Posts Tagged 'Corrupción'

Percepción de corrupción en América Latina (2012-2015)

Percepción de Corrupción en América Latina (2012-2015): la semana pasada Transparencia Internacional dio a conocer su informe anual de Percepción de Corrupción en, un ranking internacional de la percepción de los habitantes de un país sobre las prácticas corruptas de su sociedad. El informe para el año 2015 trae algunos cambios interesantes y la consolidación de otras tendencias para América Latina. Lo primero es que la región continúa siendo una de las más corruptas del planeta, superada solo por África y en términos subregionales por algunos espacios en Asia. Segundo, que países como Uruguay, Chile y Costa Rica consolidan sus altos puntajes de transparencia, soportando todavía más la relación entre baja corrupción y alto desarrollo. Finalmente, el índice de este año muestra su sensibilidad a dos cambios contextuales: las elecciones de nuevos gobiernos y los escándalos mediáticos de corrupción. En el primer caso, los cambios de gobiernos en Paraguay, Panamá y Costa Rica impulsaron repuntes en la confianza de las personas en la transparencia de los recién llegados. En el segundo, los escándalos de corrupción en Brasil -con el caso de los sobornos de Petrobras- y en Guatemala el juicio político y penal al ex-presidente Otto Pérez Molina desataron reducciones importantes en la percepción de transparencia de esos países. En promedio, la muestra de esta gráfica tuvo una percepción de corrupción más alta (un puntaje menor) en 2015 que en 2012, una muestra de las dificultades persistentes de luchar contra la corrupción sistémica en la región. Fuente: Transparency International, 2016Nota: de clic sobre la imagen para ver los detalles en su tamaño completo.

corrupciónAmLat

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

¿Por qué están perdiendo los gobiernos de izquierda en América Latina?

Maduro

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

Por Santiago Silva Jaramillo

(Publicado originalmente en Bajo la Manga).

La primera década del 2000 fue la década de la izquierda en América Latina. A Venezuela, Brasil, Ecuador y Bolivia llegaron gobiernos de izquierda y en otros lugares como Chile, Argentina y Uruguay se profundizó el control político de partidos y políticos desde este espacio del espectro político. Para evaluar con justicia los alcances, logros y limitaciones de estos proyectos habrá que esperar un par de décadas, pero es claro que podemos determinar algunas de las razones por las que llegaron y se mantuvieron –sin muchos cambios por casi una década, más o menos- en el poder y sobre todo, el porqué de su reciente crisis.

Porque los gobiernos de izquierda parecen estar en problemas en América Latina y en el ambiente –aunque también en la realidad política de la región- se intuye un cambio en las tendencias políticas. Así, en Argentina Mauricio Macri venció once años de kirscherismo, en Brasil Dilma Rousseff enfrenta un juicio político por las denuncias de corrupción en su gobierno y el de su antecesor Lula Dasilva y en Venezuela Maduro acaba de perder la mayoría del chavismo en la asamblea nacional, mantenida a capa y espada por el gobierno desde que Hugo Chávez llegó al poder a finales de los noventa.

Los tres casos son particulares. En Argentina y en Venezuela el desgaste político jugó un papel fundamental, así como las denuncias de corrupción han sido determinantes en la crisis en la izquierda en Brasil. Pero también comparten condiciones, sobre todo económicas.

DilmaRousseff-635

Dilma Rousseff, presidente de Brasil.

Lo cierto es que lo único que subió a principios del dos mil en América Latina no fueron los partidos de izquierda, a la par lo hizo la demanda mundial por materias primas, el rubro al que pertenecen la mayoría de las exportaciones de la región. Así, las economías de América Latina y el Caribe crecieron en promedio un 3,5% anual entre el año 2000 y el 2008, comparado con un crecimiento en promedio de 2,65% en la década anterior (Banco Mundial, 2015). Esto creó una fuente de ingresos inesperada para los gobiernos que llegaban al poder y la bonanza económica permitió financiar programas sociales e inversiones públicas pero, sobre todo, supuso un clima de prosperidad interna que consolidó la popularidad de los gobiernos latinoamericanos de la época.

Pero en 2009, con la crisis económica internacional y un par de años después, con la desaceleración china y su reducción en el consumo de material primas, la bonanza económica terminó. El precio del barril de petróleo, por ejemplo, que es la fuente de ingresos más importante de varios países de la región, se ha reducido en al menos el 50% entre 2013 y 2015.

Aunque la crisis no sea la culpable del cambio político en la región –los errores particulares de cada uno de los proyectos políticos internos tiene más velas en ese entierro- sí supuso un contexto contrario para los gobiernos de izquierda que han tenido que enfrentar estas crisis con presupuestos mermados y ciudadanos descontentos por el estancamiento económico.

En efecto, lo que los salvó a principios del milenio ahora los condena: la predilección de la historia por la ironía y las implacables fuerzas del mercado.

 ¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

 

Gráfico: Compra de votos en América Latina

Compra de votos en América Latina: las prácticas clientelistas, la inmadurez democrática, la desconfianza en el sistema y la corrupción siguen delimitando el desarrollo democrático en América Latina; aunque en algunos países esta es una realidad más latente que en otros. Este gráfico presenta los resultados en ocho países latinoamericanos a la pregunta por la frecuencia de la compra de votos en sus democracias. Fuente: World Values Survey, 2010-2014.  Nota: de clic sobre la imagen para ver los detalles en su tamaño completo.

CompradeVotosen AMLAT

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

¿Ganan mucho dinero los congresistas colombianos?

senado

Cámara del Senado colombiano.

Por Santiago Silva Jaramillo

Un congresista colombianos se gana un salario mensual -luego de la expedición del Decreto 1739 por parte de la Presidencia de la República a inicio de septiembre- de unos $26 millones de pesos (un poco más de ocho mil quinientos dólares); esto supone unos 40,3 salarios mínimos colombianos de 2015. El salario mínimo en Colombia es de $644.350 pesos (un poco más de doscientos dólares). La diferencia no es solo sustancial por sí misma, o porque Colombia continúe siendo uno de los países más desiguales del planeta con un coeficiente de GINI de 52,5 (el de Venezuela es de 44,8, el de Perú de 45,3 y el de Estados Unidos 41,1), sino porque es bastante mayor que la de otros países.

Así, un parlamentario ecuatoriano se gana unos 21 salarios mínimos de su país, uno argentino se gana 20 salarios mínimos de su país y un peruano se gana 31 salarios mínimos de su país. Sin embargo, en América Latina nuestro país no tiene la mayor diferencia entre salario de parlamentario y salario mínimo, Brasil y Chile tienen diferencias mayores. Por fuera de la región -y en sistemas menos desiguales- la diferencia se acorta. En Estados Unidos un congresista gana diez veces el salario mínimo federal (aunque puede variar respecto a los mínimos estatales, aunque siempre para disminuir la diferencia) y el Reino Unido un parlamentario se gana solo cinco veces el salario mínimo de su país.

nc3bamero-de-salarios-funcionarios

Un explicación a la diferencia entre el salario de los congresistas y el salario mínimo de nuestro país es que los aumentos de los parlamentarios responden a dos particularidades. La primera, el sistema de gobernabilidad clientelista que sigue determinando las relaciones políticas entre ejecutivo y legislativo en el país, en donde el presidente del a República y su gobierno asegura apoyos en el congreso por medio de responder a las ansias de poder político y económico de los congresistas. Así, al aumentarles el salario y/o otorgarles prerrogativas de la ejecución del presupuesto de la nación el Gobierno Nacional se asegura algún grado de control sobre el Congreso, mejorando las perspectivas de aprobar proyectos de ley que puedan encontrar oposición en el órgano legislativo.

La segunda particularidad es la desigualdad del sistema económico y político colombianos. La diferencia entre el salario de altos funcionarios y la población del común parece relacionarse con la desigualdad general de un sistema económico y una sociedad; por eso es un fenómeno tan extendido en América Latina, pero menor en Estados Unidos y en Europa. De esta forma, la diferencia es a la vez síntoma y parte del problema de la desigualdad de nuestros países.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Comparando a los “colados”

Comparando a los “colados”: por semanas ya, la capital colombiana ha estado sufriendo un curioso fenómeno de incremento en los usurarios de su sistema de transporte masivo de buses articulados (Transmilenio) que lo utilizan sin pagar las tarifas. En Colombia y otros países de América Latina se les dice a estos personajes “colados”, personas que violan alguna regla formal (pagar la tarifa) o informal (irrespetar una fila) para obtener un beneficio particular de tiempo o dinero. El fenómeno ha renovado los cuestionamientos sobre apuestas de cultura ciudadana en la ciudad y de apropiación de la ciudadanía sobre el sistema de transporte, aunque buena parte del problema parece explicarse por una mezcla de oportunidad y baja adscripción a la norma. Por supuesto, el Transmilenio en Bogotá no es el único sistema de transporte en sufrir con los “colados”, las dos siguientes gráficas dan cuenta de las respuestas de justificación del no pago de la tarifa de transporte público en varios países del mundo. Fuente: World Values Survey, 2015. Nota: de clic sobre la imagen para ver los detalles en su tamaño completo.

justifciación2

justificación

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

¿Qué tan corruptos somos los latinoamericanos?

CPI2014_map_NEW

Fuente: Transparency International, 2015

Por Santiago Silva Jaramillo

Al igual que con la violencia homicida América Latina suele concentrar la atención en asuntos de corrupción en términos comparados con otras regiones. Por un lado, en términos de escándalos, desde las coimas en la adjudicación de contratos de infraestructura pública en Colombia, hasta la sobornos a altos funcionarios de un partido en gobierno pagados con dinero de la petrolera estatal en Brasil. De igual forma, por los altos índices de percepción de corrupción, una de las maneras de comparar internacionalmente los niveles nacionales de corrupción.

transparencia

Nota: esta table recoge los primeros (verde) y últimos cinco (rojo) puestos en el ranquin de Transparencia Internacional, y en el medio los puestos de los países de América Latina con sus puntajes en los tres últimos años. Fuente: Transparency International, 2015.

La corrupción es un fenómeno conceptualmente disputada, su definición, causas y efectos son entendidos de muchas maneras. Sin embargo, partamos viendo la corrupción en dos espacios particulares, (1) la corrupción sistémica, que incluye a los “grandes escándalos” y los esfuerzos organizados, sistemáticos y jerarquizados de conseguir un beneficios particular o grupal incumpliendo una norma formal y una expectativa de comportamiento. El segundo espacio puede verse como (2) la corrupción social, donde se encuentran todos los pequeños incumplimientos, de normas formales, pero también informales, desde dejarse declarar un bien al pagar los impuestos, hasta utilizar un sistema de transporte sin pagar la tarifa o tiquete.

evasiónTransporteAmbos espacios generan externalidades negativas en una sociedad y aunque la corrupción sistémica es más visible, la social podría tener mayores consecuencias en términos de magnitud, pero sobre todo, en términos sociales. Las sociedades latinoamericanas han tenido una “difícil” relación con la ley desde tiempos coloniales, autores como el colombiano Mauricio García Villegas (Normas de papel, 2009) han detallado los mismos problemas de la corona española para gobernar bajo su modelo de descarga y obligar a los colonos a pagar sus impuestos y respetar las disposiciones del Rey. Asimismo, James Robinson y Aron Acemoglu (¿Por qué fracasan los países?, 2011) señalan que el modelo instituciones prevalente en América Latina se ha sostenido sobre un patrimonialismo con coqueteos autoritarios y clientelistas, una forma de gobierno común en la región y que incentiva muchos de los comportamientos corruptos de la política y la economía (como la compra de votos, o los monopolios sectoriales).

desvíos de recursos públicos

Nota: haga clic en la imágen para verla en su tamaño completo.

La corrupción produce, entre otras cosas, desviaciones a la distribución de recursos que deberían hacer el mercado y el Estado en una sociedad. La influencia política se convierte en activo económico entonces, y los espacios políticos en lugares para establecer modelos extractivos y de saqueo con lógica económica. En las calificaciones sobre “fortaleza institucional” del Reporte de Competitividad Mundial 2013-2014 la mayoría de los países latinoamericanos evaluados no reciben buenos puntajes en asuntos como la desviación de recursos públicos, la prevalencia del soborno para conseguir contratos y legislación favorable o la confianza pública en los líderes políticos y funcionarios.

De hecho, el problema de la región podría explicarse en una combinación inconveniente de debilidad estatal, autoritarismos prevalentes y una cultura de ilegalidad social con profundas raíces históricas. Esas causas también podrían proponer una agenda pública de promosión de transparencia, democracia, control social y cultura ciudadana; aunque la defensa de estas preocupaciones en muchos de nuestros países parecen secundarias.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Corrupción en Europa Oriental y Asia Central

Corrupción en Europa Oriental y Asia Central: este gráfico compara los puntajes en el Índice de Percepción de Corrupción de los países de Europa Oriental y Asia Central, el promedio de la región y el promedio mundial. Fuente: Transparencia Internacional, 2014.

CorrupciónEuroAsia,2014

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Corrupción en África Sub-Sahariana

Corrupción en África Sub-Sahariana: este gráfico compara los puntajes en el Índice de Percepción de Corrupción de los países de África Sub-Sahariana, el promedio de la región y el promedio mundial. Fuente: Transparencia Internacional, 2014.

CorrupciónAfrica,2014

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Corrupción en Europa Occidental

Corrupción en Europa Occidental: este gráfico compara los puntajes en el Índice de Percepción de Corrupción de los países de Europa Occidental, el promedio de la región y el promedio mundial. Fuente: Transparencia Internacional, 2014.

CorrupciónEuropa,2014

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Corrupción en Medio Oriente y el Norte de África

Corrupción en Medio Oriente y el Norte de África: este gráfico compara los puntajes en el Índice de Percepción de Corrupción de los países de Medio Oriente y el Norte de África, el promedio de la región y el promedio mundial. Fuente: Transparencia Internacional, 2014.

CorrupciónMOrienteNorteAfrica,2014

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 221 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter