Posts Tagged 'Pakistán'

¿Son los ataques con drones una buena estrategia para luchar contra el terrorismo?

dronesRT

Fuente: RT.com

Por Santiago Silva Jaramillo

La semana pasada el presidente estadounidense, Barack Obama, reconoció la muerte de un ciudadano estadounidense y uno italiano durante una operación de bombardeo en Pakistán, adelantada por drones -aviones no piloteados- que apuntaba a dar de baja a varios miembros de al-Qaeda que se presumián en el sitio. Su anuncio incluyó una disculpa de parte de su gobierno a las familias de ambos muertos, rehenes del grupo islamista de hacía varios meses.

La noticia ha provocado reacciones de varios grupos de defensa de derechos humanos que han señalado por años las dificultades inherentes del programa de operaciones con drones de evitar las muertes de civiles inocentes. De acuerdo a datos del Bereau of Investigative Periodism, que hace un juicioso seguimiento de los reportes de ataques y muertes por drones, al menos un cuarto de las muertes causadas por operaciones en Pakistán serían civiles.

El problema, por supuesto, es que los ataques son utilizados como parte de las operaciones contra el terrorismo y acciones encubiertas de la CIA y las fuerzas armadas estadounideneses por sus ventajas sobre casi cualquier otra alternativa. Obama ha aumentado la utilización de los ataques con drones, por un lado, por las mejoras recientes en términos de su autonomía y precisión, pero sobre todo, porque suponen una manera “indirecta” de luchar contra grupos como al-Qaeda o al-Shabaab sin comprometer recursos humanos e incluso a un bajo costo económico si se comparan con otras operaciones más “convecionales”.

drones

Dar clic para ampliar la imagen

Los grupos que critican la utilización extensiva de los ataques con drones señalan sin embargo que el programa esta poco vigilado y que la decisión de bombardear un lugar o no -exponiendo la muerte de civiles- se toman con información comunmente incompleta y por burócratas de nivel medio.

Ahora bien, el incidente de los civiles estadounidense e italiano muerto tienen pocas probabilidades de cambiar la política de Estados Unidos en términos de su utilización de drones para atacar sospechosos de pertenecer a organizaciones islamistas, pero sí puede aumentar la presión sobre mayor información y control sobre cómo y quién ordena los ataques y si estas decisiones utilizan la información de inteligencia suficiente y las medidas de precaución necesarias, para intentar evitar el alto costo para los civiles de estos ataques.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Las guerras de 2013

guerra siria

Fuente: The Big Picture – Boston.com

Sobre los conflictos armados en desarrollo

Los últimos días han presenciado importantes cambios en las guerras que se pelean actualmente en el mundo, de igual manera, Vision of Humanity presentó su informe anual de paz; este parece un momento oportuno para evaluar los principales conflictos armados de 2013. Por un lado, Estados Unidos ha decidido empezar a enviar armas a los rebeldes sirios en el conflicto que los enfrenta al gobierno de Bashar al-Assad que ya suma unas noventa mil muertes y las fuerzas de paz de la ONU han recibido carta blanca para luchar por el gobierno en la guerra del Congo. En efecto, revisamos los conflictos que involucran la lucha entre dos o más actores (en los que por lo menos uno de ellos es el Estado) y que registraron más de mil muertes en un año.

  • Conflicto armado en Birmania. Año de inicio: 1948. Beligerantes: Gobierno birmano Vs. Rebeldes comunistas y provinciales (MNDAA, ALP-ALA, KIO.KIa, entre otros). Causas: diferencias étnicas, descontento político y separatismo. Muertes civiles y militares en 2012: 1.900. Muertes de todo el conflicto: 210.000. Financiación: tráfico de opio y apoyo extranjero. Puesto en el Global Peace Index: 140 de 162. Fuentes de información: GlobalSecurity.org, The Economist, Vision of Humanity.
  • Conflicto armado en Colombia. Año de inicio: 1964. Beligerantes: Gobierno colombiano Vs. Grupos insurgentes y criminales (Farc, Eln, bacrim, entre otros). Causas: descontento político, abandono estatal y conflicto de tierras. Muertes civiles y militares en 2012: 1.500. Muertes de todo el conflicto: 150.000-200.000. Financiación: tráfico de estupefacientes y otras economías criminales. Puesto en el Global Peace Index: 147 de 162. Fuentes de información: GlobalSecurity.org, The Economist, Vision of Humanity.
  • Guerra en Afganistán. Año de inicio: 1978-2001. Beligerantes: Gobierno afgano y OTAN Vs. Insurgencia talibán. Causas: diferencias étnicas, conflicto civil, terrorismo y cambio de régimen. Muertes civiles y militares en 2012: 5.100. Muertes de todo el conflicto: 600.000-2.000.000. Financiación: tráfico de opio y apoyo extranjero. Puesto en el Global Peace Index: 162 de 162. Fuentes de información: GlobalSecurity.org, The Economist, Vision of Humanity.
  • Guerra civil en Somalia. Año de inicio: 1991-2009. Beligerantes: Gobierno afgano y apoyo internacional Vs. Insurgencia y grupos terroristas (Al-Shabbab, milicias locales, entre otros). Causas: falla estatal, conflicto civil, étnico y tribal, intervención extranjera. Muertes civiles y militares en 2012: 4.100. Muertes de todo el conflicto: 300.000-400.000. Financiación: pillaje, secuestro y piratería, apoyo internacional. Puesto en el Global Peace Index: 161 de 162. Fuentes de información: GlobalSecurity.org, The Economist, Vision of Humanity.
  • Guerra civil en Irak. Año de inicio: 2003. Beligerantes: Gobierno iraquí y apoyo internacional Vs. Insurgencia y grupos terroristas (Al-Qaeda, milicias locales, entre otros). Causas: falla estatal, conflicto civil, étnico y tribal, intervención extranjera. Muertes civiles y militares en 2012: 5.500. Muertes de todo el conflicto: 100.000-1.200.000. Financiación: apoyo internacional. Puesto en el Global Peace Index: 152 de 162. Fuentes de información: The Economist, Vision of Humanity.
  • Guerra en Pakistán. Año de inicio: 2004. Beligerantes: Gobierno pakistaní y apoyo internacional Vs. Grupos terroristas y milicias locales (Al-Qaeda, talibanes, entre otros). Causas: conflicto étnico y religioso e intervención extranjera. Muertes de civiles y militares en 2012: 9.200. Muertes de todo el conflicto: 38.800. Financiación: tráfico de opio y apoyo internacional. Puesto en el Global Peace Index: 157 de 162. Fuentes de información: GlobalSecurity.org, The Economist, Vision of Humanity.
  • Guerra contra el narcotráfico en México. Año de inicio: 2006. Beligerantes: Gobierno mexicano Vs. Organizaciones narcotraficantes. Causas: tráfico de estupefacientes. Muertes de civiles y militares en 2012: 25.400. Muertes de todo el conflicto: 60.420. Financiación: tráfico de estupefacientes y otras economías criminales. Puesto en el Global Peace Index: 133 de 162. Fuentes de información: GlobalSecurity.org, The Economist, Vision of Humanity.
  • Guerra tribal en Sudán. Año de inicio: 2009. Beligerantes: Sudán del Norte Vs. Sudán del Sur y organizaciones insurgentes. Causas: conflicto étnico, escases de recursos. Muertes de civiles y militares en 2012: 2.900. Muertes de todo el conflicto: 10.000-12.000. Financiación: apoyo internacional, pillaje. Puesto en el Global Peace Index: 158 de 162 y 143 de 162. Fuentes de información: GlobalSecurity.org, The Economist, Vision of Humanity.
  • Guerra civil en Siria. Año de inicio: 2011. Beligerantes: Gobierno sirio Vs. Organizaciones insurgentes. Causas: conflicto étnico-religioso, conflicto civil. Muertes de civiles y militares en 2012: 72.200. Muerte de todo el conflicto: 93.000-120.000. Financiación: apoyo extranjero. Puesto en el Global Peace Index: 160 de 162. Fuentes de información: GlobalSecurity.org, The Economist, Vision of Humanity.

¿Es la guerra una inevitable compañera de la historia humana? Cuénteme lo que piensa, comente.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Mapa: Un mundo nuclear

Un mundo nuclear: este mapa recoge datos de 2012 sobre los arsenales de armas nucleares en el planeta. Aunque las estadísticas para las grandes potencias parecen ser algo claras (y sus arsenales se hayan reducido desde el final de la Guerra Fría) los de las “pequeñas” potencias nucleares son algo menos seguras y estarían en aumento. Fuente: fas.org

Un mundo nuclear

¿Le gustó este mapa? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

El nuevo arte de la guerra

Fuente: Th big picture - Boston.com

Sobre el impacto de los aviones no tripulados y los mecanismos electromagnéticos en la nueva forma de hacer la guerra.

MuammarGadafi no lo esperaba, ni  la centena de hombres que huían junto a él de la recién liberada ciudad de Sirte en una caravana de varios carros por una solitaria carretera sobre el desierto. Pero luego de un breve destello en el cielo, varias de las camionetas salieron volando por los aires envueltas en un remolino de fuego. Poco después, un grupo de rebeldes que perseguían a Gadafi lo apresaron para luego, en confusos hechos, ejecutarlo. Pero ¿quién impactó el convoy de Gadafi?

La OTAN, por supuesto, pero lo relevante de este ataque (además de la posterior muerte del dictador libio, obviamente) es el vehículo utilizado para perpetuarlo: un “Reaper MQ-9”, un avión no tripulado estadounidense que ha llegado a los campos de batalla del mundo para cambiarlos para siempre.

No solo ha participado en misiones durante la zona de exclusión aérea en Libia, también ha visto acción apoyando a las tropas desplegadas en Afganistán, realizando ataques de precisión contra miembros de Al-Qaeda en Somalia y Yemen y liquidando a altos miembros de los talibanes y la red Haqqani en el norte de Pakistán. Sus campañas han sido tan exitosas que incluso un precandidato republicano a la presidencia propuso usarlos contra los narcotraficantes en la frontera mexicana.

Su principal ventaja, además de la seguridad del piloto, que se encuentra a cientos de kilómetros en la seguridad de un cuarto de control, es lo barato que resulta, comparativamente, utilizar estas naves frente a los aviones convencionales. Y hablo del piloto porque los vehículos no tripulados tienen varios (en realidad, unos 160), no son robots, como algunos creen, sino aeronaves operadas a distancia por un numeroso equipo.

Los vehículos no tripulados se constituyen en el futuro de la guerra. Actualmente, más pilotos son entrenados en Estados Unidos para operar “reapers” que para pilotear aviones convencionales. De igual manera, los aviones no tripulados realizan más misiones que su contraparte  y su participación en las acciones bélicas estadounidenses han crecido exponencialmente en los últimos cinco años.

Pero Estados Unidos no es el único utilizando o desarrollando esta nueva arma, China, Israel, Rusia, Gran Bretaña, Francia, entre otros países, cuentan con programas de desarrollo de vehículos no tripulados. Los vehículos no tripulados de combate hacen parte de esta nueva manera de hacer la guerra, en donde la movilidad y capacidad de acción en terrenos difíciles es fundamental y en donde los hombres (en tanto maquinas de combate) pierden protagonismo.

Sin embargo, los “predators” estadounidenses no representan el más impresionante de los últimos avances en términos de tecnología bélica. Los más recientes desarrollos tecnológicos y proyectos de investigación en armamento se han concentrado en los dispositivos electromagnéticos, capaces de causar tremendos estragos en los aparatos electrónicos de los enemigos antes que en sus hombres. Esta nueva arma busca causar enormes pérdidas materiales y tácticas al contrario, con el mínimo de bajas humanas posibles, sobre todo, de civiles.

Existe algo similar a una carrera armamentista en cuanto al desarrollo tanto de los vehículos no tripulados, como de las armas electromagnéticas, así, por supuesto, como en la invención de dispositivos que puedan contrarrestar la efectividad de ambos dispositivos. Lo más interesante, al fin de cuentas (dejando futurismos  aparte) es la manera excepcional en que la naturaleza de la guerra, aunque permanente, impulsa a los hombres a inventar cada día con más ingenio, nuevas maneras de pelear contra el enemigo.

¿Es la guerra cada vez menos “humana”? ¿Cuál es el futuro de los enfrentamientos bélicos? ¿Cómo pueden cambiar estas nuevas armas la manera como se pelean las guerras? Cuénteme lo que piensa, comente.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Mapa: El Mundo en Guerra

El Mundo en Guerra: los principales conflictos armados activos del planeta, su fecha de inicio, muertes, tipo y tendencia. Fuentes: sipri.org, ucdp.uu.se y globalsecurity.org.

El mayor peligro.

De porqué las armas nucleares de Pakistán representan el mayor peligro para la seguridad internacional.

El pasado 23 de mayo, seis comandos de la facción pakistaní de los talibanes atacaron una base naval en la ciudad de Karachi. El ejército de Pakistán solo logró recuperar el control del lugar luego de 16 horas de intensos combates. Un portavoz talibán sostuvo que la acción había sido una retaliación por la muerte de Osama bin Laden; pocos días después, otros ataques suicidas y bombas sacudieron al país. La humillación para el ejército pakistaní, que se ha visto en verdaderos aprietos para evitar estas acciones, y la creciente desconfianza de la comunidad internacional en el compromiso de los altos mandos militares de combatir a las organizaciones terroristas, han disparado el temor por la situación de inestabilidad dentro de Pakistán.

En 1971, luego de perder otra dura guerra contra India por la disputada región de Cachemira, la dirigencia pakistaní inició la elaborada y difícil tarea de conseguir armas nucleares. Cuando algunos años después lo consiguió, luego de robar secretos industriales en Europa e incluso recibir financiamiento de Gaddafi, los pakistaníes se sentaron sobre un arsenal nuclear modesto, pero con todo el potencial para amenazar y sobornar al mundo.

Digo amenazar, porque gracias a su capacidad nuclear, Pakistán ha logrado mantener una efectiva detente con India, donde ninguno de los dos países puede ganar mucho frente al otro o dejar que el conflicto escale. De esta forma, los servicios secretos pakistaníes han podido patrocinar ataques terroristas contra objetivos indios y recibir respuestas muy tibias por parte de las prudentes fuerzas de seguridad de Nueva Delhi.

Y digo sobornar, porque si no fuera por sus armas nucleares, Pakistán no sería ni un décimo de lo importante que es para la comunidad internacional, no recibiría la cantidad de ayuda internacional que recibe, ni llamaría la atención de Estados Unidos de la forma que lo hace. Sus bombas nucleares le han dado un  prestigio y peso ficticio, pero indiscutible en el juego regional, que Pakistán no está dispuesto a perder.

Sin embargo, hechos como el ataque de la semana pasada (y las otras tantas acciones terroristas similares), levantan dudas sobre la capacidad de las fuerzas pakistaníes de proteger sus armas nucleares. Según un reporte del Centro para Combatir el Terrorismo de la academia militar de West Point, casi la totalidad de las centrales nucleares pakistaníes se encuentran en zonas con alguna presencia de militantes islamistas y aunque la seguridad puede ser mejor que la de la base naval de Karachi, los peligros de que éstas armas caigan en las manos equivocadas (así sea por un corto lapso de tiempo) supone un peligro para el mundo, pero sobre todo para el mismo Pakistán, que tiene que ser asumido.

Por eso, las sugerencias de muchos de que se despoje a Pakistán de sus armas nucleares cuanto antes, sin embargo, teniendo en cuenta lo complejo de la situación y los intereses en juego, esto es sumamente difícil de hacer. Pero mientras la situación de seguridad del país se degrade, el peligro de sus armas nucleares será cada vez mayor y más complejo de enfrentar.

¿Qué otros peligros traería la desestabilización de Pakistán? ¿Cómo se podría disminuir el riesgo de que las armas nucleares caigan en las manos equivocadas? Cuénteme lo que piensa, comente.

Los invito a que voten por esta entrada y se suscriban al blog para recibir actualizaciones a su correo y el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán el mundo en la próxima década”.

La cercanía de los enemigos.

Sobre el siguiente escenario de la ‘guerra contra el terrorismo’.

Bin Laden ha muerto. E incluso hay quienes predicen que su sueño, el Choque de Civilizaciones, ha fracasado. Sin embargo, la guerra contra el terrorismo se encuentra bastante lejos de terminar e incluso, podría decirse, está apunto de reinventarse a si misma. Luego del ataque de las fuerzas especiales de la marina estadounidense, SEAL, en el complejo de Abbotabad, donde murió el líder de Al-Qaeda, los suspiros de alivio e incluso gritos de alegría fueron reemplazados rápidamente por una pregunta sobre la cabeza del público mundial: ¿sabía Pakistán del escondite de Bin Laden? O aún peor: ¿lo estaban escondiendo?

Los oficiales pakistaníes, incluso el ex presidente Pervez Musharaf, han respondido con una incoherencia que solo alienta las sospechas, culpando a la extensión de su país y la ausencia de cooperación de los servicios de inteligencia estadounidenses. También, como lo que algunos han señalado es una táctica de distracción, se han enfocado en la parte en la que las fuerzas militares extranjeras violan su territorio y soberanía y no en la que el hombre más buscando del mundo vivía en su patio trasero.

Porque eso es exactamente lo que es Abbotabad, un lugar de retiro para los generales y oficiales del ejército pakistaní. Incluso hay algunas bases y centros de reclusión en los alrededores. Ahora bien, ninguna de las excusas del ejército de Pakistán los deja bien parados, como señala The Economist, pues, o bien fallaron en encontrar a Bin Laden, que se escondía literalmente bajo sus narices, o si en realidad lo ayudaban, pero no pudieron oponer ninguna resistencia frente al ataque estadounidense. En ambos escenarios, el incapaz ejército pakistaní sale bastante humillado.

Y eso es importante porque el régimen político de Pakistán se sustenta, y lo ha hecho por años, en los militares y una pérdida de credibilidad semejante frente a la población puede llevar a que se ejerzan presiones importantes en el débil sistema del país.

Por otro lado, todo el incidente señala y profundiza el empeoramiento de las relaciones entre Estados Unidos y Pakistán, que han mantenido una frágil alianza por años. Ataques contra civiles por aviones no tripulados estadounidenses y problemas de confianza entre los servicios de inteligencia de ambos países han deteriorado su alianza contra los grupos terroristas escondidos (o asilados ¿?) en Pakistán. La celebré ISI pakistaní (directorio de servicios de inteligencia), ha sido sospechosa de mantener lazos y proteger organizaciones terroristas.

Finalmente,  con un Afganistán más estable, Estados Unidos y la comunidad internacional tendrán que presionar a los militares, oficiales y miembros de la ISI pakistaníes, para que su compromiso en la lucha contra el terrorismo islamista supere la pantomima actual. El reto sin embargo, incluye a una población civil contraria a la influencia y presencia extranjera, a unos miliares resentidos y desconfiados y a que Estados Unidos y Europa se encuentran, luego de la muerte de Bin Laden, listos para abandonar el  suroeste asiático tan pronto como les sea posible.

¿Nos encontramos cerca del final de la ‘guerra contra el terrorismo? ¿es ésto posible? ¿escondía Pakistán a Bin Laden? Cuénteme lo que piensa, comente.

Esenciales: 5 verdades de la política internacional que todos deberíamos saber.

El mundo es un lugar emocionante, que cambia constantemente y, en los últimos años, tan inconstante que predecir qué pasará después es casi imposible. Sin embargo, hay algunas cosas con las que siempre se puede contar (5 en este caso). Las siguientes son algunas verdades de la política internacional.

1.       El expansionismo chino es económico: en su mayoría (esto es en cualquier otro lugar menos su vecindario inmediato) China siempre buscará asegurarse recursos primarios para la sostenibilidad de su crecimiento económico. Donde haya acero, petróleo o carbón, habrá un agente diplomático o empresarial chino comprando todo lo que se mueva.

2.       La clave para ganar la guerra en Afganistán está en Pakistán: los militares pakistaníes siempre han apoyado a los talibanes, porque los extremistas les han servido bien durante su largo conflicto contra India, y mientras la desconfianza de los altos mandos de Pakistán por el gobierno indio continúe (y nada parece indicar que esto vaya a cambiar) seguirán dando refugio y ayuda a los talibanes. De esta forma, actuarán siempre con torpeza y lentitud cuando se vean presionados por EEUU, que seguirá pelando una frustrante y desgastante guerra en Afganistán contra un escurridizo enemigo que se fortalece gracias a la ayuda pakistaní.

3.       Corea del norte (y no Irán) es el país más peligroso para la comunidad internacional: el país cuenta con un numeroso ejército, una población subyugada y pobre, armas nucleares y un dictador con especial apetito por crear problemas y llamar la atención. Sin embargo, todavía no hemos visto nada; pues cuando el hijo del actual dictador norcoreano Kim Jong Il, Kim Jong Un, acceda al poder, querrá demostrar su fuerza a los militares que sostienen su régimen y lo hará retando al mundo de cuantas formas se le ocurran.

4.       EEUU no está en decadencia: es un lugar común afirmar que actualmente estamos presenciando la decadencia estadounidense, sin embargo, la realidad parece decir lo contrario, pues aún en medio de una profunda recesión y peleando una larga guerra, EEUU se sostiene como superpotencia mundial (y lo hará por muchos años más).

5.       Rusia es un oso de papel: aunque los rusos han encontrado su lugar en el escenario mundial durante los gobiernos de Putin y Medvedev (los últimos 10 años), la bonanza petrolera y la guerra contra Georgia en 2007 pudieron hacer ver a Rusia como más poderosa de lo que realmente es y aunque con su arsenal nuclear y sus grandes reservas de hidrocarburos no puede ser ignorada, la imagen de fortaleza que intenta demostrar en el exterior, busca ocultar una economía estancada, una población descontenta y resignada y una clase política corrupta cuando no incompetente.

¿Qué otra situación o dinámica parece invariable en el orden internacional actual? Cuénteme lo que piensa, comente.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 221 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter