Posts Tagged 'Israel'



Sobre las ‘nuevas guerras’ (3 de 3): una herramienta del caos.

De cómo extremistas, piratas y los servicios de inteligencia utilizan Internet para promover sus intereses.

Las ‘nuevas guerras’ darán forma al mundo en las próximas décadas. Así, los “Inevitables cambios bélicos” (primera parte) han llevado a que los conflictos del siglo XX dejen obsoleta la vieja forma de hacer la guerra. Mientras, “Los nuevos medios del combate” (segunda parte), han llevado a países como Estados Unidos a repensar su gasto militar y enfoque estratégico y la popularización del Internet entre grupos terroristas e insurgentes lo han convertido en una “Herramienta para el caos” (tercera parte). Análisis del futuro de la guerra, de sus motivos y sus medios, y las consecuencias de esos cambios para el mundo.

Se llama  Salafi Media y es un foro terrorista. Si, y cientos de miembros entran diariamente y a quizás otras docenas de sitios Web similares con intención de compartir conocimientos, e incluso experiencias, en la sagrada guerra para destruir a los infieles. Ésta Yihad cibernética se nutre además de las mismas herramientas diseñadas para que otros foros funcionen dinámicamente, como las puntuaciones y calificaciones de los usuarios, convirtiendo la actividad dentro del sitio en un elemento de prestigio y posicionamiento de sus miembros dentro de la comunidad. Así, como si se tratara de un juego, los guerreros sagrados se preocupan por hacer comentarios útiles y discutir los temas con sus argumentos extremos bien presentados: cómo hacer bombas caseras, qué objetivos humanos y físicos se pueden atacar en qué países y propaganda de reclutamiento para las guerras en Afganistán e Irak, son temas particularmente populares.

De esta forma, con las mismas plataformas con las que los millones de usuarios en el mundo se conectan con otros, los extremistas musulmanes riegan su retórica e incluso, planean sus ataques. Éstas herramientas les resultan particularmente útiles en su intención de buscar resonancia en posibles mártires occidentales; jóvenes que practican el Islam en Europa o Estados Unidos y que cuentan con un acceso a las ciudades y población del odiado Occidente, del que los miembros de Al Qaeda en Yemen, Somalia o Pakistán carecen.

Pero los foros yihadistas no son el único desafío que Internet ha traído a las estrategias de defensa de las naciones. La semana pasada, Irán sufrió un nuevo ataque cibernético contra sus sistemas gubernamentales y, aunque los funcionarios que dieron la noticia se negaron a reconocerlo, sus planes de poner en funcionamiento plantas nucleares fueron los más afectados. Digo de nuevo, porque el año pasado otro virus informático infectó los computadores del régimen, sacando de funcionamiento las centrifugas de una estación de energía a punto de ser inaugurada. Todo apunta, aunque incluso los iraníes hayan evitado señalarlos, a un esfuerzo de Estados Unidos e Israel por evitar que Irán logre la capacidad nuclear que desde hace unos años se propone. Lo interesante sin embargo, es que por encima de las inútiles sanciones económicas o los peligros de un ataque aéreo contra las centrales, los silenciosos virus han resultado bastante efectivos.

Es así como Internet supone entonces una nueva herramienta de guerra y también del caos. Los gobiernos y organismos de inteligencia lo utilizan para sabotear los sistemas enemigos y los grupos terroristas para hacer propaganda y reclutar nuevos militantes. La versatilidad y relación costo beneficio son enormes y por eso son tan atractivos para el esfuerzo bélico, porque se puede hacer mucho daño con muy poco y porque se puede mantener el anonimato mientras se le enseña a cientos de nuevos mártires cómo hacer una bomba en la cocina de su casa y la ruta más corta para llegar al mercado o estación del metro en Bruselas donde deben volarse en pedazos.

¿Qué otros peligros entraña Internet? ¿Con ellos en mente, vale la pena estar cada vez más conectados? Cuénteme lo que piensa, comente.

Anuncios

Sobre las últimas revoluciones.

Medio Oriente esta en llamas, pero ni es una guerra entre estados, ni una invasión extranjera la culpable. Sus ciudadanos, azuzados por la crisis económica y el alto desempleo, se han tomado las calles de las principales ciudades exigiendo la renuncia de los dictadores que los gobiernan desde hace años. Estas revueltas importan, porque podrían cambiar el panorama del mundo árabe para siempre.

Aún así, un régimen más democrático en los países árabes puede llegar a ser más peligroso para occidente que el de un despiadado autócrata, pues deja abierta la posibilidad de que facciones o partidos islamistas, que habían sido controlados  por los ahora depuestos dictadores, ganen fuerza dentro de los nuevos gobiernos o incluso, se hagan ellos mismos con el poder. Digo esto, claro, intentando sonar lo menos hipócrita que pueda, dadas mis anteriores opiniones. Sin embargo, siempre existe una distancia importante entre las circunstancias en las que nace una democracia.

El problema finalmente, es que los nuevos gobiernos nacidos de estas revoluciones no sean las democracias pro occidentales y sobre todo, anti islamistas que Estados Unidos y Europa quisieran. Este peligro, el de la instauración de regímenes con fuerte presencia de grupos fundamentalistas en países claves para los intereses mundiales, representa un desafío para la estabilidad internacional.

Por dos razones.

La primera, porque la transición de estos países de un sistema autocrático a una democracia supone muchísimos riesgos y desafíos para su institucionalidad y sus fuerzas políticas. El reacomodo de intereses y poderes siempre supone algo de desorden y el cambio abrupto, lo complica todo; la combinación perfecta para mayores desordenes, enfrentamientos y, si todo sale mal, incluso una guerra civil. No hay mucha claridad, ni consenso respecto a qué va a emerger una vez el agua se asiente, aunque muchos temen una “iranización” de la región, donde regímenes similares al iraní se instalen en los países que estrenarían democracias.

La segunda, porque algunos de los países ‘en la mira’ de caer por causa de protestas de sus ciudadanos ocupan lugares estratégicos para los intereses internacionales. La geopolítica es importante. Egipto, por ejemplo, no sólo era un régimen apoyado por Estados Unidos, sino que contaba con una fuerza diplomática importante en la región. De la misma forma, mantenía desde hacia algunos años una relación de cercanía con Israel, luego de luchar tres guerras. Hillary Clinton no exageraba al afirmar que el país se constituye en un “ancla de estabilidad”.  El canal del Suez, por supuesto, siendo el cuello de botella más importante para el comercio marítimo internacional (casi todo el petróleo del Golfo Pérsico que va a Europa pasa por ahí), también representa una preocupación importante para la comunidad internacional.

La situación tiende a empeorar, mediante el ‘virus’ se expande por toda la región y otros países, como Siria o Arabia Saudita, otrora despreocupados de ese tipo de asuntos, empiezan a ponerse nerviosos.

¿Cuál será la extensión de las revueltas? ¿Caerán más gobiernos de la región? ¿Incluso de más lejos? ¿Qué vendrá luego, democracias liberales o teocracias islamistas? Cuénteme lo que piensa, comente.

Otros esenciales: 5 verdades (más) de la política internacional que todos deberíamos saber.

Como lo hice hace unas semanas, intentaré identificar algunas dinámicas con las que se puede contar al darle una mirada a la realidad internacional.

  1. El crecimiento chino no es imparable: pues depende de dos factores, su sostenibilidad y su sustentabilidad, es decir, si en el largo plazo este proceso es económica y ecológicamente viable. Porque el crecimiento económico chino necesita de ingentes recursos y supone un desgaste importante de su medio ambiente; el reto de China será lograr que estas dos circunstancias no logren sabotear su camino hacia la supremacía económica mundial.
  2. Ojo con India: distraídos por la deslumbrante nueva potencia mundial, muchos parecen haberse olvidado de India, que camina firmemente por una ruta sin tantos riesgos y que podría darle mejores resultados que China. Democrática y educada, India sustenta su futuro en una población preparada, en prestación de servicios, en innovación tecnológica y en que ya es reconocida como el contrapeso natural al poderío chino en Asia, lo que le grajea poderosos aliados.
  3. Una guerra sin fin: la famosa “Guerra contra el terrorismo” no puede ganarse, no porque Osama Bin Laden no pueda ser capturado o Al-Qaeda derrotada, sino porque pase lo que pase, alguien los reemplazará a ambos. Mejor dicho, el terrorismo (sin importar la ideología que lo inspire) es un problema con el que el mundo tendrá que aprender a vivir. Esto no quiere decir que no pueda combatirse, e incluso contenerse, sino que erradicarlo por completo resulta imposible.
  4. Déjenle Irán a los israelíes: que Irán empezó a construir un reactor nuclear, que China le ayuda, que Rusia le vende el uranio, que también lo asesora, que Estados Unidos se queja, que impone más restricciones y sanciones, que el presidente iraní se envalentona, que anuncia que el reactor ya es funcional, que nunca han estado más cerca y remata con que el “Estado sionista” debe desaparecer. Entonces Israel realiza una operación aérea y destruye el reactor, que ya pasó el peligro. Y todo vuelve a empezar, que Irán empieza a reconstruir el reactor…
  5. Europa será un poco menos estable: la inmigración ilegal y la recesión económica están volviendo a la aburrida Europa en un lugar mucho más interesante. Pues montados sobre los problemas económicos, la desconfianza frente a los inmigrantes y el resurgir de los sentimientos nacionalistas, los partidos de la extrema derecha europea están consiguiendo en las últimas elecciones escaños en los parlamentos del continente. Y mediante la situación empeore (y todo parece indicar que lo hará), las protestas y el descontento social pueden desestabilizar a la que durante años ha sido la región más moderada y tranquila del globo.

4 lugares en donde en este momento se decide el futuro del mundo.

Nada de El Pentágono, La Casa Blanca, La Haya o el Consejo de Seguridad, los principales conflictos internacionales se viven, y deciden, lejos de los centros convencionales de poder.

  1. Waziristán ¿Por qué es importante? Porque El Talibán, Al Qaeda y cuanto grupo extremista pueda pensarse se refugia allí y con toda seguridad el próximo gran ataque terrorista saldrá de ese lugar ¿Dónde está? En la frontera entre Pakistán y Afganistán, lo que no es gratuito, el terreno es difícil y el clima duro y todo juega a favor para que lo que no debería nunca coincidir lo haga.
  2. El mar chino del sur ¿Por qué es importante? Porque la pelea por la hegemonía en Asia se da en este lugar, chinos, estadounidenses, japoneses y surcoreanos miden su fuerza, realizan ejercicios militares, chocan por la violación de límites marítimos y, en general, se muestran los dientes cada que pueden ¿Donde está? Al sur del mar Amarillo, frente a la rica e industrializada costa del este chino y a medio camino de las islas del sudeste asiático.
  3. El estrecho de Adén ¿Por qué es importante? Porque como en Waziristán, convergen allí todos los problemas posibles: piratas, extremistas y rebeldes. Yemen, Somalia y Eritrea reúnen todos estos males y la inestabilidad de la zona supone una constante amenaza de terrorismo internacional, violación de derechos humanos y estrangulamiento de las rutas comerciales mundiales ¿Dónde  está? Entre el océano Índico y el mar Rojo, es el cuello de botella de la ruta entre Asia y Europa, y el paso obligado hacía el Canal del Suez, quizá el lugar más importante para la comunicación y el comercio internacional.
  4. Medio Oriente ¿Por qué es importante? Porque luego de muchos años, el futuro del mundo musulmán (y de buena parte del resto del globo) se decide según las relaciones entre Israel y sus vecinos, Iraq y sus vecinos e Irán y los suyos. La paz entre judíos y palestinos; el futuro de Hamas y Hezbolla; la pelea de saudíes e iraníes por influenciar en Iraq, el advenimiento de Turquía como potencia regional, entre otros conflictos, continuaran llenando la agenda internacional ¿Dónde está? Entre Egipto y Turquía, desde las orillas del Mediterráneo oriental hasta el Jorasán iraní, esta región reúne docenas de etnias, varias religiones y la mayor reserva de petróleo del mundo.

Un nuevo frente de batalla.

El objetivo de una guerra es vencer al enemigo. Claro, esto nunca es tan claro como suena y las formas como se puede conseguir son muchas. Sin embargo, siempre ha existido un frente de batalla común a todas las guerras y es el de las relaciones públicas; los bandos siempre han querido justificar su causa mientras descalifican la de su contrincante (básicamente, la utilización de propaganda), y aunque esto sea una práctica tan vieja como la guerra, es especialmente relevante en el actual  mundo globalizado.

Así pues, las nuevas tecnologías de comunicación representan un recurso totalmente nuevo respecto a la idea de justificar una guerra. El episodio de la flotilla turca atacada por fuerzas israelíes hace unos meses es uno de los casos más dicientes. Pues los primeros reportes en blogs y páginas web fueron escritos por simpatizantes palestinos, logrando que todo quien buscara información al respecto se enterara desde la óptica de estos.

Organizaciones privadas israelíes, al comprobar este vacío en la estrategia mediática de su país, iniciaron cursos y concursos para fomentar la participación de sus miembros en blogs, redes sociales y, sobre todo, Wikipedia. La enciclopedia virtual se ha convertido en un nuevo frente de batalla para conflictos como el árabe-israelí, gracias a que la edición de la mayoría de sus artículos es libre y va por parte de sus usuarios.

La opinión pública mundial importa, quizás esta sea una de las lecciones que se pueden sacar de este episodio, también, que el juicio internacional se configura muchas veces por medios inesperados (en este caso, el internet, específicamente, Wikipedia). Finalmente, que los conflictos, aunque viejos (en mayo de este año el árabe-israelí cumplió 62 años), siempre se adaptarán a las nuevas dinámicas y tecnologías y las utilizarán en la consecución de su objetivo: la derrota del enemigo.

¿Qué otros medios que sean utilizados comúnmente para propaganda conoce? ¿Cree que es una práctica valida? Cuénteme lo que piensa, comente.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 230 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter

Anuncios