Posts Tagged 'Brasil'



5 preguntas: La reelección de Dilma Rousseff (Santiago Pérez)

Fuente: Intel.es

Fuente: Intel.es

Santiago Pérez* (@perez_santiago) es Licenciado en Relaciones Internacionales, y fundador y directos de Equilibrio Internacional, vive en Rio de Janeiro y reporta constantemente sobre la política brasilera, responde preguntas sobre la reelección de Dilma Rousseff a la presidencia de Brasil. En efecto, el pasado domingo 26 de octubre se llevó a cabo la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil. Dilma Rousseff, presidenta que aspiraba reelegirse, salió vencedora sobre Aescio Neves. Sin embargo, la dura polarización durante la campaña y la pequeña diferencia en el resultado final dan cuenta de una situación mucho menos cómoda para el gobierno de Rousseff y su partido.

RealpolitikMundial (1): Las elecciones han dejado a la oposición al gobierno del Partido de los Trabajadores fortalecida ¿qué escenario espera a la presidenta Rousseff con un país y una clase política dividida?

Santiago Pérez: Dilma Rousseff pareciera haber tomado nota del resultado electoral y del nuevo escenario de fragmentación. En sus primeras intervenciones luego de las elecciones convocó a todos los sectores de la sociedad brasileña (Partidos Políticos, sindicatos, cámaras empresarias, organizaciones sociales, etc) para abrir el dialogo con vistas al mandato que comienza. La Presidente busca cerrar las heridas abiertas por una campaña polarizada y así facilitar su gobernabilidad.

RealpolitikMundial (2): Aparte del escenario político ¿cuáles son los principales retos de gobierno que enfrentará Rousseff durante su presidencia?

Santiago Pérez: Retomar la senda del crecimiento económico y combatir la creciente inflación serán los principales desafíos. El PBI de Brasil se expande a menos de 1% anual y la inflación ya supera el 6,5%. Serán necesarias diversas reformas para que la economía recupere la competitividad perdida. Este será su principal desafío. Por otro lado, amplios sectores medios que apoyaron al PT en las elecciones de 2010 no lo hicieron en 2014, particularmente aquellos que salieron a las calles en las manifestaciones de Junio 2013. Esta clase media desencantada, indignada por la corrupción estatal y la baja calidad de los servicios públicos, exigirá respuestas al gobierno.

RealpolitikMundial (3): Durante la campaña, se habló mucho sobre un cambio –que algunos consideraban necesario- en la política exterior de Brasil. Aunque el principal exponente de esta idea era Aescio Neves ¿es posible que Rousseff también dé un viraje en sus relaciones internacionales durante su segundo periodo?

Santiago Pérez: Las Relaciones Exteriores Brasileñas son posiblemente la principal política de estado del país. La misma se mantiene estable desde los años 50 con dos claros objetivos. Por un lado, transformar a Brasil en la potencia más influyente en los asuntos de América del Sur desplazando a los Estados Unidos. Por otro, obtener un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Si bien Neves proponía cambios, los mismos no eran de fondo, sino de forma. No se esperan modificaciones en la política exterior brasileña en este nuevo mandato de Rousseff.

“Los logros de los 12 años de gestión del Partido de los Trabajadores fueron sin duda de gran influencia en el resultado de la elección. Decenas de millones de personas abandonaron la pobreza y se incorporaron a la clase media. Estos factores hicieron que los grandes sectores populares renovaron su confianza en el oficialismo”

– Santiago Pérez

RealpolitikMundial (4): En los últimos años, la mayoría de los presidentes latinoamericanos que han intentado reelegirse lo han logrado. Presientes que pretenden seguir gobernado parecen tener algunas ventajas aseguradas al competir con nuevos candidatos ¿cree que el mismo principio se aplicó a esta elección en Brasil?

Santiago Pérez: Los logros de los 12 años de gestión del PT fueron sin dudas de gran influencia en el resultado de la elección. Decenas de millones de personas abandonaron la pobreza y se incorporaron a la clase media. Los planes sociales sacaron de la miseria o la pobreza extrema a grandes capas de la población. Si bien la economía se encuentra en desaceleración, el desempleo es aún bajo lo que hace que el deterioro de las variables macroeconómicas no repercuta (por el momento) en las economías de las familias. Estos factores hicieron que los grandes sectores populares renovaron su confianza en el oficialismo.

RealpolitikMundial (5): La campaña fue bastante intensa, con altos niveles de polarización e incluso algunos incidentes de violencia ¿qué diagnóstico de la salud de la democracia brasilera deja esta contienda electoral?

Santiago Pérez: La democracia Brasileña salió fortalecida del proceso. 140 millones de electores se dirigieron a las urnas y en solo una hora los resultados definitivos fueron publicados y reconocidos por los candidatos. Durante la campaña, a pesar de la polarización, Neves y Rousseff se mostraron abiertos a debatir cara a cara siempre con respeto y reconocido la importancia de ambos. Más allá de algunos incidentes, que nunca comprometieron el éxito de los comicios, la elección fue un ejemplo a nivel regional.

*Santiago Pérez es Licenciado en Relaciones Internacionales, fundador y director de Equilibrio Internacional.

Anuncios

La nueva geopolítica del petróleo

polusión

Fuente: The Big Picture – Boston.com

Por Santiago Silva Jaramillo

Algo está cambiando en el mercado energético y por supuesto, en la estabilidad geopolítica de las últimas cuatro décadas. En efecto, el precio del petróleo -pero también de otros hidrocarburos y en general, de los recursos naturales- se han desplomado en las últimas semanas. Algunos analistas señalan a una decisión de competencia internacional y lucha política los bajos precios del petróleo. Tom Friedman, por ejemplo, sostiene que la reducción del precio del petróleo internacional no ha sido una coincidencia, sino consecuencia del enfrentamiento entre Estados Unidos y Arabia Saudita contra Rusia e Irán. Es decir, un aumento en la venta de las reservas de los estadounidenses y sauditas que busca aprovechar la dependencia de las economías de sus enemigos en el comercio del crudo, ahondando en las sanciones económicas que ya ha impuesto Occidente a ambos países.

Sin embargo, parece no ser solo un asunto de contexto. De hecho, los datos del mercado energético parecen presentar una tendencia más profunda de bajos precios del petróleo. En primer lugar, por el desarrollo tecnológico que ha permitido que varios países que hasta hace poco solo tenían producciones marginales o apenas suficientes para su consumo interno, han aumentado su producción, convirtiéndose incluso en exportadores de energía.

En segundo lugar, la conservación y apuestas por nuevas tecnologías de generación -sobre todo más limpias- han reducido la dependencia de algunos países en las fuentes fósiles de  generación de energía. Este ha sido un esfuerzo explicado por dos razones: (1) la respuesta a las necesidades ambientales y la agenda de sostenibilidad, y sobre todo (2), la “independencia” de las importaciones de hidrocarburos y el riesgo que implica depender de los países petroleros (que suelen ser inestables y conflictivos) para suplir la demanda energética.

Son estos, los países petroleros, los mayores afectados con estas nuevas tendencias del mercado energético.

Por supuesto, el enemigo de las potencias petroleras no es el “fracking” estadounidense, sino el ascenso de las energías alternativas, la conservación energética y el desarrollo de nuevas tecnologías. Es decir, no es una consecuencia lineal ni única del “fracking” como herramienta de extracción, sino de varias tendencias energéticas que están moldeando la nueva geopolítica de la energía global. Así, el consumo energético de Estados Unidos, por ejemplo, ha reducido de manera importante su dependencia no solo de las importaciones de petróleo, sino del uso de energía de fuentes fósiles en general, pasando del 91,4% en el año 1980 al 83,6% en 2012.

consumo energía

 

Por supuesto, esto supone un escenario de consumo de energía más complejo, en donde las nuevas tecnologías, la preocupación por el medio ambiente y los conflictos geopolíticos parecen estar, por fin, desincentivando la dependencia y el uso de hidrocarburos en muchos países. Esto implica que el bajo precio del petróleo, que incluso ha aguantado el empeoramiento de la situación política en Medio Oriente y en Europa del este, algo que hace algunos años hubiera lanzado el precio del crudo al cielo.

contaminaciónvehiculos

 

Por supuesto, el crecimiento de los centros urbanos también ha implicado un incremento importante en la demanda de energía, pero sobre todo, de la contaminación y la preocupación por encontrar alternativas energéticas.

urbanización

Pero no solo las grandes potencias petroleras de Medio Oriente y Asia han sentido el golpe de los cambiantes precios de hidrocarburos. Países latinoamericanos, como Venezuela y Colombia (en grados diferentes, pero ambos con preocupaciones fiscales) han visto sus presupuestos reducidos en semanas. El asunto es que la inestabilidad de los precios pueden influenciar la inestabilidad de su política. Venezuela, por ejemplo, ya ha extendido el temor en los mercados de una cesación de pagos y las dinámicas de su política interna no ayudan a tranquilizar sobre su futuro cercano en el que las rentas del petróleo costoso se hayan terminado.

Así, como otros países dependientes del petróleo, Colombia y Venezuela tendrán que replantear su política fiscal en la nueva realidad energética, en donde las reducciones del consumo en Europa y China, la “independencia” energética de Estados Unidos, y el enfrentamiento entre los saudíes e Irán, mantendrán el precio del crudo en precios relativamente bajos en comparación con los últimos años.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Brasil, antes del Mundial

Brasil, antes del Mundial: a horas de la inauguración del mundial de fútbol 2014 en Brasil, el país se debate entre el evento que los presenta como potencia regional al mundo, y las dificultades que el proyecto ha tenido en los últimos meses. En efecto, la atención parece estar avergonzando a algunos cariocas. No solo eso, movimientos sociales y sindicatos han aprovechado el contexto para cuestionar la inversión de unos 11 billones de dólares que el gobierno brasilero ha hecho en adecuación de infraestructura (sobre todo estadios) para la competencia; mientras enormes desafíos sociales perviven en la realidad brasilera. Estos gráficos dan cuenta de los últimos años de Brasil en términos económicos, y de sus –aunque parecieran insuficientes– enormes avances. Fuente: Banco Mundial

Brasil1

Brasil2

Brasil3

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Yo espío, tú espías, todos espiamos

espionaje-020713

Fuente: Libertaddigital.com

Sobre porqué ofenderse por el espionaje de Estados Unidos es, ante todo, una hipocresía.

A diferencia de lo que muchos románticos creen, ni Wikileaks, ni Snowden cambiaron la historia, apenas confirmaron una clara sospecha, mostraron a la luz lo que, aunque en la sombra, nadie dudaba.

¿Qué los países se espían? Claro ¿Qué los aliados desconfían? Por supuesto ¿Qué los enemigos harán todo lo posible por ganar ventajas sobre el otro? Sin duda.

La hipocresía es, sin duda, el fundamento de cualquier esfuerzo diplomático. Las embajadas no son otra cosa que espionaje institucionalizado. Fachadas de cocteles y agregados comerciales para recabar información para enviar a casa.

Curiosamente, ese mismo espionaje que tantos juzgan y por el que muchos se indignan, no es otra cosa que una vieja tradición (ingeniosa aunque espontanea) de regulación de las relaciones entre los países. El espionaje permite tomar decisiones informadas y mantener la paranoia a raya. Sin estos flujos, los conflictos se hacen más probables, los problemas más comunes.

Más hipócrita que negar el espionaje es ofenderse porque se da. Todos lo saben, cada líder conoce que lo espían, porque él también hace otro tanto. El mismo sistema internacional se sustenta en este tipo de dinámicas.

Ahora bien, asumir que el escándalo es hipócrita no es desconocer que estos hechos políticos no van a tener consecuencias sobre el escenario internacional. Pero no por las razones comúnmente expuestas. En efecto, lo que puede afectar las relaciones de países aliados de Estados Unidos no es la ofensa de la dirigencia por el episodio, sino la respuesta que se espera de ellos internamente.

La política internacional es sobre todo un reflejo de la política interna. El problema no es que los estadounidenses estuvieran espiando –es claro que todos hacen eso-, sino que se supiera y que los ciudadanos del país espiado se sientan ofendidos al respecto.

¿Resulta tan perjudicial el espionaje entre países? ¿Cómo deben responder los líderes de los países espiados? ¿Qué debería hacer Estados Unidos? Cuénteme lo que piensa, comente.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

La hora de la clase media

protestas brasil

Fuente: The Big Picture – Boston.com

Sobre cómo el ascenso de la clase media mundial está cambiando la historia

Según el Banco Mundial, el PIB per cápita chino pasó de 949 dólares en el año 2000 a 5.445 dólares en 2011; de manera consecuente, en este mismo periodo el consumo de carne per cápita en China aumentó de 24.8 a 28.8 kilos y el de pescado pasó de 24.2 a 35.6, mientras el consumo de arroz se reducía de 82.8 a 77.7 y el de trigo de 72.5 a 61.6. De igual forma, la población urbana del gigante asiático (otro indicador de clase media) pasó del 19% en 1980 al 51% en 2011. La suscripción a telefonía celular por cada 100 habitantes pasó de 48 a 73 entre 2008 y 2011; los usuarios de internet por cada 100 personas pasaron de 22.6 a 38.4. La población viviendo con menos de 2 dólares diarios se redujo del 97.8% en 1981, al 27.2 en 2009.

De igual forma, la población urbana de Brasil pasó del 65% en 1980, al 85% en 2011. Su PIB per cápita de 1.931 dólares en 1980 a 12.164 en 2011. Mientras que las suscripciones a telefonía celular por cada 100 habitantes pasaron de 79 a 124 entre 2008 y 2011, y los usuarios de internet por cada 100 personas crecieron de 33.8 a 45 en el mismo periodo. La población viviendo con menos de 2 dólares diarios se redujo del 26.8% en 1981, al 10.8 en 2009.

Similar es el caso de Turquía, en donde la población urbana pasó del 44% en 1980 al 71% en 2011. El PIB per cápita se multiplicó por diez en los últimos 30 años, pasando de 1.560 dólares en 1980 a 10.124 dólares en 2011. Las suscripciones a telefonía celular por cada 100 habitantes pasaron de 42 a 89 entre 2004 y 2007, mientras los usuarios de internet por cada 100 personas pasaron de 34.4 a 42.1. La población viviendo con menos de 2 dólares diarios se redujo del 7.7% en 1987, al 4.7 en 2010.

Esta larga lista de datos busca mostrar algo: el ascenso de la nueva clase media mundial; un fenómeno social, político y económico que está cambiando la manera en que se comportan muchas sociedades alrededor del mundo y que bien puede ayudar a explicar desde la Primavera Árabe hasta las recientes protestas en Brasil y Turquía, y predecir la inevitable y posible inestabilidad política de los próximos años en China.

gráfico consumo y PIB China

La nueva clase media mundial tiene hábitos de consumo distintos, más exigentes, y de igual manera, pide mejores instituciones y reglas de juego sobre las cuáles organizar sus sociedades; es por eso que asuntos apartemente mínimos y aislados (desde la demolición de un parque en Estambul, hasta la realización de un Mundial de futbol en Brasil) se pueden ver como conexión de las necesidades cambiantes de la nueva clase media. Lo que podrían parecer excusas se han vuelto en detonantes que tienen a gobiernos enteros de países generalmente prósperos en verdaderas dificultades.

En efecto, como sostiene Moisés Naím en una reciente columna, Samuel Huntington señalaba a finales de los años 60 que la gran ironía de la prosperidad de los países en crecimiento es que crean con demasiada rapidez una clase media a la que no pueden atender efectivamente ni sus gobiernos o gobernantes.

La clase media es más difícil de satisfacer y más democrática que el resto de la sociedad. En efecto, sus intereses y necesidades son superiores que los de las clases bajas (que ocasiones pueden ser satisfechas con populismo y con esto suelen perdonar el autoritarismo), pero sin el poder y la influencia de las clases altas, a las medias solo les queda exigir una democracia y un sistema más equitativo y controlado que les permita velar por su posición.

Así pues, entre demostraciones, cánticos y gases lacrimógenos se gesta la más reciente revolución; el comienzo de la era de la clase media.

¿Realmente ha nacido una nueva clase media mundial? ¿Qué efectos tendrá para la política mundial? Cuéntenos lo que piensa, comente.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

 

 

Autoritarismo electoral

Turquía1

Fuente: The Big Picture – Boston.com

Sobre las protestas en Turquía y Brasil y qué significan para la democracia

En las últimas semanas, turcos y brasileros han salido a las calles a expresar su rabia y frustración con sus gobiernos. En Turquía, todo empezó luego de que una protesta en contra de la voluntad del gobierno de entregar un permiso para construir un centro comercial en el histórico parque Taksim en Estambul, fue reprimida violentamente por la policía. La indignación por la respuesta gubernamental alimentó entonces una ola de descontento que ha mantenido al primer ministro Recep Tayyip Erdogan asediado por el descontento y las críticas. Todo el asunto ha levantado serias dudas sobre la salud de la democracia turca.

La historia empezó con algunas similitudes en Brasil, en donde el incremento inusitado del valor pasaje de bus. Pero como suele pasar, los manifestantes iniciales fueron acompañados pronto por otros descontentos y otras causas; la corrupción y las preguntas sobre la inversión para el Mundial de 2014 se añadieron al listado de agravios de los brasileros. Pero hasta ahí las similitudes con el caso turco, porque la mesurada respuesta del gobierno de la presidenta Dilma Rousseff contrasta con la represión liderada por Erdogan.

En efecto, como sostiene The Economist, Erdogan se ha inscrito, luego de reprimir las protestas de sus ciudadanos por la demolición del parque Taksim, junto a la larga lista de autoritarios electorales. En esencia, un autoritario electoral es el líder de un país relativamente democrático que “asume que ganar elecciones es toda la legitimidad que necesita” y que no tiene reparos en utilizar la fuerza si su autoridad es contestada.

Mientras el primer ministro turco respondió con autoritarismo y violencia a las protestas de sus ciudadanos (logrando solamente envalentonarlos más), la presidente de Brasil, Dilma Rousseff utilizó una aproximación tangencialmente opuesta a la Erdogan. La presidenta brasilera ha tomado una posición democrática ante una expresión legítima –por incómoda que sea- de sus ciudadanos.

Turquía2

Fuente: The Big Picture – Boston.com

Así pues,  las protestas hacen parte de las expresiones ciudadanas de una democracia; y solo cuando degeneran en violencia –y esto suele ocurrir solo luego de que son reprimidas sistemáticamente por el gobierno- pierden su legitimidad inicial. Al final, las protestas son el resultado de demandas sociales que no son escuchadas por medio de los canales institucionales convencionales; suponen una expresión  de la democracia participativa ante las dificultades de control social que en ocasiones supone la democracia representativa.

Revisar algunos datos de la World Values Survey nos puede traer algunas luces sobre lo que pasa y cómo entienden su realidad política los ciudadanos de Brasil y Turquía. En efecto, al preguntarles por la que debe ser la prioridad de sus países, el 59% de los brasileros y el 64% de los turcos señalan que el crecimiento económico sostenido. Pero curiosamente, el 25% de los brasileros también apuntan a la posibilidad de que las personas sean escuchadas, frente al 11,2% de los turcos, y solo el 6,1% de los brasileros apuntan al “embellecimiento de las ciudades”, frente al 9,4% de los turcos.

Al final, las diferencias sobre cómo asumieron las protestas líderes turcos y brasileros hablan sobre la madurez y estabilidad de sus democracias y probablemente auguran futuros muy distintos para ambos movimientos ciudadanos.

¿Qué otras cosas sobre la democracia nos dicen las protestas en Brasil y Turquía? ¿Cuál será el futuro de los manifestantes? ¿Qué pasará con los presidentes Rousseff y Erdogan y sus decisiones respecto a las protestas? Cuénteme lo que piensa, comente.

 ¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Mi patio trasero es tu patio trasero

China

Fuente: The Big Picture – Boston.com

Sobre la creciente competencia entre Estados Unidos y China por el amor de Latinoamérica

El pasado 07 de junio, el presidente Barack Obama recibió a su homólogo chino, Xi Jianping, en California. El líder chino llegaba a la reunión luego de una gira de varios días por algunos países de Latinoamérica. En efecto, Trinidad y Tobago, Costa Rica, Brasil y México estuvieron en su itinerario.

El dinero chino y el esfuerzo diplomático que lo acompaña ya ha hecho recorridos similares al que busca en Latinoamérica en África y Asia. China ha entendido que el incremento de su influencia por medio de préstamos e inversiones no solo puede garantizar el flujo de productos que su crecimiento económico necesita, sino que puede darle la muy ambicionada presencia sobre lugares que considera de intereses estratégico.

Así pues, en la visita de la semana pasada, Xi Jianping acordó la inversión de recursos chinos en hospitales, complejos industriales y préstamos gubernamentales. La gira también sirvió parar fortalecer las relaciones con dos nuevos socios comerciales estratégicos: el comercio bilateral con Brasil, por ejemplo, sobrepasó los 75 billones de dólares en 2012, convirtiendo a China en el primer destino de las exportaciones brasileras, por encima de Estados Unidos.

socios comerciales

De hecho, algunos analistas han sugerido que la mejor manera de asumir la relación bilateral es aceptar que una amistad es imposible. Así, reconocer los conflictos inevitables entre las dos potencias en movimiento (un nuevo poder chino sediento de poder y un Estados Unidos en retirada poco dispuesto a salir del primer lugar sin dar la pelea) implica dejar los canales abiertos para resolverlos sin llegar a recurrir a la violencia.

Sin embargo, esta perspectiva parece bastante improbable en el futuro cercano. En efecto, las relaciones entre chinos y estadounidenses han estado en claro deterioro desde por lo menos 2009 y las tensiones en el Pacífico y Asia, y la nueva actividad china en el vecindario estadounidense solo puede ayudar a empeorarla. De igual manera, los choques irregulares entre las agencias de inteligencia y las escaramuzas de ciberguerra han destruido lo que quedaba de confianza entre las dirigencias de ambos países.

Sí, China se convierte cada vez más en un actor relevante en Latinoamérica, y aunque estemos muy lejos de hablar de una confrontación como la que la URSS y Estados Unidos tuvieron en la región durante la guerra fría, las visitas y los cortejos de chinos y estadounidenses en al región solo aportan a las crecientes tensiones entre ambos.

¿Qué posición deben tomar los países latinoamericanos frente a la creciente influencia china? ¿Es inevitable el conflicto entre China y Estados Unidos? Cuénteme lo que piensa, comente.

 ¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Una Alianza del Pacífico

Fuente. Proexport.com.co

Fuente: proexport.com.co

De las buenas perspectivas de la Alianza del Pacífico como proyecto común

El pasado 23 de mayo, los presidentes de México, Colombia, Perú y Chile anunciaron la firma de sendos acuerdos comerciales en el marco de la entrada en funcionamiento de la Alianza del Pacífico. La unión económica, que busca implementar una eliminación de aranceles para casi el 90% de los productos comerciados entre sus nacionales, se sustenta en aprovechar una realidad económica clara: sus costas sobre el océano Pacífico y sus perspectivas de intercambios con las dinámicas economías asiáticas.

Esta iniciativa ha sido recibida en su mayoría con optimismo por medios y analistas de los cuatro países; incluso venciendo algunas de las estereotipadas reticencias al libre comercio (por lo menos en principio). La apuesta por utilizar como plataforma a los intereses, las ventajas comparativas y competitivas y las circunstancias económicas compartidas es bastante acertada.

Aunque en algunos casos la iniciativa se ha empezado a ver como un contrapeso político a otras uniones como el ALBA; la verdad es que la Alianza del Pacífico está todavía en pañales respecto a una posición diferente que la integración económica. Por supuesto, esto no quiere decir que no puedan venir proyectos político asociados, ni siquiera que éstos no sean deseables, pero por ahora endilgarle un carácter político a la Alianza es apresurado.

La mayoría de las uniones han prosperado no por sus intenciones ideológicas, sino porque comparten intereses económicos claros. Por el eso el ALBA e incluso UNASUR se enfrentan a tantos retos; el éxito relativo del Mercosur, incluso de la Unión Europea, está dado por su naturaleza comercial y de integración económica, más que sus posteriores pretensiones políticas. Es más, a éstas se eles puede culpar de las actuales crisis que enfrentan.

Al final, vale la pena ser optimista respecto a los beneficios que la Alianza del Pacífico puede traer a sus miembros sin entrar todavía, y ojalá no en el futuro cercano, en el pantano de la política hemisférica.

A continuación pueden encontrar una serie de gráficos con estadísticas de los cuatro países miembros de la Alianza y en algunos casos, su comparación con Brasil. Dan luces sobre las fortalezas y los desafíos a los que se enfrentarán en el futuro cercano:

PIB Alpac

pib alpacc

pib alpacc2

pib per capita

población alp

población2

crecimiento

exporactiones

inversión

inversión2

vías ferreas

trámites

 ¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Internet, telefonos y tráfico portuario en Latinoamérica

Internet, teléfonos y tráfico portuario en Latinoamérica: utilizando la genial herramienta de datos del Banco Mundial, he construido tres gráficos bastante básicos, pero útiles sobre algunos países suramericanos. En esencia, usuarios de internet por cada cien habitantes, suscripciones a telefonía celular por cada 100 habitantes y el tráfico de conteiner por puertos de Colombia, Venezuela, Brasil, Argentina, Chile y México. Fuente: Banco Mundial.

internet

Ceulares

Containers

¿Le gustó este mapa? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Brasil y sus deudas

Fuente: The Big Picture – Boston.com

Sobre las fisuras que empieza a mostrar el modelo de crecimiento brasilero

El modelo de crecimiento económico y desarrollo brasilero parece estar atravesando su primer gran crisis. La desaceleración de la nueva potencia sudamericana no solo traería consecuencias para las economías de la región de cuyo comercio dependen, sino para aquellos gobiernos que han depositado tantas esperanzas en emular la exitosa fórmula brasilera.

En efecto, Brasil se ha configurado en la última década como la potencia latinoamericana indiscutible, la segunda potencia hemisférica y una de las nuevas potencias mundiales. Por lo menos en términos económicos. La receta ha sido la inteligente combinación de estabilidad macroeconómica, políticas sociales activas, los hallazgos energéticos y la expansión del crédito.

Este último aspecto ha sido particularmente exitoso en las tereas de mantener el crecimiento económico y mejorar la calidad de vida de los brasileros. El PIB per cápita brasilero se ha más que duplicado en menos de una década y su economía se ha mantenido creciendo a tasas constantes hasta el año pasado(a excepción del 2009 por culpa de la crisis económica mundial).

Fuente: World Bank

Pero el 2012 parece ser el año en que la admirada fórmula brasilera muestre sus primeras debilidades. El excesivo endeudamiento en que han incurrido los hogares brasileros está empezando a pasar factura. Según el economista Alejandro Gaviria, las familias brasileras pueden llegar a destinar alrededor del 20% de sus ingresos en el solo pago de intereses de sus deudas.

Los efectos amplios de estos problemas ya empezaron a golpear a la economía del país. Los primeros tres meses de este año han significado la reducción de la actividad económica, mientras el último trimestre del 2011 Brasil estuvo al borde de una recesión en toda regla. El descenso desde el asombroso crecimiento de 7,5% del PIB de 2010 es bastante claro y los analistas incluso coinciden en que el mal desempeño económico brasilero se puede configurar en una tendencia para los próximos años.

Fuente: World Bank y Reuters

Otra de las aparentes debilidades brasileras es la volatilidad de los commodities de los que depende su crecimiento económico y en los que en buena parte se sustenta la sostenibilidad de su modelo. De esta forma, en tanto cae la demanda, así lo hace la economía brasilera. Mientras la recesión en Europa se profundiza y la economía china desacelera, uno de los motores del crecimiento brasilero se estanca.

Fuente: BP Stadistical Review of World Energy 2011

La presidenta Rousseff se ha comprometido con evitar a toda costa que la recesión que se insinúa gane terreno, ha disuadido al Banco Central brasilero a que mantenga las tasas de interés bastante bajas, mientras intenta aumentar el consumo. Pero las endeudadas familias brasileras no parecen muy dispuesta s a responder a esta disposición y aunque lo hicieran, esto solo podría convertirse en una amenaza para su propio futuro.

Aunque la alarma no es gratuita, la situación no puede verse como desesperada. Brasil cuenta con una robusta economía y una clase media nueva y vibrante. El petróleo sigue apareciendo en las costas y el continente brasilero y estos recursos suponen una garantía enorme para los programas sociales del gobierno y para mantener la economía andando, así sea con estímulos centrales.

¿Son tan turbias las perspectivas económicas brasileras? ¿Sigue vigente el modelo brasilero de desarrollo económico? ¿Cómo evitar sus dificultades? Cuénteme lo que piensa, comente.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 230 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter

Anuncios