Posts Tagged 'Mitt Romney'

Elecciones en EEUU y sus implicaciones en mercados

Pueden revisar este informe especial preparado en conjunto con Valora Inversiones sobre las implicaciones para la economía mundial y el mercado internacional de las elecciones presidenciales estadounidenses. Este informe se enfoca en las consecuencias para la confianza de los mercados de los diferentes escenarios respecto a una victoria de Barack Obama o de Mitt Romney.

Elecciones en EEUU y sus implicaciones en mercados

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Debates y presidenciales en Estados Unidos

Fuente: wikipedia.org

Señalando algunas claves para entender las elecciones presidenciales de EEUU

A partir de hoy, miércoles 3 de octubre, se inician los debates televisivos en la campaña para la presidencia de Estados Unidos. El demócrata Barack Obama y el republicano Mitt Romney se enfrentan por fin en lo que los medios, recurriendo a lugares comunes, llaman la recta final de la elección.

Para las personas que han estado un poco desconectadas del proceso, quisiera presentar algunos datos y aspectos calves de estas elecciones.

  • Las votaciones se realizarán el 6 de noviembre, primer martes del mes, fecha tradicional de las elecciones en Estados Unidos.
  • Al 3 de octubre, la intención de voto entre los estadounidenses es de 48,9% para Obama y 46,1% para Romney.
  • Sin embargo, midiendo los votos que ganarían para el Colegio Electoral, Obama tiene unos 347, mientras Romney suma apenas 191.
  • El cambio demográfico reciente más relevante para la política estadounidense se refiere a la mayor importancia de los latinos dentro del censo electoral. La población hispana, tradicionalmente asociada a los demócratas, representan un reto importante para las ideas políticas del partido Republicano.
  • La campaña de Obama se sustenta sobre tres fortalezas: (1) los presidentes estadounidenses que aspiran a relegirse normalmente ganan, (2) cuenta con una campaña organizada y es un candidato carismático, (3) aunque lenta, la recuperación económica lo beneficia.
  • Los temas más importantes en la campaña, según la opinión de los votantes, son la economía, la reforma de salud, la seguridad social y el déficit gubernamental.
  • La campaña republicana se sustenta sobre tres fortalezas: (1) el desgaste político de Barack Obama y el escepticismo de los estadounidenses respecto a sus políticas económicas, (2) la inyección de grandes sumas de dinero en publicidad y acciones organizacionales y (3) la experiencia empresarial de Romney.
  • Contrario a lo que se podría creer, ni los errores en declaraciones y entrevistas, ni el desempeño en los debates televisados, parecen tener una repercusión importante en la decisión de los votantes.
  • Los miembros más firmes de ambos partidos se pueden ver como “votantes fijos”, la verdadera pelea se da por los independientes, los indecisos y los abstencionistas.

¿Qué otro asunto vale la pena tener en cuenta sobre las elecciones estadounidenses? ¿Quién ganará? ¿Quién debe hacerlo? Cuénteme lo que piensa, comente.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Obama, Romney y el mundo

Fuente: The Big Picture – Boston.com

Sobre la política internacional de los dos candidatos a la presidencia de Estados Unidos

Las elecciones presidenciales en Estados Unidos se encuentran cada vez más cerca. Según las últimas encuestas ambos candidatos permanecen opcionados para ganar, aunque Obama mantiene una ligera ventaja sobre Romney. Así las cosas, incluso la política internacional de ambos candidatos podrían influenciar a los pocos indecisos que aún se debaten por decidir su voto.

Este texto recoge algunas de las posturas de Barack Obama y Mitt Romney en temas claves para la política internacional estadounidense y las compara con lo que la opinión pública de ese país piensa, según la encuesta del Chicago Council of Foreign Affairs. La idea es traer algunas luces comparativas, pero también conocer un poco más sobre lo que los candidatos piensan hacer en el mundo una vez ocupe el cargo más importante del planeta.

1. Terrorismo internacional

Lo que dice Obama: la campaña demócrata se ha enfocado en resaltar los logros de Obama en la lucha contra el terrorismo, particularmente la muerte de Osama bin Laden. Las políticas actuales son una buena muestra de lo que significarían cuatro años más del presidente en el poder. Es decir, la utilización de vehículos no tripulados para dar golpes de precisión en países con presencia de militantes, como Yemen, Pakistán y Somalia en la actualidad, y las operaciones especiales, como la que un equipo de SEALs de la Marina realizó para dar de baja a bin Laden. La retirada de Afganistán, por otro lado, se mantendría como programado, para el 2014.

Lo que dice Romney: la retirada de las tropas estadounidenses en Afganistán debe atrasarse, la misión, sostiene la campaña de Romney, no se ha terminado y aunque la cooperación de los gobiernos afganos y pakistaní resulta fundamental para estabilizar la región, las tropas de Estados Unidos permanecerán para asegurar la región frente a los insurgentes y grupos terroristas que allí operan.

Lo que dicen los estadounidenses: el 67% de los estadounidenses considera que el terrorismo internacional constituye una amenaza para Estados Unidos en 2012. El porcentaje es alto,  pero ha sufrido un importante descenso desde 2002, cuando estaba en 92%.

2. Estados Unidos en el mundo

Lo que dice Obama: aunque con menos insistencia que los republicanos, el presidente Obama también resalta el carácter excepcional del Estados Unidos y su papel en el mundo. Sin embargo, sus políticas y discurso se acercan más a un tono conciliador y pragmático del rol que debe jugar su país en los asuntos internacionales. La famosa expresión de “liderar desde atrás”, popularizada durante la intervención aliada en Libia, se ha convertido en paradigma de la manera cómo Obama entiende las acciones de su nación.

Lo que dice Romney: los republicanos, como es costumbre, se asocian con mayor claridad a la idea del excepcionalismo estadounidense, esto es, la concepción de Estados Unidos como un país único en el escenario internacional, con unos valores y una misión moral superior a la de sus contrapartes. Algunas de las acusaciones de Romney a la timidez de las políticas de Obama o la denuncia de su supuesta disposición a “pedir disculpas por América” han señalado la preminencia del excepcionalismo en las ideas políticas del candidato republicano.

Lo que dicen los estadounidenses: la opinión pública estadounidense ha sufrido un ataque de aislacionismo en los últimos años, victima de la crisis económica y los desencantos internacionales. Así, en 2012 el 38 de los encuestados, un porcentaje históricamente alto de estadounidenses, se inclinan por permanecer al margen de los asuntos externos. La encuesta se realiza desde 1947 y nunca había registrado un aislacionismo tan marcado. Sin embargo, el 70% de los encuestados aún consideran que su país es excepcional, aunque la calificación que le dan a Estados Unidos sobre su influencia en el mundo se ha reducido un poco, dándole importancia a potencias regionales, particularmente China.

3. Irán y su carrera nuclear

Lo que dice Obama: el gobierno de Obama ha promovido las sanciones económicas durante los últimos meses contra Irán. A diferencia de los republicanos sin embargo, le ha quitado importancia a la opción militar, temiendo las consecuencias regionales y recelando de la efectividad de tal medida. Su otra apuesta, la de presionar por medio de la diplomacia, ha encontrado oídos sordos en Rusia y China. Si es relegido, la administración Obama mantendría la presión sobre Irán, pero haría cuanto estuviera en su poder para evitar llegar a utilizar la fuerza.

Lo que dice Romney: se aumentarían las sanciones económicas al régimen iraní, mientras se construye una opción militar creíble que disuada al gobierno de Irán de mantener el programa nuclear en movimiento. De igual manera, se incentivaría y apoyaría la disidencia y la oposición dentro del país, con miras a un cambio de régimen interno. Finalmente, se retomaría el abortado programa de defensa balística en Europa Oriental, iniciado por el gobierno Bush y cancelado por Obama, que busca proteger a Occidente de un posible ataque con misiles nucleares desde Medio Oriente.

Lo que dicen los estadounidenses: el porcentaje de estadounidenses que identificaban la posibilidad de que Irán consiga un arma nuclear como una de las mayores amenazas para Estados Unidos se redujo en cuatro puntos de 2010 a 2012, sin embargo, las respuestas siguen constituyendo el 64% de los entrevistados. De igual manera, aunque una gran mayoría se opone a no presionar a Irán por su programa nuclear (76%), un poco más de la mitad de los encuestados apoyarían una acción militar contra Teherán. Así, las sanciones económicas y la presión diplomática constituyen las alternativas de acción más populares entre los estadounidenses, compartiendo el 70% de apoyo.

4. El ascenso de China

Lo que dice Obama: de nuevo, las políticas actuales pueden traer algunas luces sobre las acciones de un posible segundo periodo. En efecto, Obama ha emprendido un esfuerzo por renfocar las prioridades de Estados Unidos desde el Medio Oriente al Pacífico, lo que busca responder a nuevas realidades globales, entre ellas, el ascenso económico y político de los chinos. El presidente también ha apelado a organismos como la OMC para denunciar las prácticas de comercio injusto de China, con resultados mixtos.

Lo que dice Romney: la campaña del candidato republicano se dispone para contener los efectos negativos para los intereses estadounidenses de la nueva potencia asiática. En primer lugar, propone reforzar la presencia militar de su país en la región, particularmente la capacidad naval. De igual manera, fortalecería los lazos de cooperación, particularmente económicos, con los países aliados. Romney señala las prácticas comerciales injustas y la agresiva expansión de los chinos, proponiendo como herramientas para contenerlas la promoción del libre mercado en la región y las exigencias en materia de respeto a los derechos humanos.

Lo que dicen los estadounidenses: respecto al impacto para Estados Unidos del crecimiento económico chino, el 9% de los estadounidenses lo considera positivo, el 49% entre positivo y negativo y el 40% negativo. En efecto, un porcentaje cada vez mayor de estadounidenses considera que el comercio con China es injusto para Estados Unidos, pasando de 53% de las respuestas en 2002 a 67% en 2012. Sin embargo, solo el 40% de los encuestados considera que China representa una amenaza a los intereses vitales de Estados Unidos. El 69% de los encuestados se opondría al uso de tropas estadounidenses en el caso de que China invadiera Taiwan, frente solo el 28% que lo apoyaría. Al final, la mayoría de los encuestados premió la cooperación (69%) al enfrentamiento (30%) en la relación de su país con China y la opinión se divide a mitades respecto a su los dos países son amigos o competidores.

Romney u Obama ¿Cuál tiene una propuesta de política exterior más coherente? ¿Cuál de los dos candidatos está en mayor sintonía con la opinión pública estadounidense? Cuénteme lo que piensa, comente.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Los candidatos republicanos y el mundo.

Sobre la política exterior de los principales precandidatos republicanos a la presidencia de EEUU

La carrera a la dominación republicana para la presidencia de Estados Unidos ha sido bastante movida, sobre todo, respecto a la cantidad de candidatos y la indecisión que los electores aún mantienen sobre su favorito. En efecto, solo Mitt Romney ha sostenido su intención de voto en las encuestas durante el último año (rodeando el 20% de intención), mientras que un desfile de candidatos, impulsados por sus lanzamientos de campaña y la atención de los medios, han ocupado brevemente el primer lugar. Michelle Bachman, Rick Perry y Herman Cain han entrado en esta categoría; en las nubes por unas semanas para luego volver al anónimo lugar del que habían salido.

Las últimas dos semanas han traído sin embargo a un nuevo favorito y al último de los contendores de Romney: Newt Gingrich. Un polémico ex presidente de la cámara de representantes, famoso por sus posturas radicales y declaraciones fuera de tono. Su súbita popularidad podría tratarse de otra burbuja como la de Bachman, Perry o Cain, pero los analistas señalan que a solo un mes de celebrarse las primarias republicanas, la pelea se decidirá entre Gingrinch y Romney, con el primero en la delantera.

Ahora bien, una revisión general de la visión de ambos candidatos sobre el mundo y especialmente, sobre el papel que su gobierno jugaría en el caso de ser electos  podría darnos una imagen de lo que podemos esperar en el caso, no tan improbable, de que uno de estos hombres le gane a Barack Obama en 2012.

Newt Gingrich: este especialista en historia europea e investigador independiente en temas sociales y políticos es considerado por muchos dentro del partido como un “intelectual” republicano. Sin embargo, ni siquiera sus actividades académicas han estado exentas de controversias y muchas de sus afirmaciones durante esta campaña, especialmente en términos de política exterior, han sido para muchos una seña de un radicalismo peligroso. Así, Gingrich ha desconocido la existencia de un “pueblo palestino”, mientras intenta acercarse a la comunidad judía estadounidense al decir cosas como que el primer acto de su gobierno será pasar la embajada de su país en Israel de Tel Aviv a Jerusalén. También ha jugado la carta del miedo en sus afirmaciones sobre Irán, al plantear el programa nuclear de ese país como una amenaza “existencial” para Estados Unidos, lo que es a todas luces una exageración. Cuando sus posiciones no son controversiales son, quizás, contradictorias, en efecto, Gingrich se ha encontrado con que muchas de sus opiniones y posiciones respecto a temas como la Rusia de Putin o la intervención en Libia cambian con una rapidez inesperada. Aun así, y en términos generales, Gingrich es un defensor del libre comercio (impulsó, entre otros, el NAFTA) y el excepcionalismo estadounidense, sobre todo, en su papel de intervenir en situaciones de riesgo internacional (apoyó las misiones en Bosnia, Kosovo y Haití).

Mitt Romney: el ex gobernador de Massachusetts y hombre de negocios mormón se ha mantenido como el candidato más estable en la intención de voto y a veces favorito, durante la carrera por la nominación republicana a la presidencia de Estado Unidos. Para mucho supone un tono moderado respecto a la mayoría de sus contrincantes y podría ser, una vez enfrentado a Barack Obama, el que tenga mayores posibilidades de atraer el voto de los independientes e incluso de algunos demócratas. Romney mantiene la mayoría de las posiciones tradicionales del partido republicano en términos de política exterior, esto es, más gasto militar, mayor seguridad en las fronteras, relaciones más estrechas con Israel y mano dura contra China, Irán y Corea del Norte. Sin embargo, el ex gobernador no resulta tan propenso a pensar en guerras y conflictos en el exterior como muchos de sus contrincantes y se mantiene saludablemente escéptico frente al tipo de peligros reales a los que se enfrenta Estados Unidos. Quizás esa sea su mayor ventaja, pero también desventaja: su prudencia. Por ejemplo, Romney ha señalado que no atacaría Pakistán y que preferiría la diplomacia en el caso de que las relaciones se siguieran agriando. Esto apela a las personas del centro y a los republicanos moderados, pero deja de lado un cuerpo importante de su partido, más radical y que puede llegar a decidir la elección del candidato republicano.

Por supuesto, en un ambiente de lenta recuperación económica y un desempleo extendido los temas internacionales son lo que menos trasnocha a los estadounidenses. En una manera extraña, somos el resto del mundo y no quienes elegirán al próximo presidente de los Estados Unidos, los más preocupados, porque aquel hombre tendrá en sus manos el destino de muchos otros en el resto del mundo.

¿Ganará Gingrich o Romney la nominación republicana? ¿Podrán ganarle a Obama? Cuénteme lo que piensa comente.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 271 seguidores más

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter