pertenecen la mayoría de las exportaciones de la región. Así, las economías de América Latina y el Caribe crecieron en promedio un 3,5% anual entre el año 2000 y el 2008, comparado con un crecimiento en promedio de 2,65% en la década anterior (Banco Mundial, 2015). Esto creó una fuente de ingresos inesperada para los gobiernos que llegaban al poder y la bonanza económica permitió financiar programas sociales e inversiones públicas pero, sobre todo, supuso un clima de prosperidad interna que consolidó la popularidad de los gobiernos latinoamericanos de la época.

Pero en 2009, con la crisis económica internacional y un par de años después, con la desaceleración china y su reducción en el consumo de material primas, la bonanza económica terminó. El precio del barril de petróleo, por ejemplo, que es la fuente de ingresos más importante de varios países de la región, se ha reducido en al menos el 50% entre 2013 y 2015.

Aunque la crisis no sea la culpable del cambio político en la región –los errores particulares de cada uno de los proyectos políticos internos tiene más velas en ese entierro- sí supuso un contexto contrario para los gobiernos de izquierda que han tenido que enfrentar estas crisis con presupuestos mermados y ciudadanos descontentos por el estancamiento económico.

En efecto, lo que los salvó a principios del milenio ahora los condena: la predilección de la historia por la ironía y las implacables fuerzas del mercado.

 ¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

 

Gráfica: Comportamiento económico y gobiernos en Argentina

Comportamiento económico y gobierno en Argentina: el pasado 23 de noviembre de 2015 Mauricio Macri ganó las elecciones presidenciales argentinas, acabando con unos doce años de control del “kircherismo” y unos quince del “peronismo” en el país. Aunque el desgaste político se intuye en las razones de la victoria de Macri, el cambio ideológico también parece sugerir una relación con el desempeño económico; no sería la primera vez, ni en Argentina, ni en otros países. Este gráfico muestra el desempeño económico -en términos de crecimiento anual del PIB- y los cambios de gobierno e ideología en Argentina entre el año 2000 y 2014.  Fuente: Banco Mundial, 2015.  Nota: de clic sobre la imagen para ver los detalles en su tamaño completo.

argentina

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Turismo en Suramérica

Turismo en Suramérica: esta gráfica muestra el comportamiento del turismo en varios países de Suramérica entre el año 2000 y el 2013. Fuente: Banco Mundial, 2015.  Nota: de clic sobre la imagen para ver los detalles en su tamaño completo.

Tursimo2013AMLAT

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

¿Por qué trasnocha a los presidentes latinoamericanos la desaceleración económica china?

2015-05-19T143737Z_737199845_GF10000100190_RTRMADP_3_CHINA-ENVIRONMENT

La ciudad china de Qindao. Fuente: The Boston Big Picture

Por Santiago Silva Jaramillo

La reducción en expectativas y realidad del crecimiento chino ha implicado que, al bajar su demanda, los precios de las materias primas (sobre todo el petróleo, el carbón, el hierro y el cobre) también bajen. La tendencia no parece un asunto de contexto, sino una realidad que, al menos en el mediano plazo, va a significar un dolor de cabeza para los líderes de países exportadores de materias primas como, por supuesto, los latinoamericanos.

De hecho, los efectos ya se están viendo. Primero, con el mediocre crecimiento de las economías de la región en los últimos cinco años -sobre todo en 2015, con un crecimiento estimado por el FMI de menos del 1%– y pocas posibilidades de una mejoría en los siguientes periodos. Segundo, por el descontento que ya empiezan a sufrir algunos países por cuenta deentre otras cosasel estancamiento económico y la reducción en los recursos de inversión de los gobernantes, con protestas en Brasil, Ecuador, Argentina y Venezuela; y descontento en Colombia, Perú y México.

Protestas en Brasil en contra del gobierno de Dilma Roussef. Fuente: BBC.com

Protestas en Brasil en contra del gobierno de Dilma Roussef. Fuente: BBC.com

En la primera década del dos mil, América Latina tuvo una camada de presidentes inusualmente populares que bien podrían darle las gracias (aparte de sus méritos personales, que son siempre discutibles) a que contaron con los excedentes de recursos de inversión que salían del ascenso de los precios de las materias primas, impulsados por la demanda industrial de China. Pero ahora, con el gigante asiático recortando expectativas y desacelerando su economía, el boom de las materias primas parece estar llegando a su fin, y con éste, la popularidad exorbitante y el amplio margen de maniobra político de líderes y gobernantes de los países productores.

Lo particularmente frustrante de todo este escenario es el “poco poder” con el que cuentan los jefes de Estado latinoamericanos (aunque el fenómeno no se reduzca a ellos, por supuesto) en el desempeño de sus economías y por consiguiente, en la popularidad y apoyo político que sus propuestas, partidos y plataformas consiguen de parte de sus ciudadanos. Por otro lado, nos presenta un vistazo a un futuro de descontento político, algunos cambios en los partidos e ideologías gobernantes y en general, mayor inestabilidad política en la región.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Entre rejas

Entre rejas: estos gráficos dan cuenta de las tendencias de población carcelaria en cuatro países de las américas. Fuente: UNODC y World Population Prospects

Carceles1carceles2¿Le gustó este gráfico? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Calma Latinoamérica, las Malvinas son británicas

Fuente: falklands.gov.fk

Sobre porqué Argentina lleva las de perder con sus pretensiones sobre las Islas Malvinas

Durante las últimas semanas una vieja controversia se ha reencauchado en las discusiones del continente americano. El pasado 2 de abril, hace 30 años, un comando de soldados argentinos ocupó las Islas Malvinas (para ellos, Islas Falklands, para los británicos), un grupo de islas en el Atlántico sur, posesión de Gran Bretaña desde 1830. El gobierno británico respondió con una operación a gran escala y un par de meses después, las islas fueron liberadas de las tropas argentinas.

La Guerra de las Malvinas ha tenido una importante influencia en la política argentina durante años, convirtiéndose en una excusa perfecta para azuzar el nacionalismo en los momentos precisos y como la misma guerra, distraer la atención de problemas domésticos.

El conflicto también ha sido utilizado por varios líderes latinoamericanos para promover la unión de los países de la región, utilizando la supuesta agresión externa en motivación para estrechar los lazos. Al fin de cuentas, casi todos los países de latinoamericanos apoyaron la locura de la dictadura militar argentina, aunque fuera solo en pronunciamientos y llamados, nunca un misil o un barco.

Sin embargo, en la política de la región permanece la idea de que la guerra y la pretensión argentinas fueron y son justificadas; que llevan la razón. El reciente intercambio verbal y muestras de poder en las Islas, por parte de Argentina y Gran Bretaña han reavivado ese sentimiento.

Pero los líderes latinoamericanos olvidan varios elementos del conflicto, que inclinan la balanza hacia la posición de los británicos.

De la primera ya hablé. Se refiere a recordar que la guerra de las Malvinas fue un desesperado acto de la dictadura militar argentina por distraer la atención y no caer bajo el peso de una economía estancada y una represión criminal contra la población argentina, no una gloriosa guerra contra el imperialismo.

La segunda se refiere a ese supuesto imperialismo. Las Falklands de los británicos no son un territorio ajeno ocupado por una potencia, sino un grupo de islas en dónde ejercen soberanía desde hace 180 años, pero, más importante aun, cuya población de identifica mayoritariamente como británica. La organización política de las islas reconoce su adhesión a Gran Bretaña como una opción. De igual manera, el argumento de la cercanía con Argentina no puede sobreponerse al deseo autónomo de su población.

Por supuesto, las reclamaciones actuales también responden a intereses políticos internos. Particularmente, distraer la atención de la difícil situación económica argentina. Hasta los mismos británicos han aprovechado el enfrentamiento para hacer demostraciones de fuerza y meterle algo de dinamismo a la política interna.

Finalmente, las perspectivas de guerra son nulas y suponen un escenario muy improbable. De igual forma, las aspiraciones argentinas, incluso por una vía legal como propuso la presidente Fernández, parecen condenadas al fracaso.

¿Son las Malvinas argentinas o británicas? Cuénteme lo que piensa, comente.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 221 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter