Posts Tagged 'economía'



Ganadores y perdedores de los bajos precios del petróleo

petroleo

Durante semanas, el precio del petróleo no ha hecho sino descender. Preocupados, las economías exportadoras de crudo –dependientes tanto por el flujo de capital que lleva a la economía como por la financiación que provee para sus presupuestos- han intentado reunir voluntades, informalmente, y también en el marco de la OPEP, para reducir la producción y al disminuir la oferta, aumentar el precio internacional.

(El precio del barril de petróleo brent pasó de 112 dólares el 31 de junio de 2014 a 70 dólares al 28 de noviembre de 2014).

Pero la OPEP, liderada por Arabia Saudita, decidió el pasado jueves 27 de noviembre mantener los niveles actuales de producción, contra las pretensiones de países como Venezuela o Nigeria. De hecho, el efecto de los bajos precios sobre las economías petroleras ha sido diverso. Mientras países como Venezuela, Nigeria, Irán y Rusia se encuentran en una incómoda o crítica situación por culpa de la disminución del precio, otros grandes productores como Arabia Saudita, Estados Unidos o Canadá no parecen tan preocupados.

Ante la crisis, la explicación del fenómeno –que tiene grandes consecuencias no solo económicas sino geopolíticas- han sido en general dos. La primera, que supone un esfuerzo de parte de Arabia Saudita y las potencias occidentales (particularmente, Estados Unidos) de golpear las economías y los presupuestos de dos enemigos particulares, Rusia e Irán. El primero, en el marco de las sanciones impuestas por Occidente por la invasión en Ucrania y el enfrentamiento en Europa Oriental. El segundo, para presionar a los iraníes en las negociaciones por su programa nuclear y apoyar también las sanciones impuestas a su país.

Por supuesto, los bajos precios se apoyan en la baja eficiencia de estos mismos países productores y otros que quedaron en la mitad del enfrentamiento.

Precios petrplleo

Fuente: Deutsche Welle, 2014

La segunda explicación se refiere a una lucha entre los productores de petróleo sauditas y las empresas estadounidenses, canadienses y británicas que extraen el petróleo de esquisto. En efecto, la técnica del petróleo de esquisto resulta bastante costoso e implica costos de producción altos y poco competitivos contra la explotación eficiente de un productor convencional. En este sentido, Arabia Saudita estaría manteniendo los precios por los suelos para golpear los reducidos márgenes de sus competidores en Occidente y su competencia por el mercado estadounidense y europeo. Esta estrategia puede golpear a varias compañías petroleras, pero no a todas las que utilizan el método de extracción, que a través de mejores modelos de gestión y aprovechamiento, no tienen márgenes tan altos.

Ambos casos son probables –es más, seguramente la realidad, siempre compleja, sea un poco de ambas cosas-, aunque también otros elementos podrían explicar la disminución del precio (o ser causalidades complementarias), como la diminución en la demanda de China y Japón.

Ahora bien, sea como sea el escenario, es bastante improbable –en casi todos los escenarios- que el precio aumente en el mediano plazo, aunque es claro que eventualmente, es decir, en uno o dos años, un precio tan bajo es insostenible incluso para los saudíes y estadounidenses. Mientras tanto, por supuesto, los países petroleros tendrán que hacer con lo poco que les está entrando y enfrentar los seguros problemas económicos y políticos que acompañarán su falta de presupuesto.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

La nueva geopolítica del petróleo

polusión

Fuente: The Big Picture – Boston.com

Por Santiago Silva Jaramillo

Algo está cambiando en el mercado energético y por supuesto, en la estabilidad geopolítica de las últimas cuatro décadas. En efecto, el precio del petróleo -pero también de otros hidrocarburos y en general, de los recursos naturales- se han desplomado en las últimas semanas. Algunos analistas señalan a una decisión de competencia internacional y lucha política los bajos precios del petróleo. Tom Friedman, por ejemplo, sostiene que la reducción del precio del petróleo internacional no ha sido una coincidencia, sino consecuencia del enfrentamiento entre Estados Unidos y Arabia Saudita contra Rusia e Irán. Es decir, un aumento en la venta de las reservas de los estadounidenses y sauditas que busca aprovechar la dependencia de las economías de sus enemigos en el comercio del crudo, ahondando en las sanciones económicas que ya ha impuesto Occidente a ambos países.

Sin embargo, parece no ser solo un asunto de contexto. De hecho, los datos del mercado energético parecen presentar una tendencia más profunda de bajos precios del petróleo. En primer lugar, por el desarrollo tecnológico que ha permitido que varios países que hasta hace poco solo tenían producciones marginales o apenas suficientes para su consumo interno, han aumentado su producción, convirtiéndose incluso en exportadores de energía.

En segundo lugar, la conservación y apuestas por nuevas tecnologías de generación -sobre todo más limpias- han reducido la dependencia de algunos países en las fuentes fósiles de  generación de energía. Este ha sido un esfuerzo explicado por dos razones: (1) la respuesta a las necesidades ambientales y la agenda de sostenibilidad, y sobre todo (2), la “independencia” de las importaciones de hidrocarburos y el riesgo que implica depender de los países petroleros (que suelen ser inestables y conflictivos) para suplir la demanda energética.

Son estos, los países petroleros, los mayores afectados con estas nuevas tendencias del mercado energético.

Por supuesto, el enemigo de las potencias petroleras no es el “fracking” estadounidense, sino el ascenso de las energías alternativas, la conservación energética y el desarrollo de nuevas tecnologías. Es decir, no es una consecuencia lineal ni única del “fracking” como herramienta de extracción, sino de varias tendencias energéticas que están moldeando la nueva geopolítica de la energía global. Así, el consumo energético de Estados Unidos, por ejemplo, ha reducido de manera importante su dependencia no solo de las importaciones de petróleo, sino del uso de energía de fuentes fósiles en general, pasando del 91,4% en el año 1980 al 83,6% en 2012.

consumo energía

 

Por supuesto, esto supone un escenario de consumo de energía más complejo, en donde las nuevas tecnologías, la preocupación por el medio ambiente y los conflictos geopolíticos parecen estar, por fin, desincentivando la dependencia y el uso de hidrocarburos en muchos países. Esto implica que el bajo precio del petróleo, que incluso ha aguantado el empeoramiento de la situación política en Medio Oriente y en Europa del este, algo que hace algunos años hubiera lanzado el precio del crudo al cielo.

contaminaciónvehiculos

 

Por supuesto, el crecimiento de los centros urbanos también ha implicado un incremento importante en la demanda de energía, pero sobre todo, de la contaminación y la preocupación por encontrar alternativas energéticas.

urbanización

Pero no solo las grandes potencias petroleras de Medio Oriente y Asia han sentido el golpe de los cambiantes precios de hidrocarburos. Países latinoamericanos, como Venezuela y Colombia (en grados diferentes, pero ambos con preocupaciones fiscales) han visto sus presupuestos reducidos en semanas. El asunto es que la inestabilidad de los precios pueden influenciar la inestabilidad de su política. Venezuela, por ejemplo, ya ha extendido el temor en los mercados de una cesación de pagos y las dinámicas de su política interna no ayudan a tranquilizar sobre su futuro cercano en el que las rentas del petróleo costoso se hayan terminado.

Así, como otros países dependientes del petróleo, Colombia y Venezuela tendrán que replantear su política fiscal en la nueva realidad energética, en donde las reducciones del consumo en Europa y China, la “independencia” energética de Estados Unidos, y el enfrentamiento entre los saudíes e Irán, mantendrán el precio del crudo en precios relativamente bajos en comparación con los últimos años.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: ¿Cuál es la primera potencia económica mundial?

¿Cuál es la primera potencia económica mundial?: Este gráfico recoge las opiniones de los habitantes de cuatro países sobre cuál es el país (o unión de países, en el caso de la Unión Europea) que, según su percepción, es la primera potencia económica mundial El gráfico muestra las opiniones de estadounidenses, chinos, japoneses y alemanes. Así, para el 39% de los encuestados en Estados Unidos, la principal potencia económica es su país, pero para el 44% es China. Los chinos, responder de forma contraria, el 46% cree que la potencia es Estados Unidos y el 30% que es su país. Por otro lado, el 67% de los japoneses consideran que la potencia es Estados Unidos, mientras el 59% de los alemanes cree que es China.  Fuente: Pew Global, 2013

Cuál es la primera económica mundial

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: La botella de agua de 600 bolívares (Inflación en Suramérica)

La botella de agua de 600 bolívares (Inflación en Suramérica): esta semana, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sostuvo en televisión que una botella de agua, que en su país vale 10 bolívares, en Colombia se vende por 600. El comentario, obviamente falso, parece salir de las justificaciones del gobierno venezolano para su altísima inflación y extensivo desabastecimiento de productos. Este gráfico compara la inflación anual en varios países de suramérica en los últimos cuatro años. Fuente: Banco Mundial

inflación suramerica

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Libertad económica y desarrollo

Libertad económica y desarrollo: este gráfico compara varios países de acuerdo a su puntaje en el Índice de Libertad Económica y el Índice de Desarrollo Humano. Fuente: Cato Institute y PNUD

libertad-desarrollo

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Cambio geopolítico

Fuente: Portafolio.co

Fuente: Portafolio.co

Sobre las profundas consecuencias mundiales de que Estados Unidos sea energéticamente autosuficiente

Entre 2011 y 2012, Estados Unidos aumentó su producción de petróleo en poco más de un millón de barriles diarios, alcanzando 8.905.000 (un incremento del 13,9%). Este impresionante salto fue impulsado principalmente por el desarrollo tecnológico de la explotación de esquisto, en el que la tierra que rodea los depósitos de petróleo y gas es utilizada para la extracción. Gracias a esto, viejos campos que se creían agotados en vuelto a entrar en funcionamiento y las reservas probadas han pasado de 30.7 miles de millones de barriles en 2002 a 35 miles de millones en 2011, de acuerdo a cifras de BP.

Este profundo cambio en el mercado energético –que continúa- traerá importantes modificaciones en la geopolítica mundial.

La participación de Estados Unidos en los asuntos de Medio Oriente (hasta ahora y durante los últimos cincuenta años, su principal fuente de petróleo extranjero) se verá disminuida. En efecto, el principal interés de los estadounidenses en la región –solo competido por la protección de Israel- ha sido el mantenimiento de flujos energéticos estables y confiables. De esta forma, una vez logre suplir su demanda interna con su propia producción, Estados Unidos podrá reducir sus compromisos (aunque es poco probable que se ausente completamente) en los conflictos de Medio Oriente.

El vacío, aunque sea parcial, será ocupado por otros poderes globales. Por un lado, los europeos, que siguen dependiendo en su mayoría de los recursos energéticos que vienen de Asia –y se afanan por “independizarse” de su desconfiable proveedor ruso-, y por otro, los chinos, cuyo apetito por hidrocarburos no cede, mientras sus propios recursos son bastante reducidos.

Fuente: The Big Picture - Boston.com

Fuente: The Big Picture – Boston.com

Otro escenario en el que el papel de Estados Unidos ya está cambiando es en su vecindario más próximo. Los países de Centroamérica –a excepción de México, por supuesto- y el Caribe siempre han sido vulnerables a su falta de recursos energéticos, sin muchos excedentes de dinero para comprar en el mercado internacional, han cambiado influencia y afiliaciones internacionales por buques cisternas. El fallecido ex presidente venezolano supo aprovechar esta debilidad con mucho ingenio, comprando la lealtad de varios países de la cuenca del Caribe a punta de petróleo subsidiado.

Pero ante la profunda crisis económica venezolana y los nuevos recursos petroleros estadounidenses se está produciendo un rebalanceo de influencias en la región. Estados Unidos recuperará viejos aliados utilizando una estrategia que tiene tanto de mezquina como de efectiva.

Finalmente, si Estados Unidos logra consolidar su producción hasta el punto de convertirse en exportador –y todo parece indica que lo hará-, no solo venderá su petróleo en el Caribe, otro potencial cliente son las economías desarrolladas del pacífico asiático. Los japoneses, surcoreanos y taiwaneses no tienen ninguna pretensión de intervenir en Medio Oriente para cuidar sus intereses y el petróleo estadounidense les caería bastante bien.

Por supuesto, este nuevo mercado para los hidrocarburos de Estados Unidos aumentará la importancia que la región tiene en las preocupaciones geopolíticas de la potencia del norte. Y por tanto, la posibilidad de que se produzcan conflictos con la ascendente potencia regional, China. En efecto, la creación de ese nuevo mercado, introduciría un nuevo elemento a las crecientes tensiones en las relaciones de los países en la región.

producción3

¿Qué otros cambios puede traer la independencia energética estadounidense? Cuénteme lo que piensa, comente.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Endeudados

Endeudados: este gráfico recoge datos del Banco Mundial sobre la deuda del gobierno central de varios países como porcentaje de su PIB en el periodo 2008-2011. Fuente: Banco Mundial

deuda

¿Le gustó este gráfico? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Revolviendo la tierra

Revolviendo la tierra: en el año 2008, luego de que la crisis financiera internacional destrozara el mercado internacional, la desconfianza y miedo de los inversores los obligó a refugiarse en la compra de oro. El mineral, siempre al vaivén del precio internacional, casi triplicó su valor en pocos meses, lo que despertó una “fiebre” de oro de algunos países productores. Estos gráficos dan cuenta de las tendencias de producción aurífera entre 2007 y 2011 y del cambio sufrido luego del incremento del precio entre 2008 y 2009. Fuente: British Geological Survey

oro1

 

oro2

 

oro4

 

oro3

 

oro5

¿Le gustó este gráfico? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Contexto internacional: El ascenso de China

bp1

Fuente: The Big Picture – Boston.com

3ra entrega de la serie “Contexto internacional”; ideas, lecturas y recursos básicos para entender la política mundial

1. Contexto histórico:

Generalidades: China es una nación vieja y esto, aunque parecería menor, no lo es. Determina la manera como los chinos se ven a si mismos y se comportan a nivel internacional. En efecto, una historia común de por lo menos dos mil quinientos años supone el reconocimiento de un lugar especial en el mundo, no por nada, “China” significa “tierra central” o “centro del mundo”. En 1949, luego de dos largas décadas de guerra civil, el líder comunista Mao Zedong derrotó a las fuerzas nacionalistas del general Chiang Kai-shek y estableció el régimen político actual del país asiático. China es gobernada por un partido único, el comunista, de donde se elige su dirigencia y se desprenden las autoridades políticas y económicas.

La revolución de Deng Xiaoping: luego de años de experimentos económicos y políticos fallidos (El Gran Salto y la Revolución Cultural, sobre todo); Mao Zedong se apartó de la dirección diaria del país, que quedó en manos de burócratas y funcionarios más pragmáticos, como Deng Xiaoping. De esta manera, Xiaoping inició una serie de reformas que buscaban inscribir a su país en el escenario económico mundial. Uno de los asuntos más relevantes en las políticas de desarrollo de los chinos ha estado enfocado a la demográfica y el potencial urbanizador de su población rural. En efecto, “China cuenta con más de cien ciudades que superan el millón de habitantes. Changquing quizá sea la más grande del mundo, con 30 millones en su área metropolitana. No es extraño entonces que el actual éxito en el crecimiento chino se le reconozca a las reformas de Xiaoping.

2. El ascenso:

Nuevas políticas: desde asumir el poder en 1978, Deng Xiaoping inició una serie de reformas que buscaban liberalizar la economía china, mientras garantizaba el control del Partido Comunista sobre la suerte del país.

Reformas de Deng Xiaoping

Problema

Política

Control de natalidad Política de un solo hijo
Reformas agrícolas Liberación de venta de excedentes y tenencia de tierra por privados
Industria Creación de industria liviana para bienes de consumo interno (“empresas municipales y aldeanas”)
Apertura económica Creación de “zonas económicas especiales” en áreas costeras para atraer inversión extranjera
Empresas estatales Salvamento a través de flexibilización de deberes y restricciones de inversión y producción
Precios Liberalización gradual de precios a productos de consumo interno
Política fiscal y de cambio Estabilidad y devaluación para exportaciones competitivas

Capitalismo de Estado: Las reformas de Xiaoping impulsaron la economía china, particularmente alrededor de las exportaciones desde las costas, la urbanización de su enorme población rural y el impulso de su consumo interno. Así pues, luego de décadas de un crecimiento espectacular. Según datos del Banco Mundial, la economía china creció en 7,8% en 1980, 13,5% en 1985, 10,9 en 1995, 8,4 en 2000, 11,3 en 2005 y 10,4 en 2010. Pero con un crecimiento de 9,3% en 2011, y cálculos de crecimientos por debajo del 8% en 2012 y 2013, la economía china parece estarse desacelerando.

Creando una nueva clase media: Según el Banco Mundial, el PIB per cápita chino pasó de 949 dólares en el año 2000 a 5.445 dólares en 2011; en este mismo periodo el consumo de carne per cápita en China aumentó de 24.8 a 28.8 kilos y el de pescado pasó de 24.2 a 35.6, mientras el consumo de arroz se reducía de 82.8 a 77.7 y el de trigo de 72.5 a 61.6. De igual forma, la población urbana del gigante asiático (otro indicador de clase media) pasó del 19% en 1980 al 51% en 2011. La suscripción a telefonía celular por cada 100 habitantes pasó de 48 a 73 entre 2008 y 2011; los usuarios de internet por cada 100 personas pasaron de 22.6 a 38.4. La población viviendo con menos de 2 dólares diarios se redujo del 97.8% en 1981, al 27.2 en 2009.

bp39

Fuente: The Big Picture – Boston.com

3. Problemas de un modelo:

Nueva potencia, nuevas responsabilidades: por supuesto, crear una nueva potencia no solo trae beneficios, supone encontrarse con nuevos retos. En efecto, la política china se ha visto sacudida por retos que a mediados del siglo veinte parecerían impensables. Su ascenso ha aumentado el nerviosismo en el vecindario y el incremento de sus pretensiones territoriales y hegemónicas en Asia ha implicado la activa oposición de algunos países como Japón, India, Corea del Sur y Estados Unidos, e incluso de antiguos aliados como Vietnam. Mientras tanto, los chinos se han afanado por aumentar su poder real con inversiones históricas en armas y defensa. Su gasto en este rubro pasó de 16.600 millones de dólares en el año 1989 a 129.272 millones de dólares en 2011, según el SIPRI Institute.

Las trampas de la demografía: Deng Xiaoping instauró la política de un solo hijo para evitar los problemas que un crecimiento poblacional descontrolado traería al país, pero  estimaciones de organismos internacionales como la ONU muestran que una tendencia opuesta podría plantear un importante inconveniente para los chinos. En efecto, el crecimiento poblacional se detendría alrededor del año 2025, lo que llevaría a una reducción de la población desde el 2040. Así, los 1.400.000 chinos llegarían a menos de 1.000.000 en 2080; los nacimientos de niños también se reducirían y la edad media de la población alcanzaría los 48 años en 2070.

Fin de la urbanización y nuevas necesidades: El primero, es la presión política que puede empezar a sentir el todo poderoso Partido Comunista para que se realicen reformas democráticas que acompañen el crecimiento económico. Históricamente, las clases medias han impulsado (violenta o pacíficamente) las reformas políticas que les garanticen la protección de estas nuevas posiciones ganados de la arbitrariedad de un régimen cerrado, monárquico u oligárquico. del 40% de población urbana en 1970, se pasó a algo más del 70% en el 2000. Este incremento, acompañado de la construcción de ciudades e infraestructura en la costa, impulsó el crecimiento durante cuatro décadas. El consumo de materias primas para la construcción de la economía china mantuvo incluso a flote a muchos países del mundo durante la crisis de 2009.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Innovación, patentes y competitividad

Innovación, patentes y competitividad: Los siguientes gráficos evalúan el desempeño en términos de patentes de varios países del mundo. Los datos salen de la Oficina de Patentes de Estados Unidos y dan pistas sobre las tendencias en innovación y competitividad del planeta. Fuente: uspto.ogov

patentes1

patentes2

patentes3

patentes4

patentes5

¿Le gustó este gráfico? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 271 seguidores más

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter