Posts Tagged 'Contexto internacional'

Contexto internacional: El ascenso de China

bp1

Fuente: The Big Picture – Boston.com

3ra entrega de la serie “Contexto internacional”; ideas, lecturas y recursos básicos para entender la política mundial

1. Contexto histórico:

Generalidades: China es una nación vieja y esto, aunque parecería menor, no lo es. Determina la manera como los chinos se ven a si mismos y se comportan a nivel internacional. En efecto, una historia común de por lo menos dos mil quinientos años supone el reconocimiento de un lugar especial en el mundo, no por nada, “China” significa “tierra central” o “centro del mundo”. En 1949, luego de dos largas décadas de guerra civil, el líder comunista Mao Zedong derrotó a las fuerzas nacionalistas del general Chiang Kai-shek y estableció el régimen político actual del país asiático. China es gobernada por un partido único, el comunista, de donde se elige su dirigencia y se desprenden las autoridades políticas y económicas.

La revolución de Deng Xiaoping: luego de años de experimentos económicos y políticos fallidos (El Gran Salto y la Revolución Cultural, sobre todo); Mao Zedong se apartó de la dirección diaria del país, que quedó en manos de burócratas y funcionarios más pragmáticos, como Deng Xiaoping. De esta manera, Xiaoping inició una serie de reformas que buscaban inscribir a su país en el escenario económico mundial. Uno de los asuntos más relevantes en las políticas de desarrollo de los chinos ha estado enfocado a la demográfica y el potencial urbanizador de su población rural. En efecto, “China cuenta con más de cien ciudades que superan el millón de habitantes. Changquing quizá sea la más grande del mundo, con 30 millones en su área metropolitana. No es extraño entonces que el actual éxito en el crecimiento chino se le reconozca a las reformas de Xiaoping.

2. El ascenso:

Nuevas políticas: desde asumir el poder en 1978, Deng Xiaoping inició una serie de reformas que buscaban liberalizar la economía china, mientras garantizaba el control del Partido Comunista sobre la suerte del país.

Reformas de Deng Xiaoping

Problema

Política

Control de natalidad Política de un solo hijo
Reformas agrícolas Liberación de venta de excedentes y tenencia de tierra por privados
Industria Creación de industria liviana para bienes de consumo interno (“empresas municipales y aldeanas”)
Apertura económica Creación de “zonas económicas especiales” en áreas costeras para atraer inversión extranjera
Empresas estatales Salvamento a través de flexibilización de deberes y restricciones de inversión y producción
Precios Liberalización gradual de precios a productos de consumo interno
Política fiscal y de cambio Estabilidad y devaluación para exportaciones competitivas

Capitalismo de Estado: Las reformas de Xiaoping impulsaron la economía china, particularmente alrededor de las exportaciones desde las costas, la urbanización de su enorme población rural y el impulso de su consumo interno. Así pues, luego de décadas de un crecimiento espectacular. Según datos del Banco Mundial, la economía china creció en 7,8% en 1980, 13,5% en 1985, 10,9 en 1995, 8,4 en 2000, 11,3 en 2005 y 10,4 en 2010. Pero con un crecimiento de 9,3% en 2011, y cálculos de crecimientos por debajo del 8% en 2012 y 2013, la economía china parece estarse desacelerando.

Creando una nueva clase media: Según el Banco Mundial, el PIB per cápita chino pasó de 949 dólares en el año 2000 a 5.445 dólares en 2011; en este mismo periodo el consumo de carne per cápita en China aumentó de 24.8 a 28.8 kilos y el de pescado pasó de 24.2 a 35.6, mientras el consumo de arroz se reducía de 82.8 a 77.7 y el de trigo de 72.5 a 61.6. De igual forma, la población urbana del gigante asiático (otro indicador de clase media) pasó del 19% en 1980 al 51% en 2011. La suscripción a telefonía celular por cada 100 habitantes pasó de 48 a 73 entre 2008 y 2011; los usuarios de internet por cada 100 personas pasaron de 22.6 a 38.4. La población viviendo con menos de 2 dólares diarios se redujo del 97.8% en 1981, al 27.2 en 2009.

bp39

Fuente: The Big Picture – Boston.com

3. Problemas de un modelo:

Nueva potencia, nuevas responsabilidades: por supuesto, crear una nueva potencia no solo trae beneficios, supone encontrarse con nuevos retos. En efecto, la política china se ha visto sacudida por retos que a mediados del siglo veinte parecerían impensables. Su ascenso ha aumentado el nerviosismo en el vecindario y el incremento de sus pretensiones territoriales y hegemónicas en Asia ha implicado la activa oposición de algunos países como Japón, India, Corea del Sur y Estados Unidos, e incluso de antiguos aliados como Vietnam. Mientras tanto, los chinos se han afanado por aumentar su poder real con inversiones históricas en armas y defensa. Su gasto en este rubro pasó de 16.600 millones de dólares en el año 1989 a 129.272 millones de dólares en 2011, según el SIPRI Institute.

Las trampas de la demografía: Deng Xiaoping instauró la política de un solo hijo para evitar los problemas que un crecimiento poblacional descontrolado traería al país, pero  estimaciones de organismos internacionales como la ONU muestran que una tendencia opuesta podría plantear un importante inconveniente para los chinos. En efecto, el crecimiento poblacional se detendría alrededor del año 2025, lo que llevaría a una reducción de la población desde el 2040. Así, los 1.400.000 chinos llegarían a menos de 1.000.000 en 2080; los nacimientos de niños también se reducirían y la edad media de la población alcanzaría los 48 años en 2070.

Fin de la urbanización y nuevas necesidades: El primero, es la presión política que puede empezar a sentir el todo poderoso Partido Comunista para que se realicen reformas democráticas que acompañen el crecimiento económico. Históricamente, las clases medias han impulsado (violenta o pacíficamente) las reformas políticas que les garanticen la protección de estas nuevas posiciones ganados de la arbitrariedad de un régimen cerrado, monárquico u oligárquico. del 40% de población urbana en 1970, se pasó a algo más del 70% en el 2000. Este incremento, acompañado de la construcción de ciudades e infraestructura en la costa, impulsó el crecimiento durante cuatro décadas. El consumo de materias primas para la construcción de la economía china mantuvo incluso a flote a muchos países del mundo durante la crisis de 2009.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Anuncios

Contexto internacional: Reformas en El Vaticano

Fuente: The Big Picture - Boston.com

Fuente: The Big Picture – Boston.com

2da entrega de la serie “Contexto internacional”; ideas, lecturas y recursos básicos para entender la política mundial

 1. Contexto histórico:

El papado como actor político: el jefe de la Iglesia siempre ha constituido una autoridad política en el mundo cristiano. En efecto, incluso en los ocursos días de las persecuciones romanas, el Papa se consideraba en una influyente persona en la comunidad de una religión en rápida expansión. La institucionalización de la Iglesia en el Concilio de Nicea I determinó su relación con el entonces Imperio Romano y dictaría los primeros principios sobre la relación entre la autoridad eclesiástica (particularmente el Obispo de Roma) y los poderes terrenales. Desde entonces, el papado se convertiría en un actor político de tremenda importancia en la política del Occidente cristiano; ha estado involucrado desde la elección y bendición de monarcas, hasta la discusión sobre la soberanía terrenal o celestial del Papa y el Emperador; ha declarado y peleado guerras, llamado a Cruzadas e intervenido en los asuntos políticos, sociales y económicos de sus fieles.

Generalidades: el Papa es elegido por el Colegio Cardenalicio, durante un cónclave en el que votan secretamente, el Obispo de Roma solo es electo cuando el anterior ha muerto o renunciado válidamente. En teoría, cualquier varón católico puede ser electo Papa, el Colegio Cardenalicio no puede superar los ciento veinte miembros (estos son ordenados por el mismo Papa) y quienes tengan más de ochenta años no pueden votar. Una vez alcanzado un acuerdo, se levanta la fumata blanca que anuncia a los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro, poco después, el nuevo Papa es presentado al público.

bp12

Fuente: The Big Picture – Boston.com

2. Las reformas:

El nuevo escenario de la fe: la religión, como cualquier otro fenómeno social, cambia con el tiempo. En efecto, ni el catolicismo, ni la comunidad que lo constituye, son la misma actualmente de lo que era hace cien, quinientos o mil años. Nada es tan diciente de estos cambios estructurales en la población católica como los efectos que las conversiones y la demografía han tenido en sus fieles. En el año de 1910, el 66,3% de los cristianos vivían en Europa; en 2010 solo representaban el 25,9% del total. Mientras, el África Subsahariana ha pasado de solo el 1,4% al 23,6% en el mismo periodo, según el Pew Research Center. De manera similar, América Latina pasó de constituir el 24% de los católicos del mundo a ser poco más del 39% entre 1910 y 2010. Aunque la totalidad de la población católica en la región también se ha modificado en el mismo periodo, pasando del 90% al 72% en los últimos 100 años.

Banco Vaticano, sexo y corrupción: al parecer, las razones que llevaron a la resignación del Papa Benedicto XIX se vinculaban a las dificultades de administrar el Banco Vaticano con transparencia y a las discusiones internas respecto a ciertos escándalos sexuales dentro de la Curia. Algunos dirigentes del Banco Vaticano han renunciado recientemente entre escándalos cada vez más importantes de poco control y posibles casos de corrupción entre su dirigencia. De igual manera, el nuevo Papa, Francisco I, ha organizado un grupo especial de reforma para el Banco Vaticano. Sin embargo, no se ha visto hasta ahora la misma disposición para atender los demás problemas de la Iglesia.

El nuevo Papa: el pasado 13 de marzo de 2013 fue electo el Papa Francisco I, luego de la histórica resignación de Benedicto XIX. El hasta entonces cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio se ha comprometido algunos intentos de reforma de la Iglesia, mientras tanto, ha acallado presunciones iniciales de un papado ultra conservador y ha ilusionado a los reformadores con algunas declaraciones y un comportamiento general poco común. Curiosamente, el Papa parece estarse acercando un poco más con estas declaraciones a lo que piensan los fieles católicos; la homosexualidad es el mejor ejemplo: poco antes de que Francisco I declarara que “si una persona es homosexual, busca a Dios y es bueno ¿quién soy yo para juzgarla?”, encuestas del Pew Research Center presentaban datos de la aprobación general de lo católicos latinoamericanos a que los homosexuales no fueran discriminados en la sociedad. Así, el nuevo Papa ha utilizado su carisma y estas afirmaciones para ganar ascendencia en los fieles, particularmente en jóvenes y escépticos. Todavía, sin embargo, están pendientes las reformas más difíciles.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Contexto internacional: Entendiendo la “Primavera árabe”

Egipto

Fuente: The Big Picture – Boston.com

1ra entrega de la serie “Contexto internacional”; ideas, lecturas y recursos básicos para entender la política mundial

  1. Contexto histórico:

Imperio otomano e imperios europeos: Medio Oriente ha estado bajo control de grandes poderes imperiales durante buena parte de su historia reciente. Entre el siglo XVI hasta 1922, el Imperio Otomano dominó a las poblaciones en su mayoría musulmanas y árabes de Medio Oriente y el Norte de África. Su control estaba basado en un sistema que combinaba la represión central con el desentendimiento descentralizado; los sultanes otomanos, demasiado ocupados por sys guerras en Europa y sus conspiraciones palaciegas en Estambul, solían alternar la simple represión, con el recurrente olvido de sus territorios imperiales. Estas instituciones políticas sobrevivieron a la caída del Imperio Otomano a comienzos del siglo XX. En 1922, el Imperio se deshizo oficialmente y lo que quedaba de sus dominios en Medio Oriente y África fue repartido entre las potencias europeas; Francia y Gran Bretaña fueron los principales beneficiarios. Su control se estableció sobre las instituciones de control de los otomanos y los intereses imperiales impidieron cualquier reforma real o profunda que pudiera sacar a sus poblaciones del estado de posiciones coloniales.

Independencia, militarismo y religión: luego de la Segunda Guerra Mundial, los poderes coloniales empezaron su retirada de sus viejas posiciones y una gran ola de independencias recorrió África y Asia. Nuevos gobiernos tomaron el control de los nuevos países; pero dos elementos fundamentales quedaron en manos de las decisiones de los poderes coloniales: las fronteras y la naturaleza de los nuevos gobiernos. En efecto, muchos de los nuevos gobiernos enfrentaron desafíos a su legitimidad de parte de grupos descontentos y separatistas; la Guerra Fría también enrareció el ambiente y pronto llegaron nuevos gobiernos, la mayoría de ellos nacionalistas, militaristas y de corte socialista. Nasser en Egipto, Gadafi en Libia y la dinastía de los al-Assad en Siria fueron los ejemplos a seguir en la región. Algunos de estos y otros hombres fuertes también recibían ayuda internacional, Estados Unidos, Europa y antes de su caída, la URSS, apoyaron con armas y dinero a los personajes que aseguraban con sangre y fuego la “estabilidad” de una región estratégica.

Para más información: Imperio Otomano, Imperios Europeos.

Egipto2

Fuente: The Big Picture – Boston.com

  1. La “Primavera Árabe”:

Túnez: el 17 de diciembre de 2010 un tendero de la ciudad de Sidi Bouzid se prendió fuego enfrente de un edificio gubernamental luego de que un policía le confiscara su puesto de frutas. El sacrificio de Mohamed Bouazizi, el vendedor de frutas inmolado, reunía viejas y profundas frustraciones del pueblo tunecino y poco después, las protestas se tomaron las calles del país. El presidente Ben Ali, un autócrata que gobernaba sobre una democracia de mentiras apoyada por algunos países occidentales, renunció rápidamente al verse sorprendido por la magnitud de las protestas, huyendo a Arabia Saudita. Las protestas de Túnez y la muerte de Bouazizi son reconocidas generalmente como el punto de inflexión de la llamada “Primavera Árabe”. En efecto, mientras Ben Ali dejaba el poder a sus ciudadanos, las protestas ya empezaban a recorrer las calles de Egipto, Libia y Bahréin.

Egipto: la Plaza Tahrir se convirtió pronto en el centro de las protestas egipcias y en el epicentro del futuro político del país. Allí se reunían los cientos de miles de egipcios que protestaban en El Cairo, pidiendo que el presidente Hosni Mubarak, que había gobernado por treinta años. Mubarak respondió con zanahoria y garrote: promesa de reformas y represión en las calles, pero el descontento no amainaba y pronto el Ejército egipcio, que hasta el momento se había mantenido neutral, obligó a Mubarak a salir del poder. Las elecciones democráticas que siguieron pusieron de manifiesto uno de los desafíos más irónicos de la “Primavera Árabe”: quienes las habían impulsado (en su  mayoría jóvenes sin ninguna afiliación política clara) no contaban con la organización ni experiencia para ganar unas elecciones. En Egipto, la Hermandad Musulmana, una organización política islamista perseguida bajo el régimen de Mubarak, ganó las presidenciales con Mohamed Morsi. Pero sus coqueteos con el autoritarismo y el estancamiento económico del país le pasaron factura y el 3 de julio de 2013, luego de un par de semanas de protestas en todo el país, el Ejército intervino de nuevo y depuso a Morsi. Ahora la Hermandad es perseguida de nuevo por el Ejército, mientras el nuevo gobierno de transición ha convocado a elecciones e intenta mantener algo de legitimidad internacional.

Bahréin: las revueltas no fueron iguales en todos los países, aunque si instrumentalizaron viejos conflictos de las poblaciones locales. En la pequeña isla en el Golfo Pérsico de Bahréin, una vieja oligarquía sunita ha gobernado por décadas a una mayoría de población chiita. Las protestas se sustentaron en este conflicto, con las dos facciones religiosas enfrentadas en cada uno de los bandos. De igual manera, las potencias sunita y chiita de la región (a saber, Arabia Saudita e Irán, respectivamente) empezaron a apoyar a gobierno y manifestantes; enviando dinero e incluso armas en el caso de los saudíes. La represión sunita prevaleció y el orden se restableció sin que se diera ninguna reforma o cambio de importancia en la isla.

Egipto3

Fuente: The Big Picture – Boston.com

Libia: poco después de que empezaran las protestas en Túnez, la ciudad del oriente de Libia, Bengazi, vio las primeras manifestaciones. El gobierno de Muamar Gadafi respondió con una curiosa mezcla de paternalismo y violencia (bastante coherente con su forma de gobierno), y pronto la represión dio paso a una revuelta popular en todo orden. Ciudadanos comunes y militares desertores levantaron a las poblaciones de pueblos y ciudades en los extremos orientales y occidentales del país y montando armas pesadas sobre los baúles de camionetas empezaron a combatir a la fuerzas de Gadafi. Pero los militares leales al dictador libio ganaban terreno y se prestó a presenciar el aniquilamiento de las fuerzas rebeldes. La idea de una intervención de la OTAN llevaba algunas semanas sobre las mesas de la diplomacia internacional y durante lo más complejo del conflicto en tierra, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó la ejecución de una “zona de exclusión aérea” sobre los cielos de Libia. Impulsada principalmente por Francia, la intervención internacional incluyó el apoyo o participación activa de países europeos, Estados Unidos, Canadá y algún apoyo de los saudíes y qataríes. El 20 de octubre de 2011 Gadafi fue capturado por las tropas rebeldes y ejecutado; el gobierno de transición que se ocupaba de la dirección de la oposición convocó a elecciones. El nuevo gobierno ha encontrado grandes desafíos para controlar su territorio y poner bajo su poder a las bandas armadas y líderes tribales que todavía pululan por todo el país.

Siria: Bashar al-Assad sucedió en el año 2000 a su padre, Hafez al-Assad, en la presidencia de Siria. Hafez había establecido su poder en 1971 y gobernado con un puño de hierro sobre los sirios. Bashar aplicaba las lecciones de su padre y cuando en 2011 su población empezó a salir a las calles a exigir reformas democráticas, la represión fue despiadada. También hubo amagues de cambios, al-Assad prometió adelantar reformas, mientras continuaba la violencia contra los manifestantes, pero las protestas no se calmaron y pronto emergieron grupos de ciudadanos armados y desertores del ejército oponiéndose  ala fuerzas de al-Assad. El conflicto también se alimentaba en la naturaleza religiosa de las partes en lucha. En efecto, similar al caso de Bahréin, la mayoría de la población siria es sunita, mientras el gobierno de al-Assad está conformado en su mayoría por alawitas. De igual forma, Arabia Saudita e Irán también aprovecharon el escenario para apoyar a rebeldes y gobierno, respectivamente, enviando dinero y armas. Las potencias, por otro lado, han discutido su papel durante meses, en el Consejo de Seguridad, Estados Unidos y los europeos defienden una posición de fuerza contra al-Assad, mientras Rusia y China se oponen a cualquier intervención. Aun así, los estadounidenses y europeos llevan meses enviando ayuda a los rebeldes, intentando ayudarlos, pero temerosos de la naturaleza del movimiento y la participación dentro del mismo de grupos extremistas y asociados a al-Qaeda. Sin embargo, a la fecha la situación no parece cercana a decidirse por ningún bando.

Para más información: Sobre las últimas revoluciones, Incongruencias necesarias, Cinco lecciones de las revueltas árabes, Rencontrarse con el realismo, ¿Por qué no intervienen en Siria?, Entendiendo la guerra en Siria, Desde las cenizas de las revueltas.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 228 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter

Anuncios