Posts Tagged 'liderazgo'

¿Necesitamos de los grandes líderes?

Lider

El liderazgo como cliché… y culto.

Cientos de programas, cursos, seminarios y conferencias lo validan: la sociedad contemporánea está obsesionada  con la preparación de “líderes” que nos guíen fuera de las crisis, que nos tracen rutas inverosímiles y que nos den sentido en las organizaciones y los Estados. No es una idea reciente; la historia de Occidente ha estado regida por la búsqueda de liderazgos absolutos -no en el sentido puramente político, sino en su carácter definitivo- por eso buena parte de la historiografía gira entorno a los grandes hombres, a los reyes, los emperadores y los presidentes.

Esa misma obsesión ha determinado las preocupaciones de capacitación de cientos de miles de personas en empresas, organizaciones y en el Estado; la idea de que al educar líderes estamos invirtiendo en sus habilidades para guiarnos en el futuro. Pero así como este interesante artículo de The New Yorker apunta, esta idea tiene dos importantes vacíos que vale la pena revisar antes del apoyo incondicional a los líderes sociales.

El primer problema con nuestra fe en los liderazgos absolutos es precisamente el grado de esa confianza. En el fondo, los liderazgo de un solo hombre hiede demasiado a autocracia, incluso en una organización privada, y esa descarga de la responsabilidad en un solo personaje superior sufre de una indiscutible pretensión de subestimación de las personas que conforman esa organización. Así, buscar un líder es buscar quién nos pueda liderar, alguien al menos en parte percibido como superior.

El segundo problema es del poder real de un solo personaje, incluso una “inteligencia superior” que se ha alzado con el liderazgo de un grupo u organización. Veamos un ejemplo cercano: los liderazgos políticos de de América Latina en los primeros quince años del 2000. Para personajes como Luis Ignacio “Lula” Da Silva, Hugo Chávez, Álvaro Uribe, Evo Morales, Michelle Bachelet o Rafael Correa los primeros diez años de este milenio los recibió con altos precios de materias primas y un contexto internacional político y económico que les permitió desarrollar gobiernos bastante populares en sus países.

Ese contexto macroeconómico tenía bien poco que ver con aquellos líderes y su falta de control sobre esas circunstancias los hizo benefactores del azar más que buenos agentes de sus propias habilidades. Ahora bien, aunque esto no debería descartar por completo su influencia en las trayectorias de sus países -es fácil señalar que Michelle Bachelet tomó mejores decisiones que Hugo Cháves en su gobierno- si nos permite poner el alcance de sus habilidades en los logros de sus propios gobierno. De igual forma, la caída de los precios internacionales de las materias primas y al desaceleración económica de los últimos meses han “desenmarcarado” la realidad regional, poniendo a los presidentes del continente -la mayoría herederos de los populares líderes de principio de siglo- en bastantes problemas. Esto no quiere decir necesariamente que Uribe fuera mejor presidente en Colombia que Santos o que Rousseff no fuera tan buena presidente en Brasil que “Lula”, solo que su propio poder se puede volver casi irrelevante al enfrentarse a las aplastantes fuerzas de la economía global.

Así pues, estas dos razones nos invitan a mirar con escepticismo a los liderazgos absolutos. El artículo de The New Yorker invita a que esta reflexión nos lleve a pedir más democracia y menos liderazgos mesiánicos, a reconocer que no es en esos hombres absolutos que se construye una sociedad o se levanta una organización, sino, por el contrario, en la toma de decisiones colectiva y el trabajo en ocasiones anónimo de todo el grupo. En este sentido, cita a John Adams, que invita a los estadounidenses a confiar en ellos mismos y a desconfiar de sus líderes, “deberían aprender a reverenciarse ellos mismos  en vez de adorar a sus servidores, sus generales, almirantes, obispos y políticos”.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Anuncios

3 lecciones del desastre en Japón.

Terremoto+Tsunami+Desastre nuclear=Lecciones para el mundo.

  1. Nunca se está ‘demasiado’ preparado: es difícil decir que el mejor país para sufrir un desastre de esta magnitud era Japón, pero lo era. No porque lo mereciera, ni mucho menos, sino porque estaba mejor preparado que cualquier otro para enfrentarlo. Los japoneses han vivido siempre con la sombra del desastre sobre ellos, tanto su arquitectura como su cultura de la prevención y la prudencia nacen de milenios de soportar la inestabilidad de la isla. Aún así, incluso los previsores japoneses se vieron superados por el sismo de 9.0 grados en la escala de Ritcher y sus consecuencias, lo que supone un poderoso argumento a favor de las suficientes disposiciones para prevenir y enfrentar estos desastres.
  2. La energía nuclear no es popular, pero eso no la hace menos necesaria: luego de los estallidos y las fisuras de los reactores de la planta nuclear de Fukushima, averiada por el terremoto y el tsunami, países como Alemania y China detuvieron sus proyectos de construir nuevas centrales e incluso adelantan inspecciones sobre las que están en operación. Otros, como Venezuela, detuvieron sus propios programas por completo. El miedo  a sufrir accidentes similares se apoderó de muchas naciones y algunas organizaciones ambientalistas incluso han impulsado protestas buscando presionar una reevaluación de la utilización de la energía nuclear. El problema es que para muchos países (entre ellos Japón) las plantas nucleares ha representado una solución a sus problemas de generación de energía e incluso, a los de la protección al medio ambiente. Porque, sin esta alternativa, las grandes potencias económicas tendrían que recurrir a centrales de gas o carbón, muchísimo más contaminadoras, menos eficientes y más costosas. Y ese es el dilema, que ninguna alternativa en generación de energía (con la tecnología actual) es suficientemente buena.
  3. El liderazgo es una necesidad fundamental: Japón ha sufrido en los últimos años una escasez de liderazgo como pocas en su historia, décadas de primeros ministros sin talante o visión, que se han hundido en el pantanoso escenario de la política local y han sido incapaces de proveer al pueblo japonés de la guía para superar el estancamiento económico y social de una potencia mundial en clara decadencia. Naoto Kan, primer ministro japonés, había sufrido algunos reveses políticos en las últimas semanas y antes del desastre, se estaban reuniendo las condiciones para su renuncia. Sin embargo, el terremoto lo cambió todo e incluso cuando Kan no ha sido especialmente activo o visible en la crisis, todo su gobierno recibió el impulso de la unidad nacional a causa del desastre y la preocupación por el futuro. Lo difícil es determinar cuanto le durará y si logrará utilizar esos réditos políticos para encaminar efectivamente a su país en el el camino de la recuperación.

¿Qué otras cosas se pueden aprender del desastre en Japón, sobre todo, de cómo lo han recibido los japoneses? ¿Cree que el país asiático podrá recuperarse? Cuénteme lo que piensa, comente.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 230 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter

  • RT @Valemogo: Esta invitación es para compartir y disfrutar de esta exposición que estará abierta hasta el 3 de Abril en la @bppiloto Y e… 6 hours ago
  • RT @PoliPerson: Hoy a las 5:00 p.m en la Casa Afro habrá sesión informativa sobre las convocatorias a estímulos para el arte y cultura de @… 8 hours ago
  • RT @CAPoliticoEAFIT: ¿Qué deberíamos informarle a las personas para cambiar los comportamientos negativos? La profesora @CBicchieri sugiere… 11 hours ago
  • RT @CAPoliticoEAFIT: Recuerden, si no pueden asistir al lanzamiento de “Nadar en contra de la corriente”, nos pueden sintonizar a través de… 12 hours ago
  • Vean qué dicha la programación de Cultura Parque para los próximos días en Parque Berrío, El Progreso, Parques del… twitter.com/i/web/status/1… 1 day ago
Anuncios