Posts Tagged 'Yemen'

¿Por qué hay cientos de colombianos combatiendo en Yemen?

RTR4V0OK-1024x655

Combatientes de la milicia huti, Yemen – Fuente: Reuters.com

Por Santiago Silva Jaramillo

Adén es un puerto comercial a orillas del océano indico; en sus calles estrechas se comercia con pescado, mariscos y hortalizas, en los edificios de ladrillo rojo y marrón departen, aliviados del calor por la brisa marina y el té frío, negociantes, líderes tribales y el ocasional intermediario de piratas somalíes. En sus calles ya patrullan mercenarios latinoamericanos -la mayoría colombianos- que hacen parte de las fuerzas sunnitas aliadas del gobierno yemení y que planean lanzar una ofensiva contra la tribu huti que ocupa la capital, Sanaá, en el norte del país.

Ahora es Yemen -como Bahrein, Kuwait, Irak y Libia antes- el lugar que recibe a cientos de mercenarios colombianos buscando un buen salario por pelear una guerra ajena ¿cuántos de esos colombianos entenderán las peculiaridades del conflicto entre sunismo y chiismo? ¿Alguno sabrá por qué los rebeldes Huti pelean contra el gobierno yemení? ¿Les importará?

El mercenarismo no es, ni de lejos, un fenómenos reciente o novedoso; es tan viejo como la guerra organizada, tan ancestral como la disposición humana a resolver conflictos grupales por medio de la violencia sistemática. Por otro lado, los mercenarios son atractivos porque suponen fuerzas experimentadas en la guerra y que pueden “acomodar” su lealtad a un nuevo patrón por el único incentivo del pago. Esto los vuelve poco confiables -así lo advertía Maquiavelo- pero no deja de hacerlos útiles para acompañar a fuerzas más bisoñas en operaciones y combates.

El final de las guerras siempre deja a muchos combatientes sin oficio, décadas de enfrentamientos han creado una clase social de soldados, hombres -y algunas mujeres- que solo saben de la milicia y que con el final, o al menos la reducción en la intensidad de las hostilidades, se encuentran al borde se la obsolescencia.

Colombia no solo debe pensar en lo que va a hacer en los próximos años con los combatientes desmovilizados de las guerrillas; el inevitable desescalamiento de la guerra en el marco de los procesos de paz con Farc y Eln llevará a una eventual, así sea gradual, reducción del pie de fuerza de la fuerza pública (sobre todo en el ejército) ¿qué se hará con esos miles de hombres en armas? ¿Añadirlos al bien más exportado por Colombia, su capital humano? ¿Dejarlos ir a pelear una guerra ajena en algún rincón olvidado de este planeta de conflictos extraños?

Porque el segundo elemento, complementario a la oferta de veteranos desempleados colombianos, es la demanda por parte de regímenes o fuerzas militares de combatientes experimentados en conflictos rancios. En este caso, han sido las autocracias árabes de los países del golfo pérsico los principales empleadores de estos mercenarios. En este caso, la inestabilidad y el surgimiento de conflictos en Medio Oriente se ha convertido en el principal mercado internacional de mercenarios. Así, mientras algunos países latinoamericanos, pero sobre todo Colombia, siga produciendo veteranos sin muchas perspectivas locales, seguirá exportando combatientes a conflictos lejanos.

 ¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Anuncios

¿Son los ataques con drones una buena estrategia para luchar contra el terrorismo?

dronesRT

Fuente: RT.com

Por Santiago Silva Jaramillo

La semana pasada el presidente estadounidense, Barack Obama, reconoció la muerte de un ciudadano estadounidense y uno italiano durante una operación de bombardeo en Pakistán, adelantada por drones -aviones no piloteados- que apuntaba a dar de baja a varios miembros de al-Qaeda que se presumián en el sitio. Su anuncio incluyó una disculpa de parte de su gobierno a las familias de ambos muertos, rehenes del grupo islamista de hacía varios meses.

La noticia ha provocado reacciones de varios grupos de defensa de derechos humanos que han señalado por años las dificultades inherentes del programa de operaciones con drones de evitar las muertes de civiles inocentes. De acuerdo a datos del Bereau of Investigative Periodism, que hace un juicioso seguimiento de los reportes de ataques y muertes por drones, al menos un cuarto de las muertes causadas por operaciones en Pakistán serían civiles.

El problema, por supuesto, es que los ataques son utilizados como parte de las operaciones contra el terrorismo y acciones encubiertas de la CIA y las fuerzas armadas estadounideneses por sus ventajas sobre casi cualquier otra alternativa. Obama ha aumentado la utilización de los ataques con drones, por un lado, por las mejoras recientes en términos de su autonomía y precisión, pero sobre todo, porque suponen una manera “indirecta” de luchar contra grupos como al-Qaeda o al-Shabaab sin comprometer recursos humanos e incluso a un bajo costo económico si se comparan con otras operaciones más “convecionales”.

drones

Dar clic para ampliar la imagen

Los grupos que critican la utilización extensiva de los ataques con drones señalan sin embargo que el programa esta poco vigilado y que la decisión de bombardear un lugar o no -exponiendo la muerte de civiles- se toman con información comunmente incompleta y por burócratas de nivel medio.

Ahora bien, el incidente de los civiles estadounidense e italiano muerto tienen pocas probabilidades de cambiar la política de Estados Unidos en términos de su utilización de drones para atacar sospechosos de pertenecer a organizaciones islamistas, pero sí puede aumentar la presión sobre mayor información y control sobre cómo y quién ordena los ataques y si estas decisiones utilizan la información de inteligencia suficiente y las medidas de precaución necesarias, para intentar evitar el alto costo para los civiles de estos ataques.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Guerras no guerra

Fuente: The Big Picture – Boston.com

Sobre las otras guerras de Estados Unidos

La semana pasada, en la localidad somalí de Haradhere, fuerzas internacionales lideradas por Estados Unidos atacaron una guarida de piratas, destruyendo varias lanchas rápidas en la primera operación de este tipo realizada desde que la crisis de piratería en el Mar Índico escaló hace tres años.

Por supuesto, la intervención en Somalia no solo viene en la forma del control de la piratería. Estados Unidos ha realizado varios ataques con drones en el país africano durante los últimos años, particularmente contra jefes de la red terrorista Al-Shabaab y en apoyo de las operaciones del ejército keniano para derrotar a este grupo.

Estas operaciones constituyen, para muchos, otro frente de guerra para los estadounidenses, así no les exija una gran cantidad de recursos y no aparezca en las noticias todos los días como Afganistán o Irak.

Pero Somalia no es ni muchos menos el único nuevo conflicto en el que se ve involucrado Estados Unidos en los últimos tiempos. Yemen también recibe mucha atención por parte de los asesores militares y los ataques dirigidos del ejército estadounidense, recientemente, los recursos de apoyo al gobierno yemení se han incrementado, junto con las operaciones con drones, en la lucha contra las células de Al-Qaeda en el territorio de este país al sur de la península arábiga.

La llamada “Doctrina Obamade intervención internacional, en la que las fuerzas terrestres y los grandes despliegues militares son reemplazados por  acciones de comando, apoyo logístico a las fuerzas locales y los bombardeos selectivos, particularmente con drones.

Estos nuevos conflictos, aunque de baja intensidad, pueden representar desafíos enormes para las fuerzas e intereses de Estados Unidos a largo plazo. Pues requieren de un pulso enorme para no empeorar la situación local mientras se atiene el problema de resolver o por lo menos contener la violencia y sus repercusiones.

Pero estas nuevas guerras de Obama resultan problemáticas por otro asunto de política interna, su dificultad de ser controladas políticamente, mejor dicho, la ausencia total de “accountability” sobre lo que se hace o deja de hacer. En efecto, tanto las fuerzas espaciales, los consultores militares y sobre todo los drones, suponen herramientas de guerra excesivamente difíciles de auditar por parte de los otros poderes político estadounidenses.

Este tipo de libertad operativa del ejecutivo puede llevar a que excesos o errores en las intervenciones sean obviados o desconocidos. De igual manera, le da un aire de ilegalidad internacional a todo el asunto, empeorado por el secretismo y la confidencialidad.

Un excelente ejemplo de esto fue la reciente discusión en el ceno del sistema político y judicial estadounidense sobre la legalidad de las operaciones adelantadas por drones en territorio internacional y si los muertos constituían ejecuciones extrajudiciales. El Fiscal General estadounidense determinó que las operaciones eran legales y legitimas de defensa, pero el sinsabor en la opinión, particularmente la especializada, permanece.

¿Son éstas intervenciones legales o legítimas? ¿Son una buena manera de pelear una guerra sin las dificultades y colaterales de una invasión en toda regla? ¿Se puede ganar una guerra de ese tipo? ¿Se le saldrán de las manos estas acciones a Estados Unidos eventualmente? Cuénteme lo que piensa, comente.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase gratis al blog y recibirá el texto “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década” y el mapa “Los BRIC’s en perspectiva”.

Observatorio revolucionario (2 de 2)

Sobre cómo van las revueltas y manifestaciones de la Primavera Árabe.

(Lea la primera parte)

Cuando a finales del año pasado y durante los primeros meses de 2011, miles de personas llevaron su frustración y ansias de libertad a las calles de Túnez, El Cairo, Damasco y Trípoli. Las revueltas han seguido caminos diferentes sin embargo, desde el relativo éxito de los tunecinos y la difícil situación post-Mubarak en Egipto, hasta las represiones violentas en Siria y Bahréin, la intervención internacional en Libia y la guerra civil en Yemen.

El resultado de estos procesos determinará la conformación geopolítica de Oriente Medio y el norte de África y el futuro de otras revueltas similares contra regímenes autocráticos en el resto del mundo. ¿Cómo van las revueltas en cada país? ¿Han sido exitosas en encaminarlos a un futuro más democrático? ¿Qué pasará con los enfrentamientos entre gobiernos y manifestantes?

A continuación, una mirada rápida y por país, a cómo van las revueltas árabes:

Libia: impulsada por las protestas en la ciudad de Benghazi, al este del país, los ciudadanos libios dieron inicio a un conjunto de manifestaciones pro democráticas que llevó a su líder, Muammar Gadafi, en el poder desde hace 42 años, ha lanzado una violenta campaña para sofocar la rebelión.  Alertada de las violaciones de Derechos Humanos cometidas por los hombres de Gadafi, la comunidad internacional se movilizó y el Consejo de Seguridad de la ONU autorizó el uso de la fuerza para proteger a los civiles libios. La OTAN intervino y desde entonces desarrolla una operación militar que implementa una zona de exclusión aérea. La situación ha decaído en una guerra entre los leales a Gadafi contra los rebeldes apoyados por la alianza internacional. Los rebeldes libios, que fueron acorralados casi hasta la derrota en los inicios de la acción de las fuerzas gubernamentales, han logrado, luego de avances y retrocesos, falta de comunicación, fuego amigo y falta de armas, municiones y preparación logística y militar, alcanzar puntos estratégicos y asegurar su posición. La victoria, parece, demorará un poco más, pero llegará. El mismo Gadafi se ha visto obligado en los últimos días a reclutar a mujeres y niños para defender Trípoli. Mientras tanto, el gobierno provisional de Benghazi, bastión de los rebeldes, ha logrado ganar el apoyo y reconocimiento de la comunidad internacional. La resolución de la guerra en Libia puede estar cerca, pero como las otras revueltas han demostrado, ni su desenlace, ni su resultado, pueden ser predichos con facilidad.

Yemen: este país se encuentra en el sur de la península arábiga, en un lugar estratégico para el comercio internacional, el paso por el canal del Suez y la provisión de petróleo árabe a Europa. Sin embargo, su importancia geopolítica es inversamente proporcional a su inestabilidad y malas perspectivas políticas. Docenas de tribus y clanes, y una fuerte presencia de Al-Qaeda y otros grupos terroristas, habían sido mantenidos bajo un débil control por el corrupto gobierno de Ali Abdalá Saleh, en el poder desde hace unos treinta años. Las revueltas árabes inspiraron un movimiento en las calles de la capital, Saná, que exigía la renuncia del presidente Saleh. El gobierno yemení, como tantos otros puestos en una situación similar, inició una represión combinada con tenues esfuerzos de negociar y apaciguar los ánimos de los rebeldes. Aún así, la dinámica del país capturó las protestas y pronto descendió a una guerra entre clanes, manifestantes, gobierno y Al-Qaeda. El Sur del país, con una de las ciudades principales, Adén, ha caído en manos de un movimiento separatista, mientras en la capital, el presidente y sus fuerzas pelan una guerra urbana con un poderoso clan rival que ya le representó un grave atentado donde sufrió quemaduras del 40% de su cuerpo y Estados Unidos, ansioso por el avance de Al-Qaeda en varias ciudades del sur y centro del país, utiliza sus aviones son tripulados en bombardeos guiados contra mandos del grupo terrorista. Yemen es el mejor ejemplo de cómo todo puede salir mal en esta “Primavera Árabe”, con violencia, inestabilidad y terrorismo.

Siria: el presidente Bashar al-Assad respondió al desafío planteado por las protestas de los ciudadanos sirios con igual dureza que Gadafi en Libia. Movilizando primero a su policía y luego al ejercito, utilizando tanques de guerra y aviones para sofocar manifestaciones de civiles desarmados. Las voces internacionales pidiendo una intervención internacional a la manera de la que se adelanta en Libia no se hicieron esperar, pero encontraron poco eco en el Consejo de Seguridad de la ONU que se ha limitado a condenar la represión en Siria y a implementar sanciones contra el círculo de al-Assad. Aún así, prácticamente abandonados de cualquier ayuda internacional, los manifestantes han seguido ganando terreno, inspirados por las mismas atrocidades del régimen. El ejército sirio, por ejemplo, ha empezado a ver las primeras deserciones de importancia, donde soldados que peleaban por Bashar se han unido a las protestas, sobre todo gracias a su negativa a cumplir la orden de atacar a sus compatriotas manifestantes. Lo cierto es que la oposición siria gana coherencia mientras el gobierno de al-Assad la pierde, los manifestantes aumentan su fuerza con cada matanza y acto de represión y el presidente sirio, paradójicamente, cava su propia tumba con su campaña de violencia.

¿Cómo cree que van las revueltas en el Mundo Árabe? ¿Cuáles serán sus resultados? Cuénteme lo que piensa, comente.

Recuerden que por suscribirse al blog (en la columna de la derecha) recibirán en su correo electrónico el artículo inédito “10/10: diez tendencias que cambiarán al mundo en la próxima década”.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 230 seguidores

¡Publique en RealpolitikMundial!

Si le gusta escribir sobre temas de actualidad política y política internacional participe enviando sus textos a santiagosilvaj@yahoo.com. 500 palabras, una foto y enlaces. ¡Haga parte del blog!

Síganme en Twitter

  • RT @Valemogo: Esta invitación es para compartir y disfrutar de esta exposición que estará abierta hasta el 3 de Abril en la @bppiloto Y e… 6 hours ago
  • RT @PoliPerson: Hoy a las 5:00 p.m en la Casa Afro habrá sesión informativa sobre las convocatorias a estímulos para el arte y cultura de @… 8 hours ago
  • RT @CAPoliticoEAFIT: ¿Qué deberíamos informarle a las personas para cambiar los comportamientos negativos? La profesora @CBicchieri sugiere… 11 hours ago
  • RT @CAPoliticoEAFIT: Recuerden, si no pueden asistir al lanzamiento de “Nadar en contra de la corriente”, nos pueden sintonizar a través de… 11 hours ago
  • Vean qué dicha la programación de Cultura Parque para los próximos días en Parque Berrío, El Progreso, Parques del… twitter.com/i/web/status/1… 1 day ago
Anuncios