Posts Tagged 'México'

¿Cómo gobernaría el presidente Trump?

Fuente: tomado de ElPais.com

Fuente: tomado de ElPais.com

Aceptémoslo, la posibilidad de que Donald Trump sea el candidato presidencial  estadounidense por el partido Republicano es una realidad. Y esto aumenta su chance -teórico, por supuesto- de convertirse en el hombre más poderoso del país más poderoso del planeta.

Ignoremos el escalofrío y evaluemos lo que, según sus principales propuestas y declaraciones, sería la presidencia de Donald Trump.

Aunque sus propuestas para la política interna de su país resultan inconvenientes, no se diferencian sustancialmente de las ideas de algunos de sus contendores republicanos. Curiosamente, las diferencias más sustanciales en términos programáticos entre los republicanos se refieren a sus posiciones de política internacional. Las ideas de Trump, además, lindan con el absurdo pero revisarlas levantan dos dudas ¿se pueden hacer? Y ¿qué consecuencias tendrían para su propio país y el planeta?

Empecemos con el vecindario. Trump ha señalado su intención de apretar la política migratoria de Estados Unidos, aumentando los controles para la llegada de ilegales y persiguiendo a los que ya viven en Estados Unidos para expulsarlos. Lo primero se realizaría, sobre todo, con la construcción de un muro en la frontera con México que Trump ha sostenido sería pagado por el mismo gobierno mexicano. La bravuconada -que lo es- no solo tendría serias consecuencias en una de las relaciones más subestimadas pero importantes de los estadounidenses. De hecho, México es uno de los principales socios comerciales de Estados Unidos y un acto hostil como la construcción de un muro en toda la frontera, además de la exigencia de pago al gobierno mexicano, ganarían un incidente internacional bastante grave.

Todavía más, la sola presencia de Trump en la presidencia estadounidense implicaría un resentimiento como pocos en la imagen internacional de Estados Unidos. En efecto, los únicos líderes mundiales que han señalado algún reconocimiento a Trump como líder político son enemigos geopolíticos de Estados Unidos como Vladimir Putin –e incluso de sus elogios a Trump habría que desconfiar, pues tener a un inexperto e impulsivo hombre como Trump sería terriblemente conveniente para Putin-.

Otra de las propuestas más populistas de Trump –y apreciadas por sus seguidores, por supuesto- es la amenaza de adelantar una guerra comercial contra China que, según el candidato republicano, balancee el intercambio comercial en rojo que tiene Estados Unidos con la potencia asiática e incluso haga regresar las fábricas de varias empresas estadounidense a suelo propio. Esta propuesta, delirante por sí misma, podría tener profundas consecuencias sobre el comercio internacional y la economía global si Trump intenta llevarla a cabo. Las importaciones estadounidense de China suponen ya una buena parte de los bienes de consumo de sus ciudadanos y reemplazarlos resultaría imposible, esto sin contar que el comercio es de lado y lado y que seguramente China respondería con sanciones propias a los productos estadounidenses su los suyos son vetados.

Finalmente, su ligera afirmación de derrotar al Estado Islámico y “tomar el petróleo” en su poder. Trump ha bravuconeado –de nuevo- con la que sería su estrategia efectiva para derrotar a la organización terrorista Estado Islámico rápidamente y luego apropiarse de las fuentes de petróleo que controla. En su simpleza, esta idea ignora la complejidad de los conflictos en Siria e Irak y el campo minado que supone la política regional en Medio Oriente. Más allá de su torpeza, la idea parece señalar el poco conocimiento de Trump en asuntos como estos y/o su disposición a decir tonterías grandilocuentes para ganar puntos en las encuestas y concretar votos en las votaciones.

Algunos meses atrás habíamos analizado las razones de la popularidad inesperada de Trump y sus perspectivas de ganar las elecciones estadounidenses. En ese momento su candidatura no era más que una situación peculiar, pero ahora que sus perspectivas son reales es imposible no preguntarse ¿en qué estarán pensando los estadounidenses al dejar que llegue a la presidencia?

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Percepción de corrupción en América Latina (2012-2015)

Percepción de Corrupción en América Latina (2012-2015): la semana pasada Transparencia Internacional dio a conocer su informe anual de Percepción de Corrupción en, un ranking internacional de la percepción de los habitantes de un país sobre las prácticas corruptas de su sociedad. El informe para el año 2015 trae algunos cambios interesantes y la consolidación de otras tendencias para América Latina. Lo primero es que la región continúa siendo una de las más corruptas del planeta, superada solo por África y en términos subregionales por algunos espacios en Asia. Segundo, que países como Uruguay, Chile y Costa Rica consolidan sus altos puntajes de transparencia, soportando todavía más la relación entre baja corrupción y alto desarrollo. Finalmente, el índice de este año muestra su sensibilidad a dos cambios contextuales: las elecciones de nuevos gobiernos y los escándalos mediáticos de corrupción. En el primer caso, los cambios de gobiernos en Paraguay, Panamá y Costa Rica impulsaron repuntes en la confianza de las personas en la transparencia de los recién llegados. En el segundo, los escándalos de corrupción en Brasil -con el caso de los sobornos de Petrobras- y en Guatemala el juicio político y penal al ex-presidente Otto Pérez Molina desataron reducciones importantes en la percepción de transparencia de esos países. En promedio, la muestra de esta gráfica tuvo una percepción de corrupción más alta (un puntaje menor) en 2015 que en 2012, una muestra de las dificultades persistentes de luchar contra la corrupción sistémica en la región. Fuente: Transparency International, 2016Nota: de clic sobre la imagen para ver los detalles en su tamaño completo.

corrupciónAmLat

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Importancia de la democracia en América Latina

Importancia en la democracia en América Latina: los latinoamericanos tienen diferentes percepciones sobre la democracia como sistema político y sus democracias como espacios particulares; al menos respecto al primero, aunque la mayoría reconoce su importancia en los ocho países de esta muestra, todavía hay porcentajes importantes de personas escépticas. Este gráfico muestra los resultados en ocho países de la región a la pregunta “¿qué tan importante es la democracia?”. Fuente: World Values Survey, 2010-2014.  Nota: de clic sobre la imagen para ver los detalles en su tamaño completo.

ImportanicaDem

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

¿Por qué trasnocha a los presidentes latinoamericanos la desaceleración económica china?

2015-05-19T143737Z_737199845_GF10000100190_RTRMADP_3_CHINA-ENVIRONMENT

La ciudad china de Qindao. Fuente: The Boston Big Picture

Por Santiago Silva Jaramillo

La reducción en expectativas y realidad del crecimiento chino ha implicado que, al bajar su demanda, los precios de las materias primas (sobre todo el petróleo, el carbón, el hierro y el cobre) también bajen. La tendencia no parece un asunto de contexto, sino una realidad que, al menos en el mediano plazo, va a significar un dolor de cabeza para los líderes de países exportadores de materias primas como, por supuesto, los latinoamericanos.

De hecho, los efectos ya se están viendo. Primero, con el mediocre crecimiento de las economías de la región en los últimos cinco años -sobre todo en 2015, con un crecimiento estimado por el FMI de menos del 1%– y pocas posibilidades de una mejoría en los siguientes periodos. Segundo, por el descontento que ya empiezan a sufrir algunos países por cuenta deentre otras cosasel estancamiento económico y la reducción en los recursos de inversión de los gobernantes, con protestas en Brasil, Ecuador, Argentina y Venezuela; y descontento en Colombia, Perú y México.

Protestas en Brasil en contra del gobierno de Dilma Roussef. Fuente: BBC.com

Protestas en Brasil en contra del gobierno de Dilma Roussef. Fuente: BBC.com

En la primera década del dos mil, América Latina tuvo una camada de presidentes inusualmente populares que bien podrían darle las gracias (aparte de sus méritos personales, que son siempre discutibles) a que contaron con los excedentes de recursos de inversión que salían del ascenso de los precios de las materias primas, impulsados por la demanda industrial de China. Pero ahora, con el gigante asiático recortando expectativas y desacelerando su economía, el boom de las materias primas parece estar llegando a su fin, y con éste, la popularidad exorbitante y el amplio margen de maniobra político de líderes y gobernantes de los países productores.

Lo particularmente frustrante de todo este escenario es el “poco poder” con el que cuentan los jefes de Estado latinoamericanos (aunque el fenómeno no se reduzca a ellos, por supuesto) en el desempeño de sus economías y por consiguiente, en la popularidad y apoyo político que sus propuestas, partidos y plataformas consiguen de parte de sus ciudadanos. Por otro lado, nos presenta un vistazo a un futuro de descontento político, algunos cambios en los partidos e ideologías gobernantes y en general, mayor inestabilidad política en la región.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Cinco grandes mitos de la migración ilegal

Fuente: The Boston Big Picture

Fuente: The Boston Big Picture

Por Santiago Silva Jaramillo

Los últimos meses dos asuntos de contexto han devuelto la discusión sobre la migración (particularmente la ilegal) a la agenda internacional: la crisis humanitaria del mediterráneo y la campaña presidencial en Estados Unidos. Por un lado, la tragedia de cientos de muertos en un flujo constante de migrantes ilegales que desde las costas del norte de África intentan alcanzar Europa en hacinados barcos de contrabandistas, mientras las autoridades europeas intentan implementar una política común sobre cómo atender el problema, balancéanadose entre la atención a los náufragos y la persecución de los contrabandistas, y el cierre de sus fronteras. Por otro lado, el ascenso de un curioso candidato en las elecciones primarias del Partido Republicano en Estados Unidos, el empresario y celebridad Donald Trump, ha revivido las discusiones, sobre todo en las visiones más conservadoras de los estadounidenses, sobre las consecuencias de la migración -particularmente ilegal- sobre la sociedad y economía del país.

Fuente: The Boston Big Picture

Fuente: The Boston Big Picture

  1. Los inmigrantes tienen un efecto negativo en las economías de los países receptores: contrario a algunas ideas plateadas sobre prejuicios de la migración como un elemento desestabilizador de las estructuras económicas de los países receptores, particularmente al entrar a jugar en el mercado laboral (“robar los empleos de los nativos”) y demandar demasiado de los sitemas de atención social (subsidios de desempleo, salud o educación). Sin embargo, la mayoría de los estudios sobre el impacto de la migración -incluso la ilegal y de trabajadores poco especializados- coinciden en los beneficios que tiene la migración sobre las economías receptoras. El Cato Institute, por ejemplo, señala que los inmigrantes suelen tener cinco efectos positivos sobre las economías de los países donde llegar a vivir, a saber: 1. naturaleza de emprendimiento, 2. juventud y edad media de trabajo, 3. llenan espacios y nichos laborales que los nativos no ocupan, 4. por su edad, muchos ya han adelantado estudios, y 5. disposición a la innovación y el cambio económico.
  2. La migración ilegal es un problema de control efectivo de las fronteras del país receptor: no realmente, al menos, los esfuerzos en control fronterizo no han demostrado ser efectivos para detener el flujo migratorio. La frontera entre México y Estados Unidos es un muy buen ejemplo, donde fuertes controles, patrullas, muros e incluso participación de vigilantes civiles no ha logró cambiar por años la tendencia migratoria entre ambos países. La migración es ante todo un problema de desarrollo, desigualdad y política interna; los migrantes son “expulsados” de sus lugares de origen por el estancamiento económico, la inestabilidad política u ocasionalmente, eventos desencadenantes como desastres naturales. Esto habla más de los motivos de inicio y no de los controles como posible solución.
  3. Los inmigrantes son en su mayoría las personas más pobres de los países expulsores: no necesariamente. Muchos de los inmigrantes hacen parte de dos fenómenos separados. Por un lado, la llamada “fuga de cerebros”, es decir, la migración de personas educadas de un país a otro persiguiendo mejores oportunidades laborales y sociales y aprovechando la globalización para hacerlo. Pero la gran migración, la de millones de personas también se concentra en los individuos de ingresos medio y medios bajos de las sociedades expulsoras. Primero, por los costos que implica la migración, y segundo, porque la frustración del estancamiento económico se concentra en esta población, más allá de los más pobres.
  4. La mayoría de los inmigrantes tienen problemas para adaptarse a sus países de destino: aunque es cierto que muchos descendientes de migrantes del magreb africano en Paris o inmigrantes musulmanes en ataques islamistas en Europa se han convertido en el epítome de la crítica por el multiculturalismo y la capacidad de asimilación de las sociedades occidentales de su población inmigrantes, los casos señalados son eso precisamente, casos, excepciones a los cientos de millones de migrantes que se han logrado incluir en sociedades completamente diferentes durante cientos de años.
  5. La migración ilegal es negativa para el comportamiento demográfico de un país: no, la migración es un milagro de la demografía, sobre todo para sociedades que envejecen como Europa, donde los migrantes no solo reemplazan la población en edad productiva necesaria para que la economía siga andando, sino que su impulso reproductivo continúa -al menos en la primera generación- a mantener vibrante la sociedad receptora con nuevos miembros.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

¿Por qué se concentra el homicidio en América Latina?

SanPedroSula

Miembros de la policía hondureña patrullan las calles de San Pedro Sula, “la ciudad más violenta del mundo”. Fuente: The Big Picture – Bostonglobe.com

Por Santiago Silva Jaramillo

Incluso con las recientes mejoras en los indicadores de homicidio en la mayoría de las ciudades de América Latina y el Caribe, la región continúa siendo el espacio geográfico que más concentra este fenómeno violento. En efecto, aunque solo el 8% de la población mundial vive en Latinoamérica y las islas del Caribe, en la región se produce el 33% de los homicidios del globo. Peor aún, en 2012 el 12,8% de los homicidios del planeta se produjeron en Brasil, el 5,9% en México, el 4% en Colombia, y el 3,22% en Venezuela, de acuerdo a datos del Igarape Institute.

Por supuesto, el homicidio en la región sigue unas particularidades. La primera, su asocio con el narcotráfico. La segunda, su concentración en la población joven masculina, de hecho, el 85% de las víctimas en América Latina y el Caribe son hombres, por encima del promedio mundial de 78%. Y la tercera, el uso extensivo de armas de fuego, por ejemplo, en el 78% de los casos colombianos y en el 64% de los mexicanos en 2012.

Finalmente, la concentración geográfica. Los homicidios en la región están concentrados en países, subregiones y ciudades particulares. Incluso dentro de las ciudades hay barrios, calles y esquinas en donde los casos de homicidio de acumulan e incluso, resisten las intervenciones públicas y las tendencias de reducción que se presenten en algunos países.

homicidio ALCaribe

 ¿Y sobre las causas?

Hay pocos consensos, por supuesto, para explicar la magnitud y resistencia del fenómeno del homicidio en America Latina y el Caribe. La primera razón popular es el narcotráfico, es decir, la presencia sustancial de alguno de los eslabones -o todos- del negocio de drogas ilegales en el país, la subregión y/o la ciudad afectada por altas tasas de homicidio.

La segunda es la exclusión, en términos sociales y económicos. En efecto, buena parte de las víctimas y victimarios parecen compartir características de marginalidad, desde pobreza y hacer parte de una minoría étnica, hasta juventud y desempleo. Los países latinoamericanos y del Caribe no son, en su mayoría, países pobres, pero la desigualdad rampante y los pocos canales de movilidad social los convierten en sociedades con sectores poblacionales excluidos en donde se concentran fenómenos perversos como el homicidio y la criminalidad en general.

La tercera, la urbanización descontrolada. Esto es, el aumento exponencial e informal de la urbanización, que implica dificultades de gobernabilidad de los nuevos territorios, y la exacerbación de las situaciones históricas de exclusión y desigualdad que ya presentan las comunidades.

Y la cuarta, la debilidad relativa de los Estados latinoamericanos, que combinan un escepticismo natural al papel de la fuerza pública, con la poca legitimidad de las instituciones políticas y la baja efectividad de la justicia.

Por supuesto, estas explicaciones no son excluyentes, es más, pueden ser complementarias alrededor del por qué de la concentración de la violencia homicida en América Latina y el Caribe. El problema suele ser que, ante tantas razones sospechosas de ser culpables del fenómeno, la acción de los gobiernos y sociedades afectados por estos asuntos suele ser dispersa y en ocasiones, poco sostenida, lo que crea ciclos de apaciguamiento y exacerbación del homicidio. Esto no quiere decir que no haya iniciativas interesantes y que parecen estar consiguiendo resultados, pero la resiliencia de la violencia ha puesto a prueba a los gobiernos latinoamericanos y del Caribe; haciendo de la seguridad una tarea inconclusa que con cada muerto se convierte en más prioritaria para la agendas de los gobiernos y sociedades de la región.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: La democracia en América

La democracia en América: América es, quizás solo después de Europa, el continente más democrático del planeta. La Democracia, tan discutida como concepto, tan utilizada como lugar común y tan manipulada para dar legitimidad a regímenes que no lo son, constituye sin duda unos de los sistemas políticos más populares, y sin embargo, frustrantes, del inventario político histórico. Estos dos gráficos intentan diagnosticar comparativamente la situación de la democracia en el continente americano, con datos de siete países. Fuente: Institute for Democracy and Electoral Assistance, 2014; The Economist, 2013; World Values Survey, 2014.

(De click en las imágenes para verlas en su tamaño original).

Actitudes y percepciones democráticas en América

Participación y democracia (América)

 ¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Narcotráfico, violencia y migración ilegal

Narcotráfico, violencia y migración ilegal: la reciente crisis en la frontera de Estados Unidos y México por el aumento del flujo de inmigrantes –particularmente niños– desde varios países de Centroamérica ha puesto de nuevo el debate sobre las políticas migratorias del país del norte y las dificultades y peligros que corren los emigrantes ilegales expulsados de los países del sur del continente.  El primer gráfico da cuenta de las tendencias migratorias en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Colombia, todos países expulsores y en su mayoría -aunque no exclusivamente- hacia Estados Unidos. Curiosamente, estos datos dan cuenta de una reducción importante en la cantidad de emigrantes desde estos países en los últimos años, en efecto, el final de los años 90 supuso el momento de mayor expulsión en la muestra, con al menos un millón de personas migrando desde estos países.

MigraciónAmerica

Ahora bien, Estados Unidos es el país con mayor recepción de migrantes del mundo. En las pasadas tres décadas, ha recibido algo más de treinta millones de personas. México, su vecino del sur, es uno de los países con mayor número de población expulsada y por supuesto, una importante participación en las tendencias del mismo debate migratorio en suelo estadounidense. Así, la población de inmigrantes ilegales en Estados Unidos en 2012 era de once millones cuatrocientos mil personas, una cifra que se ha mantenido estable desde su últimos incremento significativo al principio de la década del 2000.

MigraciónEEUUMEX

 

migrantwes

Las dos gráficas siguientes, comparan la población inmigrante y el promedio de la Tasa de homicidio por cien mil habitantes de Colombia y Guatemala. en ambos países parece existir una coincidencia entre la reducción del homicidio y la reducción de la migración (aunque en Colombia la relación no parezca tan clara en los años 80). Sin embargo, la violencia que sufre un país (sobre todo los brotes e incrementos) pueden verse como una de las razones principales por las que los latinoamericanos emigran hacia otros países.

EmHomCol

EmHomGuat

Irónicamente, buena parte de esa violencia se puede explicar en la instrumentalización por parte de las expresiones criminales de los países de la región del negocio del narcotráfico como fuente de financiación e interés en disputa. Es la misma guerra contra las drogas que promueve Estados Unidos la que está expulsando a los inmigrantes centroamericanos que inundan su frontera.

Las personas no suelen emigrar porque odien sus países o porque quieran hacer parte de una sociedad que, en la mayoría de los casos desconoce: hay una necesidad transversal a casi todos los inmigrantes. Quienes salen de sus países, sobre todo para ingresar a otro de manera ilegal, lo hacen porque les toca, no porque sea lo que quieran.

Mejor dicho, la inmigración de este tipo está explicada por las dificultades en las condiciones de vida del país expulsor y no tanto en las buenas condiciones que los esperarían en el país receptor. Esto no quiere decir que las “oportunidades” no influyan en la decisión que toman los inmigrantes del lugar al que quieren ir, pero el flujo, y sobre todo el aumento inesperado del mismo, tiene mucho más que ver con conflictos, choques o crisis en el país expulsor.

migrantwes3

migrantwes2

La gran mayoría de los migrantes ilegales que viven en Estados Unidos son originarios de México y Centroamérica y aunque la cercanía y facilidad del traspaso explique una parte de este fenómeno, la violencia y los problemas económicos resultan el factor desencadenante de la migración. Una política migratoria integral no solo debería dedicar esfuerzos a regular la entrada y salida al país, sino, y sobre todo, intentar mitigar y compensar los efectos de la violencia y los desafíos de desarrollo en los lugares de origen de los migrantes.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Espectro político en América

Espectro político en América: estos gráficos se construyeron utilizando la información del World Values Survey sobre la ubicación personal de las personas en el espectro político en algunos países de América. En la encuesta, a los participantes les pidieron ubicarse en un espectro político en donde 1 es ser de “izquierda” y 10 es ser de “derecha”. Las opciones intermedias dan cuenta de la “centro-izquierda”, el “centro”, y la “centro-derecha”. Esta entrada incluye cuatro gráficos, el primero da cuenta de los resultados en diez países de América, los otros tres detallan los resultados de Colombia, Estados Unidos y México. Fuente: World Values Survey

Espectro1

EspectroCol

EspectroEEUU

EspsctroMéx

¿Le gustó esta gráfica? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Gráfico: Entre rejas

Entre rejas: estos gráficos dan cuenta de las tendencias de población carcelaria en cuatro países de las américas. Fuente: UNODC y World Population Prospects

Carceles1carceles2¿Le gustó este gráfico? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 221 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter