Posts Tagged 'economía'

Un pequeño empujón a la solidaridad

Foto-portada-1280x640

La Cruz Roja colombiana siempre será una buena alternativa para donar. Aquí encuentran más información.

Por Santiago Silva Jaramillo

Las últimas semanas nos han puesto de manifiesto algo que no debemos olvidar: nuestra disposición, la de todos, a ayudar a los demás, a ayudarnos unos a otros, a ayudarnos para superar lo que, a todas luces, y a cada momento que pasa, se está convirtiendo en una situación desesperada. En Medellín esa disposición pudo recoger unos catorce mil millones de pesos y en Bogotá más de cincuenta mil en sendos teletones de días pasados. Estas expresiones más grandilocuentes de la solidaridad solo se suman a formas más pequeñas y cotidianas del altruismo. Creo que la verdadera gran prueba de que estamos predispuestos para preocuparnos por otros son los cientos de iniciativas sociales, muy organizadas o absolutamente espontaneas, que han empezado a recoger donaciones en dinero, suministros y comida para ayudar a todos los que pasan por momentos difíciles por culpa de la cuarentena del COVID-19.

Ahora bien, la solidaridad es una disposición prosocial, es decir, que tiene efectos positivos sobre los grupos sociales, y puede ocurrir, sobre todo respecto a donaciones como de las que estamos hablando, de forma impulsiva o deliberada. En la primera, ocurre cuando vemos o conocemos de algo que nos estimula de manera emocional a realizar la donación. En la segunda, calculamos, revisamos opciones y tomamos una decisión que creemos informada sobre cómo, a quién y cuánto donar. Ambas son prosociales.

Estas iniciativas particulares y grupales, nacidas de esta crisis, para ayudar a otros han sido respondidas con probablemente las expresiones de solidaridad más grandes de las que tengamos memoria. Millones de personas han donado lo que tienen, les sobra o les falta, para que otros tengan, al menos, comida sobre sus mesas. Pero por grande que sea esa solidaridad, siempre hará falta y no solo eso, los aprendizajes de cómo canalizar ese sentimiento moral pueden ser muy relevantes para las agendas de altruismo para después de la pandemia.

Así las cosas ¿cómo aumentamos las donaciones?

La economía del comportamiento tiene algunas pistas. En efecto, hay bastante evidencia sobre cómo ciertos ajustes en la manera en que se presenta la información y en particular, se permite que la gente done, puede activar positivamente el impulso de hacerlo, sobre todo, cuando hablamos de la solidaridad impulsiva.

Lo primero parece obvio, pero no por eso es menos relevante: hay que facilitar la manera como la gente puede donar a una causa. Ahora, si hacen parte de una iniciativa comunitaria o particular, esa facilidad debe mantener algunos visos de formalidad, porque de lo contrario puede producir desconfianza. Ese equilibrio entre sencillez y estructura es clave para que la gente evite recurrir a excusas de dificultad para dejar de lado su motivación para donar.

Lo segundo tiene que ver con la retroalimentación inmediata de la acción. Las acciones altruistas otorgan recompensas internas y externas a las personas. Las primeras los hacen sentir bien consigo mismo porque su acción activa su conciencia moral, las segundas, porque les permiten sentir o recibir reconocimiento de parte de sus pares. Ambos incentivos son poderosísimos; a todos nos gusta sentir que somos buenas personas y saber que los demás creen que lo somos. Esto se puede hacer fácilmente con agradecimientos, fotos o videos personalizados. Lo importante es que esa recompensa simbólica llegue tan rápido y sea tan clara como sea posible para el donante.

Una tercera opción es apelar a las normas sociales. Las personas nos comportamos en muchos escenarios de acuerdo con como creemos que los demás lo están haciendo y esperan que nosotros lo hagamos. Sobre todo, aquellos que consideramos “los nuestros”, nuestros pares, ya sean amigos, compañeros de estudio o trabajo, o conciudadanos. Aquí la clave es la posibilidad de compararnos con los demás, esto puede funcionar respecto a información sobre las donaciones totales recibidas (algo que es bastante común en estas iniciativas), pero funcionaría mejor si fuera posible determinar y señalar quiénes o de dónde han donado. Al usar normas sociales, la clave es la identificación de la persona con los otros, que pueda ver que “otros como él” lo han hecho. Pedir a quienes donan a una iniciativa que recomienden su organización o iniciativa solidaria puede ayudar a señalar la norma social y generar confianza sobre la donación al mismo tiempo.

Finalmente, hay que hacerlo personal, anecdótico y relacionable. Varios estudios han encontrado que las donaciones aumentan cuando las personas pueden conocer relatos reales e individuales de quienes recibirían la donación. Esto es complejo porque supone mucho tacto para evitar explotar las dificultades de las personas o usar el pesar más asociado a la caridad que a la solidaridad.  Por eso es solo recomendable si, primero, hay muy buena voluntad y cuidado sobre el daño en quienes participarían, y segundo, si lo que sale es producido de manera evite estos problemas de fondo.

Ninguna de estas ideas desconoce, sin embargo, que la solidaridad sea un atributo natural de los seres humanos. Es más, si no fuera sencillo activarlo, pocas de ellas funcionarían. Pero las personas podemos sufrir de fallos de contexto o sesgos propios que nos dificultan seguir la intención inicial de ayudar a los demás. Estos pequeños empujones pueden mejorar nuestra disposición al altruismo y en el camino, servir de gran apoyo a quienes adelantan estas iniciativas y a quienes, al final, reciben por medio de las donaciones la manera se seguir sobrellevando esta tragedia colectiva de los últimos meses.

Detrás de la puerta.

francia-en-el-siglo-xxi-bomberos-aereos_e20dddc9_1200x630

Los bomberos del siglo XXI imaginados por ilustradores franceses en 1900.

Por Santiago Silva Jaramillo

La futurología es una tarea malagradecida. Solo basta mirar las ilustraciones de revistas y cromos de inicio del siglo XX sobre el siglo XXI, sobre el futuro, para comprobar que buena parte de la imaginación (y conocimiento) de esos bienintencionados, no acertó a la realidad de nuestro presente. Por frustrante que esto sea, no deja de ser cierto que las predicciones (o prospectiva) son difíciles y deberían asumirse con una buena dosis de humildad analítica. Reconocer, antes de nada, que muchas de esas ideas simplemente pueden estar equivocadas.

Dejando por escrito la aclaración de las limitaciones de predecir el futuro, vale la pena revisar algunos de los posibles cambios producidos por la crisis del COVID-19 y que empiezan a esbozarse en el horizonte como transformaciones en la forma como funciona nuestra sociedad, se estructuran nuestros gobiernos y se mueven nuestras economías. La que sigue no es una lista exhaustiva, solo algunas ideas que se han venido revisando sobre las posibles consecuencias de la pandemia en nuestro mundo.

(Algunas de estas ideas se amplían y revisan en detalle en la conversación del foro “¿Qué tanto va a cambiar el mundo?”).

Ahora bien, uno de los primeros asuntos que podría cambiar es la disposición que tenemos a asumir costos para resolver problemas colectivos. En efecto, el repertorio de medidas, sacrificios individuales y colectivos e incluso algo de la sensación de urgencia y crisis del enfrentamiento de la pandemia del COVID-19 pueden servir como simulacro de nuestras tareas pendientes respecto a problemas como el cambio climático y la degradación medio ambiental.

Primero, respecto al tipo de medidas y el rango de alternativas que tenemos a la mano para enfrentarlos. No es casualidad que un efecto indirecto de la cuarentena haya sido la disminución de emisiones. Siempre hemos sabido, aunque en ocasiones evitemos la conversación, que enfrentar el cambio climático supone, en el mejor de los casos, modificar sustancialmente algunas de las formas como funciona nuestra economía. Segundo, respecto a la validación, casi insistencia, en que las acciones individuales sí son relevantes para los problemas colectivos. Recordarlo puede ser muy valioso para movilizar a las personas en el futuro.

Las formas en las que trabajamos también han cambiado. Es probable que algunos de los elementos de la virtualización forzada en la que nos encontramos sobrevivan la superación del COVID-19. Hay mucho más de lo que veníamos haciendo que se puede hacer sin la necesidad de la presencialidad. Obviamente la adaptación ha sido difícil y el teletrabajo ya entró al panteón de los memes como tema preferido para burlarnos de sus limitaciones y frustraciones, pero eso no quiere decir que justo en este momento no haya muchas organizaciones y personas cayendo en la cuenta de que hay bastantes procesos, diligencias y actividades que podrían virtualizarse.

Hemos visto también expresiones de solidaridad, altruismo y apoyo mutuo en todo el mundo, desde lo simbólico, como los aplausos y conciertos de balcón, hasta lo caritativo, con cientos de miles de voluntarios y donantes recogiendo mercados, medicinas, fabricando implementos de protección médica, haciéndole el mercado a sus vecinos mayores o del personal médico, entre muchas otras cosas. Pero todo esto estaba allí, siempre lo ha hecho, estamos delimitados por nuestra disposición -con algunos matices, por supuesto- a preocuparnos por otros, a querer ayudarlos, a superar estas crisis juntos.

Lo que puede cambiar es la empatía. Una de las cosas más interesantes de hacer voluntariado o de ayudar a una causa a través de una donación (incluso compartir o invitar a apoyar una causa va por ese camino) es la posibilidad de acercarse a las necesidades y angustias de otras personas. Es probable que sean vecinos o conciudadanos, y que en el trajín de la vida en el exterior no pensáramos en ellos, no los conociéramos o subestimáramos sus dificultades. Sentirnos corresponsables de su situación puede superar el altruismo y llevar a la acción política; a que asumamos la reivindicación de lo insostenible de su situación.

Finalmente, está el fortalecimiento del Estado, sus sistemas de salud, también los ajustes político-electorales. El manejo de la crisis, y un poco de suerte, podría llevar a cambios políticos en varios países. El Estado se fortalece no solo en su manera de atender la salud de las personas, sino también en sistemas de atención social y laboral, y en políticas redistributivas y esto puede ser muy costoso de desarmar una vez pase la pandemia. Este giro “keynesiano” es similar al que otras crisis económicas han provocado, pero no son pocos los que señalan la novedad en el tamaño del cambio. Al final, es esperable una tensión entre políticos que quieren mantenerse en el poder, poblaciones insatisfechas por su manejo del COVID-19 y programas sociales ampliados, más incluyentes, pero apretando demasiado las finanzas de los gobiernos en plena recesión económica. Navegar esa coyuntura será el reto político de 2021.

Todo esto puede pasar, así o diferente. O no. Al final, el juego de las predicciones sigue siendo ingrato.

 

Gráfico: Precio del petróleo, inflación y elecciones en Venezuela

Precio del petróleo, inflación y elecciones en Venezuela: mientras se adelantan elecciones parlamentarias en Venezuela es importante recordar el panorama económico del país desde que el Chavismo llegó al poder. En efecto, estas elecciones de 2015 presentan problemas para el gobierno del heredero de Hugo Chávez, Nicolás Maduro, que no había conocido su proyecto político. La descontrolada inflación y el bajón del precio del petróleo (la principal fuente de ingresos del Estado venezonalo) han creado una tormenta perfecta en donde el Chavismo puede empezar a perder terreno frente a la fuerzas de oposición. Fuente: inflation.com; wikipedia.org & Banco Mundial (2015). Nota: de clic sobre la imagen para ver los detalles en su tamaño completo.

Petroleo, inflación y elecciones en Venezuela

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfica: Comportamiento económico y gobiernos en Argentina

Comportamiento económico y gobierno en Argentina: el pasado 23 de noviembre de 2015 Mauricio Macri ganó las elecciones presidenciales argentinas, acabando con unos doce años de control del “kircherismo” y unos quince del “peronismo” en el país. Aunque el desgaste político se intuye en las razones de la victoria de Macri, el cambio ideológico también parece sugerir una relación con el desempeño económico; no sería la primera vez, ni en Argentina, ni en otros países. Este gráfico muestra el desempeño económico -en términos de crecimiento anual del PIB- y los cambios de gobierno e ideología en Argentina entre el año 2000 y 2014.  Fuente: Banco Mundial, 2015.  Nota: de clic sobre la imagen para ver los detalles en su tamaño completo.

argentina

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

¿Por qué trasnocha a los presidentes latinoamericanos la desaceleración económica china?

2015-05-19T143737Z_737199845_GF10000100190_RTRMADP_3_CHINA-ENVIRONMENT

La ciudad china de Qindao. Fuente: The Boston Big Picture

Por Santiago Silva Jaramillo

La reducción en expectativas y realidad del crecimiento chino ha implicado que, al bajar su demanda, los precios de las materias primas (sobre todo el petróleo, el carbón, el hierro y el cobre) también bajen. La tendencia no parece un asunto de contexto, sino una realidad que, al menos en el mediano plazo, va a significar un dolor de cabeza para los líderes de países exportadores de materias primas como, por supuesto, los latinoamericanos.

De hecho, los efectos ya se están viendo. Primero, con el mediocre crecimiento de las economías de la región en los últimos cinco años -sobre todo en 2015, con un crecimiento estimado por el FMI de menos del 1%– y pocas posibilidades de una mejoría en los siguientes periodos. Segundo, por el descontento que ya empiezan a sufrir algunos países por cuenta deentre otras cosasel estancamiento económico y la reducción en los recursos de inversión de los gobernantes, con protestas en Brasil, Ecuador, Argentina y Venezuela; y descontento en Colombia, Perú y México.

Protestas en Brasil en contra del gobierno de Dilma Roussef. Fuente: BBC.com

Protestas en Brasil en contra del gobierno de Dilma Roussef. Fuente: BBC.com

En la primera década del dos mil, América Latina tuvo una camada de presidentes inusualmente populares que bien podrían darle las gracias (aparte de sus méritos personales, que son siempre discutibles) a que contaron con los excedentes de recursos de inversión que salían del ascenso de los precios de las materias primas, impulsados por la demanda industrial de China. Pero ahora, con el gigante asiático recortando expectativas y desacelerando su economía, el boom de las materias primas parece estar llegando a su fin, y con éste, la popularidad exorbitante y el amplio margen de maniobra político de líderes y gobernantes de los países productores.

Lo particularmente frustrante de todo este escenario es el “poco poder” con el que cuentan los jefes de Estado latinoamericanos (aunque el fenómeno no se reduzca a ellos, por supuesto) en el desempeño de sus economías y por consiguiente, en la popularidad y apoyo político que sus propuestas, partidos y plataformas consiguen de parte de sus ciudadanos. Por otro lado, nos presenta un vistazo a un futuro de descontento político, algunos cambios en los partidos e ideologías gobernantes y en general, mayor inestabilidad política en la región.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Los países con más acceso a Internet (2003-2013)

Los países con más acceso a Internet (2003-2013): este gráfico da cuenta de los 30 países y territorios con más acceso a Internet en la última década y los cambios en las posiciones respecto al número de usuarios con cada 10 habitantes. Fuente: World Bank Data, 2013. Nota: de clic sobre la imagen para ver los detalles en su tamaño completo.

20paísesInternet

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: 20 países con más (y 20 con menos) usuarios de Internet

20 países con más (y 20 con menos) usuarios de Internet: incluso si la tendencia mundial es al aumento exponencial del acceso de las personas a Internet, muchos países -pobres o asolados por conflictos armados, sobre todo- aún tienen dificultades para proveer servicios de conectividad sus ciudadanos. Este gráfico muestra los 20 países con menos usuarios de Internet y para efectos comparativos, los 20 con más, para el año 2013. Fuente: World Bank Data, 2013. Nota: de clic sobre la imagen para ver los detalles en su tamaño completo.

20MásyMenosInternet

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Usuarios de Internet en América

Usuarios de Internet en América: el país de América con amor acceso de sus ciudadanos a Internet es Canadá, con el 85,8% en 2013, el segundo Estados Unidos con 84,2%, seguidos por Puerto Rico con 73,9%. El crecimiento histórico de usuarios más importante en los últimos años en la región lo han tenido países como Chile, que pasó de algo más de 40% de usuarios de Internet en 2009 a 66,5% en 2013. Colombia tuvo en 2014 51,7% de sus ciudadanos como usuarios de Internet, un incremento de al menos 20 puntos porcentuales desde 2009. Fuente: World Bank Data. Nota: haga click sobre las imágenes para verlas en su tamaño completo.

Internet2013

 

Internet200920112013

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Los ingresos del cine en 2013

Los ingresos del cine en 2013: unos 35,9 billones de dólares hizo la industria cinematográfica global en el año 2013, un leve aumento respecto al año 2012, pero una escalada sustancial desde las épocas de la crisis económica de 2009, cuando los ingresos por boletas de cine en el mundo solo alcanzaron 29,4 billones a nivel mundial. El incremento ha sido jalonado, sin embargo, por el crecimiento en los ingresos en “nuevos mercados” como China, India y Latinoamérica, mientras los ingresos en Estados Unidos y Canadá se han estancado. Los dos siguientes gráficos recogen cifras de la industria y el mercado del cine en 2013. Fuente: Motion Pictures Association of America, 2013

Cine1

Cine2

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

5 preguntas: Las consecuencias económicas de la victoria de Syriza en Grecia (Camilo Silva)

m15-gree-480

Camilo Silva* (@camilosilvaj) es socio y cofundador de Valora Inversiones y responde a cinco preguntas sobre la victoria del partido de izquierda griego Syriza en las recientes elecciones de ese país y las consecuencias económicas para Europa y el mundo de su plataforma política anti austeridad.

RealpolitikMundial (1): El pasado 25 de enero el partido de extrema izquierda griego, Syriza, ganó las elecciones parlamentarias del país mediterráneo, con una plataforma política volcada a enfrentarse a las medidas de austeridad del gobierno, promovidas por Europa ¿cómo reaccionaron las bolsas del mundo con la noticia?

Camilo Silva: Estables, inclusive subieron en la jornada del lunes, esto porque todo apunta a que Syriza ha moderado su discurso y cualquier cambio que busquen hacer en políticas con la Unión Europea buscaría ser un poco más ajustada a la realidad. El DAX alemán subió 1.39%, el IBEX español 1.08% mientras la bolsa de Grecia fue la perdedora con un -3.20%.

RealpolitikMundial (2): A pesar de las expectativas ¿un nuevo gobierno griego tendría el margen de maniobra para tomar las decisiones en contra de la austeridad que promete Syriza?

Camilo Silva: Alcanzaron 149 de los 300 escaños posibles, por lo que son una mayoría notable y con solo conseguir 2 parlamentarios más pueden tomar medidas contundentes en Grecia, sin embargo es claro que una cosa es el debate político con el que se buscan votos y otro muy diferente estar al frente del “cañón” y buscar ir en contravía de todo un continente.

RealpolitikMundial (3): ¿Qué medidas podríamos esperar de parte de la Unión Europea si el nuevo gobierno griego abandona las medidas de austeridad, particularmente desde Alemania y el Banco Europeo?

Camilo Silva: Sería catastrófico para Grecia, perdería inmediatamente cualquier pequeño impulso que hoy tengan de recuperación, se irían en contra de ellos las calificadores y bancos del mundo. El mejor ejemplo que pueden seguir es el de España, un país que se acopló a lo que le exigieron las instituciones europeas y hoy en día tiende a ser uno de los países más atractivos de la zona euro para los inversionistas.

“Europa ha entrado en una fase de plan de estímulos económicos, y serán clave los próximos datos de inflación y crecimiento de su PIB, pues de ello dependerá el éxito de estas medidas que son tan polémicas pero que han demostrado su efectividad en Estados Unidos”

-Camilo Silva

RealpolitikMundial (4): Frente al contexto ¿cuál era la situación de la economía europea justo antes de la victoria de Syriza? ¿Es un golpe que frena la recuperación o la herida mortal de la recesión para Europa?

Camilo Silva: Grecia es muy pequeño y pesa muy poco en el conjunto de la Union Europea, así que golpes para el continente serían menores, sin embargo quienes han puesto el dinero para que las economías como España, Italia, Portugal y Grecia que se recuperen tendrán dificultades y uno de los mayores aportantes es Alemania, por ello el malestar de Merkel a cualquier intento de incumplir con lo pactado.

RealpolitikMundial (5): Y para la economía mundial, que se debate entre la reducción de expectativas de crecimiento y consumo en China, pero bajos precios del petróleo ¿cómo la afecta la nueva situación en Grecia y Europa?

Camilo Silva: Europa ha entrado en una fase de plan de estímulos económicos, y serán clave los próximos datos de inflación y crecimiento de su PIB, pues de ello dependerá el éxito de estas medidas que son tan polémicas pero que han demostrado su efectividad en Estados Unidos. China por su parte debería buscar hacer algo similar, pues hoy crece a la mitad de lo que lo hacía hace una década. El precio del petróleo los beneficia, pues son importadores y estarían buscando aumentar sus inventarios gracias a esto.

*Camilo Silva Jaramillo, socio y fundador de Valora Inversiones con más de siete años de experiencia en los mercados de valores. Actualmente es columnista del diario La República.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 271 seguidores más

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter