Posts Tagged 'medio ambiente'

Gráfico: 20 países por carros por 1000 habitantes

20 países por carros por 1000 habitantes: este gráfico muestra los 20 países con mayor número de carros por 1000 habitantes. Se excluyeron países con menos de un millón de habitantes. Fuente: wikipedia.org. Nota: de clic sobre la imagen para ver los detalles en su tamaño completo.

carros

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Humo en el aire

Humo en al aire: Entre 1973 y 2012, Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania han reducido sus emisiones de CO2 per cápita de manera casi sostenida; mientras tanto, los países en desarrollo con grandes economías como China e India han aumentado esa producción de CO2. Este gráfico presenta a trayectoria de emisiones de algunas de las principales economías del planeta.  Fuente: IEA.org, 2015.  Nota: de clic sobre la imagen para ver los detalles en su tamaño completo.

CO2

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Mi reino bajo el agua

Fuente: themaldivas.com

Sobre los nuevos desafíos políticos que para algunos países implica el cambio climático

Algo no anda bien con el clima. Todos lo sentimos, pero los científicos y climatólogos lo corroboran. Puede que los tiempos y las magnitudes cambien en el diagnostico, incluso que las fuentes del problema exijan mayor claridad, pero que nuestro planeta y su medio ambiente están sufriendo cambios profundos e irreversibles es casi una certeza.

Por supuesto, todo cambio en las dinámicas globales, en este caso ambientales, supone una nueva característica para las relaciones sociales, económicas y políticas de los hombres. El mundo se enfrenta entonces a una nueva realidad y los enormes desafíos que ésta representa.

El mejor caso para entender esto es el de las Islas Maldivas, un pequeño país en el Océano índico conformado por 1200 islas. Su territorio se encuentra en su inmensa mayoría sobre el nivel del mar, lo que lo ha convertido en el seguro damnificado de un incremento del agua gracias al deshielo polar.

Muchos países, sobre todo con importantes intereses costeros conocen del peligro que un aumento de las aguas tendría para sus territorios, sin embargo, para las Maldivas la amenaza es existencial; el país podría desaparecer como consecuencia del cambio climático.

Esto ha llevado a que sus líderes, particularmente el ex presidente Mohamed Nasheed, se hayan convertido en importantes voceros de la lucha por reducir las emisiones de carbono, principales responsables del calentamiento global. Nasheed realizó varios esfuerzos, en especial publicitarios, para visibilizar ante el mundo la desesperada situación de su país, desde una junta de ministros bajo el agua, hasta un documental sobre su cruzada ambiental.

Pero lo más importante del trágico y aparentemente inevitable destino de las Maldivas no es el hecho de la desaparición del territorio nacional, sino más bien el ejemplo respecto a los desafíos que el cambio climático nos plantea, bien por delante de las consideraciones puramente ambientales.

De esta forma, el incremento en la temperatura de la tierra puede llevar no solo a la pérdida de millones de kilómetros cuadrados de tierra costera (contando ciudades o como el Maldivas y otras islas, países enteros), pero también empeorar las posibilidades productivas de las tierras interiores. La subsecuente crisis alimentaria podría alcanzar proporciones inimaginables para la sociedad internacional moderna con consecuencias que, aunque especulativas, podrían ser desastrosas.

Ahora bien, las Maldivas también representan el ejemplo sobre un plan de acción. El pequeño país se ha involucrado en un ambicioso plan para convertirse en el primer lugar del planeta cuya energía no depende en ningún grado de combustibles fósiles. La meta no solo es ambiciosa, sino particularmente costosa para la pequeña economía turística de las Maldivas.

Aunque esto solo aumenta la admiración por la situación y compromiso de ese país. Lástima, por supuesto, que en las manos de sus líderes no esté la llave para atender el problema.

¿Son las consecuencias del Cambio Climático inevitables? ¿Cómo coordinar los restos económicos con los ambientales? ¿Es la falta del compromiso mundial una consecuencia de problemas políticos, tecnológicos o sociales? Cuénteme lo que piensa, comente.

 ¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Incongruencias necesarias: Intereses vs. Ideales.

El mundo vive en un constante y siempre inacabado proceso de estabilización. Todos los días diferentes eventos cambian, la mayoría de las veces de manera casi imperceptible, el orden internacional. Algunos países temen estos cambios, no los pequeños, sino los grandes y traumáticos, porque se perfilan como amenazas a sus intereses.

Es el caso de las recientes protestas y revueltas en el mundo árabe. El interés de Occidente en la región siempre ha estado atravesado por su dependencia del flujo de petróleo que de ella sale. Por eso, la estabilidad ha sido durante décadas la premisa cuando se  trata de abordar las relaciones con sus países. Estabilidad entendida como las circunstancias que garanticen que los buques petroleros sigan llegando a los puertos europeos y estadounidenses. Ahora bien, si para lograr esto (es decir, la defensa de un interés nacional fundamental) se deben apoyar a hombres fuertes, con dudosas posiciones respecto a los Derechos Humanos y la democracia (ideales más altos de Occidente), pues nada que hacer.

Así, los países comprometen sus ideales por la defensa de sus intereses.

La coherencia entre principios nacionales y ambiciones internacionales puede resultar muy perjudicial para un país. Por eso, la política exterior de la mayoría tiende a privilegiar los últimos sobre los primeros. Hacer concesiones al fin y al cabo, es la mayor herramienta con la que cuenta la diplomacia para lograr sus objetivos.

Encontrar ejemplos no es para nada difícil. Como cuando Colombia se hace la de la vista gorda con las acciones de Chávez para proteger el comercio binacional o en el silencioso apoyo que durante años le han brindado a los autócratas árabes Estados Unidos y Europa en nombre de la estabilidad. No es poco común, no es la excepción, es la regla. Y responde a una verdad muy simple, que los países son como las personas, actúan con racionalidad, buscando proteger sus intereses propios por encima de muchísimas otras consideraciones.

Ahora bien, no digo que no haya espacio para la cooperación o incluso para que algunas acciones estén dictadas por razones más altas que el simple interés, pero la cuestión no está en cambiar la naturaleza de las motivaciones internacionales, lo cual resultaría sumamente difícil, sino en buscar la forma en que los intereses puedan coincidir con los ideales.

¿Cómo puede lograrse que los ideales coincidan con los intereses? ¿Y lograr que esto sea la regla y no la excepción? ¿Cree que esto ya sucede? Cuénteme lo que piensa, comente.

Otros esenciales: 5 verdades (más) de la política internacional que todos deberíamos saber.

Como lo hice hace unas semanas, intentaré identificar algunas dinámicas con las que se puede contar al darle una mirada a la realidad internacional.

  1. El crecimiento chino no es imparable: pues depende de dos factores, su sostenibilidad y su sustentabilidad, es decir, si en el largo plazo este proceso es económica y ecológicamente viable. Porque el crecimiento económico chino necesita de ingentes recursos y supone un desgaste importante de su medio ambiente; el reto de China será lograr que estas dos circunstancias no logren sabotear su camino hacia la supremacía económica mundial.
  2. Ojo con India: distraídos por la deslumbrante nueva potencia mundial, muchos parecen haberse olvidado de India, que camina firmemente por una ruta sin tantos riesgos y que podría darle mejores resultados que China. Democrática y educada, India sustenta su futuro en una población preparada, en prestación de servicios, en innovación tecnológica y en que ya es reconocida como el contrapeso natural al poderío chino en Asia, lo que le grajea poderosos aliados.
  3. Una guerra sin fin: la famosa “Guerra contra el terrorismo” no puede ganarse, no porque Osama Bin Laden no pueda ser capturado o Al-Qaeda derrotada, sino porque pase lo que pase, alguien los reemplazará a ambos. Mejor dicho, el terrorismo (sin importar la ideología que lo inspire) es un problema con el que el mundo tendrá que aprender a vivir. Esto no quiere decir que no pueda combatirse, e incluso contenerse, sino que erradicarlo por completo resulta imposible.
  4. Déjenle Irán a los israelíes: que Irán empezó a construir un reactor nuclear, que China le ayuda, que Rusia le vende el uranio, que también lo asesora, que Estados Unidos se queja, que impone más restricciones y sanciones, que el presidente iraní se envalentona, que anuncia que el reactor ya es funcional, que nunca han estado más cerca y remata con que el “Estado sionista” debe desaparecer. Entonces Israel realiza una operación aérea y destruye el reactor, que ya pasó el peligro. Y todo vuelve a empezar, que Irán empieza a reconstruir el reactor…
  5. Europa será un poco menos estable: la inmigración ilegal y la recesión económica están volviendo a la aburrida Europa en un lugar mucho más interesante. Pues montados sobre los problemas económicos, la desconfianza frente a los inmigrantes y el resurgir de los sentimientos nacionalistas, los partidos de la extrema derecha europea están consiguiendo en las últimas elecciones escaños en los parlamentos del continente. Y mediante la situación empeore (y todo parece indicar que lo hará), las protestas y el descontento social pueden desestabilizar a la que durante años ha sido la región más moderada y tranquila del globo.

China hegemónica (1 de 3): de cómo China se perfila como la nueva superpotencia mundial.

Cuatro aspectos generales conforman el poder de una nación: su poder político (su capacidad para influenciar a otras naciones y su estabilidad interna), su poder militar (su capacidad bélica), su poder económico (el tamaño y las perspectivas de crecimiento de su economía) y su capacidad científica y tecnológica (inversión en educación, tecnología e innovación). China, que ha recorrido un camino que muchos analistas han reconocido como el de una superpotencia en gestación, cuenta con grandes logros en estos aspectos, que confirmarían la tendencia a aumentar su poder, pero también grandes desafíos. A continuación el primero de tres artículos que analizan a la China hegemónica, a un EEUU en supuesta decadencia y al advenimiento del mundo multipolar.

China. Perspectivas de poder nacional:

  1. Poder económico. Los logros: quizás el rubro en el que más tiene para mostrar el país asiático es el crecimiento exponencial de su economía, que la semana pasada superó a la japonesa en tamaño, aunque desde hace varios años era la segunda en producción industrial y la primera en el crecimiento anual de su PIB. También es el primer consumidor de acero y carbón del mundo y el segundo de petróleo, en Shanghái se inaugura un rascacielos diario y en el sudeste chino industrializado se fundan nuevas ciudades cada año. Los desafíos: ¿será este ritmo sostenible? China ya acumula un grave problema de contaminación por cuenta de su crecimiento industrial y conflictos sociales comienzan a emerger de la urbanización forzada de millones de personas.
  2. Poder Militar. Los logros: China a triplicado su gasto en defensa en los últimos diez años, utilizando estos recursos para modernizar a sus antes anticuadas fuerzas militares, cuenta también con el mayor pie de fuerza de ejercito alguno (más de dos millones quinientos mil hombres). El programa espacial chino tiene también un claro enfoque en defensa, algunos reportes de prensa hablan del desarrollo de un nuevo sistema satelital anti misiles. Los desafíos: la calidad de las fuerzas armadas chinas todavía deja mucho que desear, sobre todo si se comparan con las de EEUU y su gasto en defensa, aunque alto, constituye sólo una sexta parte del estadounidense. Además, cuenta con desafíos estratégicos que le impiden proyectar poder efectivamente muy lejos de sus fronteras (por ejemplo, el 30% de sus fuerzas están desplegadas para contener a Taiwan).
  3. Poder político. Los logros: China ya es un jugador mundial, de eso no hay duda, su voz se oye en foros y organizaciones internacionales y su influencia nacional está empezando a superar el entorno asiático. Los desafíos: sin embargo, su influencia internacional puede verse amenazada por su estabilidad interna. China cuenta con varias minorías étnicas dentro de su territorio con pretensiones independentistas (tibetanos y ujieres) y el partido comunista chino siempre estará más interesado en mantener el control interno que en embarcarse en aventuras imperialistas en el exterior. Por otro lado, el advenimiento chino despierta muchas suspicacias en Asia. Japón, India, Rusia y EEUU ven sus intereses amenazados por este nuevo poder y no perderán su propia influencia sin dar la pelea.
  4. Poder técnico-científico. Los logros: China gradúa a más ingenieros que ningún otro país y aumenta rápidamente el número de patentes que recibe cada año. Los desafíos: aunque impresiona en cantidad, la calidad de la educación china todavía se encuentra muy por debajo de los estándares de las potencias mundiales. De la misma forma, EEUU obtiene seis veces más patentes cada año y posee en total más de veinte veces las patentes vigentes chinas. Así, China ocupa el puesto numero trece en el Global Innovation Index, frente al segundo de EEUU.

¿Cree que China superará a EEUU como potencia hegemónica mundial? Cuénteme lo que piensa, comente.

5 propuestas (de los perdedores) que Juan Manuel Santos debería utilizar para su política exterior.

Juan Manuel Santos, el presidente electo de los colombianos, ha utilizado un discurso de “unidad nacional” durante las ultimas semanas de campaña. Sería interesante que esta idea superara las simples alianzas políticas y se concentrara en las programáticas, pues de todos los candidatos de la anterior campaña hay puntos rescatables. No es imposible,  Vargas Lleras, por ejemplo, condicionó su adhesión a que Santos rescatará de su programa de gobierno cinco puntos fundamentales. Lo que propongo a continuación es algo similar, pero en términos de política exterior.

  1. Firma de acuerdos de seguridad jurídica reciproca (Vargas Lleras): el candidato de Cambio Radical propuso la firma de Acuerdos de Protección y Promoción de la inversión con países donde los colombianos invierten y que estos acuerdos protejan a los extranjeros que lo hacen en Colombia.
  2. Ingreso a APEC (Noemí Sanín): la candidata conservadora no sólo prometió el ingreso a la Cooperación Económica Asia-Pacifico, en aprovechamiento de la complementariedad de economías, sino que propuso la modernización de la infraestructura portuaria del país en el Pacifico con miras a esta nueva relación.
  3. Liderazgo ambiental (Noemí Sanín): propuso una reforma estructural de las instituciones colombianas de protección ambiental para tomar el liderazgo regional, y apuntar al mundial, en temas de conservación y promoción del cuidado del medio ambiente y combate al cambio climático.
  4. Política exterior, política de Estado (Vargas Lleras): el ex senador propuso la creación de un plan estratégico a largo plazo, que tuviera en cuenta los intereses nacionales, que guiaría la política exterior colombiana en los próximos años, es decir, hacer de la política exterior, más que de gobierno, una de Estado.
  5. Integración con el sur (Gustavo Petro): el candidato del Polo prometió la firma de nuevos acuerdos multilaterales con América del Sur, empezando con temas de cooperación económica y financiera, pretendiendo llevar estas relaciones a una integración mucho más profunda.

Todas estas propuestas apuntaban a una política exterior seria y pragmática, pero también ambiciosa. Esperemos que Santos las recoja y aplique en su gobierno.

¿Qué propuesta falta? Cuénteme lo que piensa.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 221 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter